Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Categorías
Enlaces

Archive for février, 2011

Crece la locura asiática por el oro

lundi, février 28th, 2011
LINGORO

Impulsada por una persistente inflación en China y la preocupación por la apreciación de su moneda, la demanda de oro en el continente asiático se mantiene alta y ha alcanzado en el primer mes de 2011 una cifra récord. En ese contexto, los ‘nuevos ricos’ y los segmentos de mayores ingresos tanto en China como India se están volcando al metal precioso como una manera segura de diversificar sus inversiones.

Tan solo en el mes de enero pasado, el Comercial Bank of China, una de las principales instituciones financieras del país, comercializó un total de 7 toneladas de lingotes de oro, lo que equivale a cerca de la mitad de todas las operaciones de venta registradas por el banco durante 2010. Sin embargo, el atractivo por el oro no se limita a las operaciones de compra de lingotes: la ascendente demanda de inversiones no físicas en torno al metal precioso, a través de depósitos a plazo, podría superar los 5.000 millones de yuanes hacia fines del corriente año.

Una de las claves de esta creciente demanda de oro en China tiene que ver con el alza de los precios, que aumentaron un 4,9% en enero con respecto a mismo mes del año pasado. Si bien los analistas proyectaban una cifra superior, cercana al 5,3%, la preocupación por las presiones inflacionistas en el gigante asiático podría llevar a un aumento en la tasa de interés por parte de las autoridades del Banco Central.

Ante este escenario, un reciente informe del Consejo Mundial del Oro (World Gold Council, WGC) indica que se espera que la demanda de oro proveniente de China siga creciendo aceleradamente durante 2011, al igual que la demanda de joyas procedente de la India. Según el WCG, el creciente interés por el oro se ha evidenciado en la recuperación que vivió el sector de la joyería, que tuvo una demanda anual mundial 17% superior a la registrada durante 2009.

FMI reclama una reforma monetaria que incluya al oro

lundi, février 21st, 2011

Durante un seminario en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, su director gerente, el francés Dominique Strauss-Kahn, ha reclamado la cooperación internacional para llevar a cabo una reforma del sistema monetario que tenga por fin lograr una mayor estabilidad ante las crecientes preocupaciones por la volatilidad de las monedas. Para ese objetivo, el funcionario sugirió que los Derechos Especiales de Giro (DEG), instrumentos creados en 1969 en el seno del FMI para servir como reserva internacional, junto con el dólar y el oro, podrían desempeñar un papel destacado para llevar solidez al sistema monetario internacional.

“Los desequilibrios mundiales han regresado, con temas que nos preocupaban antes de la crisis, como los flujos de capital amplios y volátiles, de nuevo en el escenario. A largo plazo los DEG, junto al oro y al dólar, podrían desempeñar también un papel de equilibrio”, sugirió Strauss-Khan.

Lejos de ser una propuesta inocente, las declaraciones del titular del FMI tuvieron lugar apenas una semana antes de la reunión de ministros de Economía y funcionarios de los Bancos Centrales de los países que integran el G-20, que tendrá lugar en París los días 18 y 19 de febrero próximos, donde Francia, que apoya la propuesta de Strauss-Kahn, ejercerá la presidencia. Muchos países desarrollados ponen en tela de juicio el estatus del dólar, bajo el argumento de que transmite cada vez más incertidumbre y desconfianza, y buscan así sumar otras monedas de países emergentes a la composición de la cesta que determina el valor de los DEG del FMI.

En este sentido, todavía resuenan las palabras del ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, quien en octubre pasado calificó como una “guerra de divisas” el escenario internacional, caracterizado por la búsqueda de ventajas comerciales a través de devaluaciones constantes en el tipo de cambio.

Por otra parte, la inclusión del oro en una reforma monetaria global no es casual. Por el contrario, a tres años del inicio de la crisis económica global, en un contexto donde persisten las debilidades del sistema financiero internacional, el oro se ha mostrado como un instrumento de alta estabilidad, y un refugio de valor excepcional para los inversores, tanto institucionales como individuales. Como consecuencia de ello, la tendencia en la cotización del metal precioso, según todos los analistas, continúa siendo alcista, en especial por las perspectivas inflacionistas en la mayoría de los países.

La fiebre del oro de 1848 – Parte 2

jeudi, février 17th, 2011

Si bien los años de la fiebre del oro fueron prósperos para muchos inmigrantes, sólo unos pocos encontraron la fortuna que buscaban. Quienes realmente lo lograron fueron los comerciantes, que les vendían a los buscadores de oro las mercancías que necesitaban a unos precios desmesurados, y éstos no tenían otra posibilidad que aceptar estas condiciones.

Además, la infraestructura de la ciudad y de los pueblos cercanos enseguida se vio saturada por la masiva afluencia de gente. Los recién llegados tuvieron que alojarse en tiendas, precarias cabañas o cobertizos recogidos de barcos abandonados. Por otro lado, llegaban barcos cargados de mercancías para satisfacer la demanda de los cazafortunas, pero los tripulantes abandonaban los barcos para irse a los campos de oro.

Sin embargo, los que más padecieron esta etapa no fueron los inmigrantes. Cuando comenzó la fiebre del oro, California era técnicamente aún parte de México, y funcionaba sin ningún tipo de legislación. Esto simplificaba el proceso porque el oro no tenía ningún tipo de restricción para ser recogido. Pero unos años después, la mayor parte del oro fácil de recoger ya había sido obtenida, por lo que la atención se desvió hacia localidades donde la extracción era más difícil. Como consecuencia, los estadounidenses comenzaron a rechazar a los extranjeros para quedarse con el poco oro fácil de obtener. Paralelamente, los inmigrantes obligaban a los aborígenes a salir de sus áreas tradicionales de caza y pesca y éstos comenzaron a atacar a los mineros para defenderse. La inferioridad en el armamento de los indígenas provocó que éstos fueran masacrados. Y aquellos aborígenes que escaparon a las masacres también encontraron la muerte al no tener acceso a la caza, la pesca o la recolección.

Al comienzo de la fiebre del oro en 1849 más de 150.000 indígenas vivían en California. Sin embargo, hacia 1870, las enfermedades, las reubicaciones forzadas y las masacres habían reducido su población a aproximadamente 31.000 personas.

Otra de las consecuencias negativas del período fueron las causadas por los métodos de recolección de oro en el medioambiente. Al principio, el oro se recogía en los arroyos y lechos de los ríos usando técnicas simples como el cribado*. En la etapa siguiente, hacia 1853, tuvieron lugar las primeras operaciones de minería hidráulica. Un subproducto indeseado de esta técnica eran las grandes cantidades de grava suelta, metales y otros contaminantes, que fueron depositadas en los ríos. Algunas áreas aún presentan las cicatrices, ya que la vida vegetal no se desarrolla en los depósitos de grava.

El uso de mercurio para facilitar la extracción del metal precioso también fue perjudicial. Se calcula que desde el año 1860 hasta principios del 1900 entre 3 y 8 millones de libras de mercurio fueron esparcidos en el medio ambiente. En un estudio de la Universidad de California se ha estimado que el lago Clear Lake todavía contiene más de 100 toneladas de mercurio. Incluso muchas de las minas abandonadas de oro y de mercurio que datan de la época de la fiebre de oro nunca han sido limpiadas adecuadamente, por lo que continúan produciendo escapes de deshechos tóxicos.

 *Cribado: técnica mediante la cual se separaba el oro de la arena y otros minerales, utilizando la criba. 
  Criba: Utensilio consistente en una lámina agujereada o una tela sujeta a un aro de madera, que se emplea para separar granos de distintos tamaños o cosas similares.

La fiebre del oro de 1848 – Parte 1

mardi, février 15th, 2011

Se denomina “la fiebre del oro” (Gold Rush) al fenómeno social ocurrido en los Estados Unidos entre 1848 y 1855, caracterizado por las grandes oleadas de inmigrantes que llegaron a California en busca de oro.

Todo comenzó el 24 de enero de 1848 en Sutter’s Mill (el rancho del General John Sutter, en Coloma), cuando James Marshall, el capataz, y sus hombres encontraron pepitas de oro mientras construían un molino de harina. Sutter intentó mantener en secreto la noticia, ya que temía que si ésta se daba a conocer, grandes masas de inmigrantes invadirían sus tierras en busca de oro, terminando con sus sueños de crear un imperio agrícola.

Sin embargo, no pudo evitar que la noticia del descubrimiento se esparciera rápidamente. El 19 de agosto de 1948, el diario The New York Herald publicaba que se había encontrado oro en California y el 5 de diciembre de ese año, el presidente James Polk confirmó el descubrimiento en un discurso ante el Congreso de los Estados Unidos.

Muy pronto California se vio invadida por oleadas de inmigrantes de todo el mundo, llamados posteriormente « Forty-niners », en referencia al año que corría. La mayoría de los inmigrantes eran estadounidenses, pero la fiebre del oro también atrajo a decenas de miles de personas desde Iberoamérica, Europa, Australia y Asia.

Como Sutter había imaginado, rápidamente se encontró en la ruina, ya que sus trabajadores lo abandonaron para ir en busca del oro y sus cosechas y ganado fueron robados por los ocupantes ilegales que invadían sus tierras.

Pero nada era fácil para los “forty-niners”: para llegar a destino, tuvieron que enfrentarse a condiciones muy adversas. Al principio viajaron en barco pero finalmente la mayoría de los cazafortunas terminó tomando la ruta terrestre, que atravesaba los Estados Unidos. Cada una de estas diferentes rutas tenía sus propios riesgos mortales, naufragios, fiebres tifoideas y hasta el cólera.

La fiebre del oro revolucionó la historia de los pueblos, el transporte y los medios de comunicación. Donde había fiebre del oro, brotaban de la noche a la mañana pueblos prósperos. La búsqueda de oro fundó ciudades importantes como Denver, hoy capital del estado de Colorado, y Johannesburgo, la más grande de Sudáfrica. Antes de la fiebre, San Francisco era un asentamiento diminuto; con ella, su población creció vertiginosamente, pasando de menos de 1.000 habitantes en 1848, a 25.000 dos años después.

Para finales de 1848, más de 6.000 argonautas habían llegado a California. Algunos pudieron recoger grandes cantidades de oro de forma muy rápida, a veces miles de dólares en el mismo día.

Pero no todos los aspectos de esta “época dorada” fueron positivos: lamentablemente, la fiebre del oro también trajo consecuencias negativas que se siguen sufriendo hasta el día de hoy.

JP Morgan aceptará oro como garantía

dimanche, février 13th, 2011

El banco de inversiones estadounidense JP Morgan, uno de los más importantes del mundo y con presencia en más de 100 países, comenzará a aceptar oro como colateral para sus préstamos de valores, según ha anunciado la entidad a través de un comunicado. La medida tiene lugar en un contexto donde un número creciente de inversores utiliza el metal precioso como un refugio seguro contra la inflación, y alcanzará también a las operaciones de recompra de obligaciones por parte de sus contrapartes.

Según explicaron directivos de la entidad financiera, el objetivo es obtener un rendimiento de los activos en oro que muchos clientes del banco tienen en sus balances como forma de protegerse contra la inflación. “Muchos clientes tienen oro en sus balances como una cobertura contra la inflación y están buscando un rendimiento de este activo como colateral”, afirmó John Rivett, director ejecutivo de garantías de J.P. Morgan Securities Services. El banco, uno de los custodios de metales físicos de algunos de los fondos cotizables en bolsa con respaldo en metales preciosos más grandes del mundo, aseguró que con esta iniciativa sus clientes estarán autorizados a movilizar garantías a nivel global, “independientemente de la obligación subyacente de extraer el máximo valor y gestionar los riesgos”.

Al tratarse de uno de los principales actores financieros a nivel global, en los mercados esperan que la iniciativa de JP Morgan sea imitada por sus competidores, de modo que el oro sea aceptado como cobertura para préstamos de valores y recompra de obligaciones negociables.

Ante las crecientes presiones inflacionistas tanto en países desarrollados como nacientes, un número cada vez mayor de inversores protegen el valor de sus activos a través del oro, lo que ha producido una fuerte demanda del metal precioso, con su consiguiente reflejo en su cotización. Así, el precio del oro al contado, que ronda hoy los 1.350 dólares la onza, aumentó un 30 por ciento en 2010. La suba de las tasas de interés en China, la segunda en pocas semanas, ha suscitado una mayor atención por parte de los inversores y ha incentivado el atractivo del oro como refugio de valor.

China lidera la producción mundial de oro

vendredi, février 11th, 2011

La vigorosa expansión de la economía china, que desde hace una década crece a tasas cercanas a los dos dígitos, ha confirmado durante el año pasado el nuevo status de segunda potencia económica mundial para el gigante asiático, superando a otras naciones industrializadas como Japón. El crecimiento de la economía se refleja tanto en los sectores de la actividad económica con mayor nivel de tecnología como en las actividades primarias y de extracción. Prueba de esto último es que, según un reciente informe de la consultora internacional GFMS, especializada en metales preciosos, durante 2010 China se ha vuelto a erigir como el mayor productor mundial de oro, tras seis años consecutivos de incremento en sus niveles de producción.

Según datos oficiales del gobierno chino, la expectativa es que al cierre de 2010 se haya establecido una nuevo récord de alrededor de 340 toneladas de oro extraídas, lo que equivale a un aumento de más del 8% en comparación con 2009, período en que fueron extraídas 319.980 toneladas. En los primeros 11 meses del año pasado, la producción de oro fue de 308,39 toneladas, un 9,2% más alta que la correspondiente al mismo período de 2009.

Después de China, el segundo productor mundial de oro es Australia, seguido de cerca por EE.UU., Sudáfrica y Rusia.

La mayor importancia que tiene el consumo de oro en China no sólo se refleja en su mayor nivel de producción, sino también en la importancia creciente de la importación: en los primeros 10 meses de 2010, China importó 209,7 toneladas de oro, frente a las 45 toneladas importadas durante el mismo período en 2009. A este paso, se espera que en dos años China supere a la India como el mayor importador mundial de oro. De este modo, sumando la producción nacional con las importaciones, el consumo de oro en China podría llegar a 600 toneladas anuales, el equivalente a un cuarto de la producción mundial.

Black Swan Project

mercredi, février 9th, 2011

Black Swan Project (Proyecto Cisne Negro) es el nombre de la expedición secreta que llevó a cabo la empresa Odyssey Marine Exploration en mayo de 2007 y a través de la cual se ha producido el hallazgo de un tesoro de casi 600.000 monedas de oro y plata, valoradas en unos 500 millones de dólares.

El buque en el cual se encontró el tesoro ha sido identificado como el “Nuestra Señora de las Mercedes”, hundido el 5 de octubre de 1804 por cañoneros británicos. El viaje del barco se había iniciado seis meses atrás en el puerto del Callao, en el Virreinato del Perú. La Mercedes había cargado 253.606 pesos de propiedad real y 691.205 pesos de privados, alrededor de 600.000 monedas de oro y plata.

El historiador Joseph Dager explica que Francia e Inglaterra estaban viviendo tiempos de tensión en ese momento y que el barco español había sido atacado por los británicos, en primer lugar, para apoderarse del cargamento que estaban llevando porque creían que era para Francia, pero también para provocarla porque entonces España era su aliada.

Odyssey localizó los restos del barco en aguas internacionales a unos 160 kilómetros al oeste del Estrecho de Gibraltar, y aseguró que las monedas pertenecían legalmente a la compañía.
Sin embargo, no iba a ser tan simple para la empresa estadounidense quedarse con el tesoro. Desde ese momento, el Gobierno español ha abierto una investigación para averiguar en qué lugar había encontrado la empresa el botín, a qué pecio pertenecía, con qué permisos contaba para hacerlo y si lo había hallado en aguas españolas.

Pero no fue sólo España la que reclamó las monedas. También lo hicieron Perú y Bolivia.
El aspecto que constituyó el punto central de la demanda fue que las monedas fueron sacadas del Perú y habían sido el fruto del trabajo de peruanos; sostenían que esas monedas habían sido producidas por los mineros peruanos y no por el Reino de España. Adujeron que el tesoro podría haber correspondido a ese país hace 200 años pero “no hoy que Perú constituye un Estado independiente, con una cultura propia”.

El argumento peruano sostenía, además, que el Perú es un Estado sucesor y que, por esa razón, le correspondían todos los bienes que se extrajeron.

El 23 de diciembre de 2009 el juez Steven Merryday del distrito federal de Tampa (Florida) falló en contra de la demanda peruana. Ordenó a la empresa Odyssey entregar en un plazo de diez días las 594.000 monedas encontradas a España (aproximadamente 350 millones de euros). La sentencia estipuló que Odyssey podía seguir haciéndose cargo del tesoro hasta que se estableciera la forma de entrega.

El presidente de Odyssey, Greg Stemm, ha anunciado que la empresa acudiría a la Corte de Apelaciones con sede en Atlanta para evitar entregar el tesoro a España, argumentando que más del 70% del cargamento de monedas pertenecía a propietarios individuales y mercaderes habían pagado una tarifa de transporte para trasladar sus propiedades privadas, lo que estaría probando que el tesoro nunca perteneció a España.

A los tres días de conocerse la sentencia del juez de Florida, Bolivia también se sumó al reclamo por el derecho a recuperar el contenido del tesoro. El ministro de Cultura de Bolivia afirmó que esperarían al fin del proceso judicial para establecer un pacto de cesión de parte de las monedas, ya que algunos expertos aseguran que tienen los sellos característicos de la Casa de la Moneda de Potosí. El litigio por los bienes encontrados continúa hasta el día de hoy.

Maple Leaf, la moneda de oro más grande del mundo

mardi, février 8th, 2011

La moneda de oro más grande del mundo se llama Maple Leaf, pesa 100 kilos y tiene un diámetro de 53 centímetros. Esta impresionante moneda es, además, parte del libro Guiness de los récords por ser el objeto de oro más puro del mundo (999,99/1000 oro). Sólo hay cinco ejemplares en el mundo de la ‘Maple Leaf 2007′, que tiene en el anverso a la reina Isabel II y en el reverso tres hojas de arce.

‘Maple Leaf 2007′ tiene en el anverso a la reina Isabel II y en el reverso tres hojas de arce

La moneda era propiedad de grupo financiero austríaco AvW Invest, pero este fue declarado insolvente, por lo que la moneda fue cedida en préstamo al Museo de Historia del Arte de Viena antes de ser vendida.
En 2010 fue subastada en el Dorotheum de Viena, la casa de subastas líder de Europa central. El Dorohteum ha estado realizando importantes subastas de monedas históricas durante más de 200 años. Como corresponde, esta moneda de alto valor en quilates ha sido subastada en una subasta de diamantes.
La increíble moneda fue adquirida por Oro Direct, una compañía de metales preciosos con sede en Madrid. El valor nominal era de 1.000.000 de dólares canadienses. Sin embargo, este valor era muy inferior al precio del oro. Con motivo de la subasta, el precio inicial se basó en la cotización del oro al día. Había otros cinco interesados pero los españoles lograron quedarse con ella por 782.000 euros, un precio bastante superior a su valor nominal.
El dinero obtenido fue repartido entre los aproximadamente 12.500 empleados que habían sido afectados por la quiebra de la empresa.

Doble águila de 20 dólares de 1933 sigue siendo la moneda más cara del mundo

mardi, février 8th, 2011

Aún no se conoce quien haya pagado más por una moneda de oro. Hay que remontarse a 2002, en las salas de subastas de Sotheby’s, en Nueva York, para recordar que allí se celebró la venta de un solo objeto: una moneda doble águila de 20 dólares de 1933. Un 30 de julio, hace casi 9 años, el comprador pagó por esa única moneda nada menos que US$ 7.590.000.

Doble águila de oro de 20 dólares de 1933

La historia de intrigas detrás de esta moneda, la ilegalidad en la que se mantuvo durante más de 70 años y su belleza singular la convirtieron en una de las monedas de oro más buscadas de la historia de la numismática. Se trata de un ejemplar único porque ningún otro doble águila de 1933 ha sido monetizado por el gobierno de los Estados Unidos.

Con la fiebre del oro desatada en California tras el famoso descubrimiento de Sutter’s Mill en 1948, en febrero de 1849 el Congreso autorizó que se acuñaran las primeras monedas de 20 dólares en oro. Fueron creadas por el talentoso James Barton Longacre. La “doble águila” debe su nombre a que a la tradicional moneda de 10 dólares se la llamaba “águila”.

Anverso Doble águila de oro de 20 dólares de 1907

Reverso Doble águila de oro de 20 dólares de 1907

El presidente Theodore Roosvelt era un gran admirador de las antiguas monedas griegas y quería incorporar una de similar belleza al sistema monetario estadounidense. En 1905 le pidió al escultor norteamericano Augustus Saint-Gaudens que rediseñara las monedas de 10 y 20 dólares con un criterio más artístico. El escultor lo hizo, pero no pudieron ser acuñadas como monedas por su alto relieve. Después de modificar el relieve, finalmente se logró el diseño definitivo, adaptado del original por Charles Barber.

Tras haber sido declarada ilegal la circulación de monedas de oro por la Ley de Reserva de Oro de 1934, no existe otro ejemplar que pueda ser propiedad de un individuo y que esté reconocido por el gobierno. Se conocen otros dos ejemplares legalizados que están en el Smithsonian Institute y son parte de la Colección Nacional de Numismática. Estas dos monedas de 20 dólares de oro fueron retiradas del resto de las 455.500 águilas acuñadas en la primavera de 1933 pero que nunca fueron puestas en circulación por las restricciones que impuso, casualmente, el entonces presidente Franklin D. Roosvelt.

Haga clic aquí para descargar la guía completa de inversión en Monedas de Oro

La inestabilidad financiera tras la Primera Guerra Mundial hizo que muchos ciudadanos acumularan oro como refugio seguro. Esta tendencia comenzó a afectar a las reservas de oro de los Estados Unidos. El problema se vio agravado en la década de 1930 por la crisis bancaria que llevó al cierre de todos los bancos. La legislación que puso fin a la circulación y a la posesión privada de oro otorgó una excepción para « las monedas de oro que tiene un reconocido valor para los coleccionistas de monedas raras e inusuales ». A finales de 1934, las monedas de 20 dólares fueron fundidas. Solo quedaron estas dos monedas y un pequeño número de ejemplares.

En el anverso se puede ver una alegoría de la libertad avanzando hacia delante con una antorcha encendida y el cabello ondeando, rodeada por una serie de 48 estrellas que representan los estados de la unión. El pie izquierdo de la libertad está sobre una roca. El diseño agrega una rama de olivo en la mano izquierda. Mientras tanto, en el fondo se distinguen unos rayos que emanan de la representación del Capitolio. En la parte superior se puede leer la palabra libertad. En el centro del reverso hay un águila volando en medio del sol del amanecer. En los bordes se lee en dos líneas «United States of America» y «Twenty dollars». Pesa poco más de una onza y es la más codiciada por los expertos en numismática. Algunos dicen que aquella moneda de 2002 ha duplicado su valor. Los más optimistas estiman su precio en 30 millones de dólares. Como sea, el afortunado comprador ha hecho algo más que un buen negocio.

Dirección para comprar  20 dólares Liberty de Saint-Gaudens  y otras monedas de oro: LINGORO.com

El oro, más allá de las tasas de interés, la inflación y las bolsas

vendredi, février 4th, 2011

A pesar de haber cedido un 7% en su cotización en el primer mes del año, con un euro en alza frente al dólar y al yen, la onza de oro ha comenzado febrero con una fuerte recuperación y ha alcanzado los 1.334,05 dólares retomando la tendencia alcista.

Aunque advirtió que sus comentarios no debían tomarse como una opinión de la política del Banco Central Europeo, Lorenzo Bini Smaghi, uno de los seis consejeros de esa entidad, advirtió que el incremento de los precios en los productos de origen asiático elevaría la presión inflacionista en la UE y que el traslado de esos aumentos a los precios domésticos tendrá que ser más lento para mantener los objetivos del BCE con respecto a la inflación.

« Para evitar efectos de segunda ronda, es necesario que la dinámica de los costes y de los precios en los países avanzados, incluyendo la zona euro, sea más contenida que en los países emergentes » porque, de lo contrario “la política monetaria tendrá que ser más restrictiva de lo necesario”. Este dato, en sí mismo, en pocos días puede generar el principio del rebote en la cotización del oro.

Aunque algunos analistas señalan que el temor respecto de un alza en las tasas de interés sigue vigente, el aparente restablecimiento de la confianza en la recuperación económica comienza a ser contrastado por los hechos. El fantasma inflacionista no ha desaparecido y los signos demasiado débiles del alza en el consumo de los Estados Unidos hicieron que el oro asome una vez más con opción sólida.

A fines de 2010, China elevó sus tipos de interés para frenar la guerra de divisas con EE.UU. Sin embargo, el desequilibrio en las finanzas mundiales continúa. Las bolsas se han mantenido en parte gracias a la política de expansión crediticia de la Reserva Federal. Pero es claro que esto no alcanzará para volver a generar confianza, al menos a corto o mediano plazo. Juan Ramón Rallo, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana y profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos, afirmó que “no es la expansión crediticia de la Reserva Federal lo que mueve los fundamentos del mercado bursátil a largo plazo” sino “el ahorro dirigido hacia inversiones empresarialmente inteligentes”.

El déficit comercial de los Estados Unidos con China en 2010 representó casi un 60% de su déficit comercial total. El dólar está siendo presionado por los datos sobre el mercado laboral y la demanda de bienes duraderos que no alcanzaron las expectativas. Sumado a esto, la Reserva Federal de Estados Unidos no varió sus tasas de interés y volvió a anunciar que comprará bonos por 600 mil millones de dólares.

Mientras tanto Portugal resiste la crisis tras la reelección de Aníbal Cavaco Silva. El primer ministro luso, José Sócrates, anunció un duro recorte de gastos (por ejemplo, mediante la reducción de un 5 % en los salarios de los empleados) y un incremento de la presión impositiva. Según el oficialismo, esto permitiría evitar el paquete de rescate similar al que recibieron Irlanda y Grecia. Sin embargo, los mercados sospechan que es inevitable, y eso puede volver a desestabilizar el euro.

En este contexto, el oro siempre aparece como la opción de refugio más seguro. Los inversores en oro pueden mostrar cautela, pero quienes saben no dudan en volver a él. Ni lo que diga Bini Smaghi, ni lo que haga la Fed con las tasas y su efecto en las bolsas, ni las medidas que adopte China, ni el futuro cercano de Portugal parecen ensombrecer la solidez del oro a mediano y largo plazo.

Las compañías mineras como estrategia de inversión en oro

jeudi, février 3rd, 2011

La realidad es la única verdad. Los mercados bursátiles han pasado tembladerales sin (o con muy pocos) antecedentes. La burbuja de las inversiones inmobiliarias ha explotado de la mano de las hipotecas subprime. El dólar, el euro, el yen y el yuan sufrieron embates inflacionistas, efectos del paro, impactos de los ajustes, las políticas reducción del gasto y los planes de rescate de los Bancos Centrales, la Fed y el FMI. El petróleo, otrora estrella de los inversionistas, se ha estancado.

En este escenario, a paso firme, el oro ha ganado terreno como la opción preferida de resguardo para inversores de todos los tamaños. Hasta los propios bancos centrales han recurrido a él para fortalecer sus reservas. Y por ello, saber cómo, cuándo y en qué invertir es el desafío para muchos que desean saber qué hacer con sus ahorros.

John Paulson es uno de los más nuevos gurús de las finanzas internacionales: entre 2007 y 2008, anticipándose a la crisis financiera, obtuvo ganancias de alrededor de US$ 20 mil millones. Y como en la actualidad lo preocupa la inflación, ha decidido invertir más de la mitad de esas ganancias en oro. Para ser más exactos, en minas de oro: Paulson & Co. es dueña de casi el 11% de AngloGold Ashanti Ltd y poco menos del 3% de Kinross Gold Corp. Pero también se ha preocupado por adquirir participaciones en mineras pequeñas selectas. Según publicó el diario The Wall Street Journal , Paulson sostiene que “las acciones pueden actuar como una apuesta apalancada al oro. Si los precios del oro suben, a las mineras les irá aún mejor. Sus títulos podrían subir tanto como el precio del oro”, les ha dicho a inversores. ¿Si funcionó la estrategia? En 2010 sus inversiones en mineras obtuvieron más de un 33% de rentabilidad.

El mismo diario cita otros dos casos: el de Thomas Kaplan, un multimillonario de perfil muy bajo que fue quien más ha apostado al oro: compró participaciones en empresas pequeñas de cada rincón del mundo y hoy posee activos en oro por más de US$2.000 millones. Para Kaplan, esas empresas tienen activos valiosos que “en una era donde impera el valor de la escasez de activos de metales preciosos, son el mejor apalancamiento”.

Hay quienes prefieren poner su dinero en activos cuya solidez esté asegurada, no sólo por la fortaleza de la inversión sino por la propia composición del material. Lingotes y monedas. Visibles, concretos, tangibles. Pero ese es otro capítulo. En todo caso, cuando las aguas financieras están agitadas –y vaya que lo están en los últimos años- el análisis de esta nueva opción de inversión vale para fortalecer la posición del oro como refugio estable.

Papel moneda / oro

mardi, février 1st, 2011



LINGOLD.COM

envoyé par grandzebre

Congrats on your Speedy! Replace the leather when it gets even darker that way it'll be more worth the expense S166831 I have two of them. However, I did buy them pre-loved so I didn't pay anywhere near retail. They have snags so they're far from being in mint condition but you can't tell when you're wearing them. I would have a hard time paying full retail for them. louis vuitton handbags I want one soooooooooooo bad!!!!! It's absolutely STUNNING! lv bag Anybody around? Weboor Ebene louis vuitton luggage .