Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Categorías
Enlaces

La Moneda Contemporánea: Marcas e Inscripciones

LINGORO

Las Marcas de Valor

La época del Renacimiento y los adelantos vividos en ella hicieron estragos  también en  las monedas.

En el año de 1497 durante el reinado de los Reyes Católicos surgió la Reforma Monetaria de Medina del Campo, y desde este momento los símbolos que señalaban el valor, comenzaron a estar presentes en el reverso de las monedas, convirtiéndose en  una disposición obligatoria durante el mandato de la Casa de Austria.

La reducción del sistema, con tan solo tres tipos de monedas, esencialmente: El real, el escudo y el maravedí, implantó como norma la inscripción de su valor, con números y abreviaturas.

Por ejemplo, las marcas 8S, en el reverso de una “onza” de Oro, significaba que su valor era de 8 escudos (Scutum en Latín).

En el año de 1868, cuando es declarada la peseta como unidad monetaria española, ésta práctica era ya una pauta establecida y fija, que se prolongó hasta nuestros días, al igual que fue costumbre desde un principio grabar dichas marcas de valor en el reverso de las monedas.

Moneda de Oro de 8 Escudos de Fernando VI, con marca de valor 8S

Las Fechas

LINGORO.com

Haga clic aquí para descargar la guía completa de inversión en Monedas de Oro

Las primeras monedas españolas en aparecer con la fecha inscrita, datan del año 1520, durante el reinado de Juana y Carlos, período en el cual se realizan de forma esporádica, y lo hacen de forma regular en el año 1587 en el reinado de Felipe II.

El Oro y la plata que procedía de América, eran convertidos en monedas en talleres, la mayoría de las veces particulares (por adjudicación de la Corona), que por lo general estaban ubicados a pie de mina.

Para que el monarca pudiera hacer los controles necesarios sobre las piezas elaboradas, era necesario que éstas estuvieran grabadas con las inscripciones y marcas suficientes que las identificasen, como por ejemplo: <Lugar de acuñación, el Valor, Las siglas de los Ensayadores (responsables de la exactitud de la aleación), etc>.

Posteriormente se adicionó pronto la fecha de acuñación, lo que posibilitaba identificar con precisión  la partida de fabricación a la que pertenecía cada moneda.

Durante tres siglos la fecha se inscribió en números arábigos, grandes, en relieve y por lo general bajo el busto del Rey (exergo).

Unos meses antes de la reforma de la peseta en 1868, en la Casa de la Moneda de Madrid, se acuñaron monedas de 1 y 2 escudos, así como de 10, 20 y 40 céntimos de escudo, con una novedad única: fueron asignadas con dos fechas, que dejaban constancia del año de promulgación de la ley monetaria que aprobaba el tipo y demás características de la moneda; y también el año real de la fabricación de las piezas.  La primera fecha fue llamada “fecha tipo”, grande y en relieve, y la segunda “fecha de emisión”,  incusa y repartida entre dos estrellas (a ambos lados de la primera).

En el caso de las monedas que fueron reacuñadas en los años de 1961 y 1962, como las 25 pesetas de Alfonso XII y las 20 y 100 pesetas de Alfonso XIII, se inscribieron sobre las estrellas de las cecas correspondientes los nuevos años de acuñación, de este modo el número (19) se situaba en la estrella izquierda, y el número (61 ó 62), en la estrella de la derecha.  Como forma de identificación entre las monedas acuñadas en las fechas iniciales y posteriores.

Moneda de 100 pesetas de Alfonso XIII reacuñada en 1962

Las Marcas de Ceca

Desde la antigüedad se acostumbra a inscribir en las monedas, las marcas que señalan el lugar de fabricación.  Los pueblos emisores de moneda, se preocuparon por hacer constar en ellas el lugar donde eran acuñadas, haciéndolo a través: < de símbolos, dibujos, letras, grafismos o incluso textualmente, la localidad donde eran fabricadas>.

Por ejemplo las monedas acuñadas en la antigua Grecia, en las cuales aparecía una tortuga, indicaba que dichas piezas fueron fabricadas en “Egina”, como las de “Corinto” eran representadas con un caballo alado, o las de “Atenas” con una lechuza.

Las cecas también podían estar representadas por iniciales o abreviaturas, como aparecían en algunas monedas romanas, acuñadas en Londres, y que en el reverso aparece: PLON (Pecunia Londinium).

En España, debido a la diversidad de la moneda, se intentó equiparar la situación, aplicando un criterio que las unificase, entre los años 1848 y 1850. Lo que afectó también a las cecas, que pasaron de ser representadas por letras y símbolos, a estrellas, que dependiendo del número de puntas indicaban la ciudad en la que habían sido acuñadas las monedas.

De esta manera:

8 puntas:             Barcelona

7 puntas:             Sevilla

6 puntas:             Madrid

5 puntas:             Filipinas y Puerto Rico (provincias de ultramar)

4 puntas:             Jubia (A Coruña)

3 puntas:             Segovia

Marca de la Ceca de Madrid, 2 estrellas de 6 puntas

Aun con la reforma de la peseta en 1868, se mantuvo el sistema de estrellas para indicar las cecas.  En el momento en el cual se centralizó el trabajo de acuñación de oro y plata en la Casa de la Moneda de Madrid, se inscribieron en ellas dos estrellas de seis puntas.

Las piezas de cobre que se acuñaron en Barcelona en los años 1870 y 1879 llevaron las estrellas de ocho puntas, fabricadas por la empresa: Oeschger, Mesdach & cia.

En el año de 1982 apareció una nueva ley que dio fin al sistema de las estrellas, y en su lugar introdujo el logo de “M coronada”, marca de ceca utilizadas durante el reinado de las Casas de Austria y de Borbón, para diferenciarlas de las monedas acuñadas en Madrid.

Información extraída del libro: La peseta catalogo básico. La moneda española desde 1868 y los billetes desde 1783 de José M. Aledón.

Por: Lizette Paternina


Leave a Reply

Congrats on your Speedy! Replace the leather when it gets even darker that way it'll be more worth the expense S166831 I have two of them. However, I did buy them pre-loved so I didn't pay anywhere near retail. They have snags so they're far from being in mint condition but you can't tell when you're wearing them. I would have a hard time paying full retail for them. louis vuitton handbags I want one soooooooooooo bad!!!!! It's absolutely STUNNING! lv bag Anybody around? Weboor Ebene louis vuitton luggage .