Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Categorías
Enlaces

De los GoldSmith y el nacimiento de los bancos

LINGORO

El dinero es deuda

El dinero es el medio de intercambio que desde siempre nos ha importado y preocupado a todos los seres humanos, a mayor o menor escala.

Saber de dónde proviene no está de más, aunque sea para tener un poco de noción sobre este asunto que tanto nos está tocando últimamente con el tema de la crisis, la deuda y el problema con los bancos, o simplemente por cultura general.

El sistema de la banca como tal surgió hace muchos años con los Goldsmith, los trabajadores del oro.  Al ser considerados el metal amarillo y la plata como los materiales más atractivos para realizar intercambios comerciales, los Goldsmith entraron en escena, regularizando el oro en moneda, dependiendo de su peso y su pureza hasta emitir una certificación.

En aras de proteger todo su oro, los Goldsmith se hicieron con una caja fuerte que pronto sus vecinos empezaron a demandar en forma de alquiler para depositar en ella su dinero y joyas.

Pasaba el tiempo y los vecinos rara vez retiraban su oro y sus joyas, y mucho menos lo hacían todos en la misma ocasión.  La razón eran los cheques extendidos por los Goldsmith a los depositantes por guardar su oro, que utilizaban en el mercado para comprar como si de este se tratara.

Por tema de facilidad y manejo, los clientes del banquero lo encontraban más adecuado, que cargar con las pesadas monedas para realizar sus transacciones comerciales.

Su fama se fue extendiendo, y más personas recurrían a ellos para que les guardaran su oro, lo que llevo a los Goldsmith y su ambición, a fabricar más cheques en función de los cheques del oro que depositaban los clientes en su caja fuerte, además del metal de los depositantes que custodiaban realmente.

De esta manera, pensaron que nadie se daría cuenta de la treta, si contaban con el oro para devolver a aquellos clientes que en algún momento desearan tenerlo consigo.

Pero en vez de sacar su oro de la caja fuerte, los clientes prefirieron que Goldsmith les pagase un interés por ese depósito, ya que había generado una gran fortuna a través de este negocio y sus vecinos deseaban que compartiera algún porcentaje de esas ganancias con ellos, y fue en este momento cuando nació la Banca.

El banquero pagaba un pequeño interés por el depósito del dinero de otras personas, que posteriormente prestaba a un interés más elevado, cubriendo con la diferencia los costes de la operación y su beneficio.

El sistema parecía sencillo, pero la manera en la que la banca actúa actualmente no es el mismo.

Goldsmith no estaba contento con lo que ganaba, y más aún porque sus préstamos estaban limitados por la cantidad de oro que poseía.  Aprovechándose de la ignorancia de los clientes, que no sabían realmente cuanto oro había en la caja fuerte, y actuando con omnipotencia al ser el único en conocer ese dato, empezó a generar dinero de la nada, extendiendo cheques sobre oro que ni siquiera  existía.

Este fraude tardo mucho tiempo en descubrirse, porque aunque el banquero se hacía exageradamente rico, las personas no lograban imaginar que pudiera crear dinero de la nada.

Pero todo finalizó para Goldsmith, cuando sus clientes alarmados por su gran riqueza, empezaron a reclamar su oro y plata, y el banquero no tenía suficiente para devolver a sus legítimos propietarios.

Este fraude terminó para los Goldsmith, pero continúa hoy en día, porque los bancos siguen creando dinero de la nada.  Desde un principio no se prohibió esta modalidad porque el deseo de expansión de los países europeos así lo requería, muy por el contrario, fue legalizada y regulada.

Posteriormente, cada uno de los bancos pactó el límite de dinero fraccionado que podía crear.  Limite que sobrepasaba el verdadero valor del oro y plata depositado, la proporción era de 9 dólares artificiales por 1 dólar en oro, es decir real.

Pactaron también, que en caso de un caos financiero, los bancos centrales se verían en la obligación de inyectar dinero en oro a los bancos locales, y si esto le sucede a varios bancos al mismo tiempo, el límite de crédito del Central se vería gravemente afectado, y amenazaría al sistema en general, que podría destruirse, situación que nos es familiar hoy en dia.

Por: Lizette Paternina


Tags: ,

Leave a Reply

Current ye@r *