Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Categorías
Enlaces

Posts Tagged ‘Reserva Federal’

Futuros de oro: instrumentos de inversión al alcance de todos

vendredi, mai 20th, 2011
LINGORO

Una de las características más sobresalientes que tiene el actual ciclo ascendente del oro es que cada vez más inversores minoristas se lanzan a la compra del metal precioso, a la búsqueda de un activo que preserve su valor ante las variaciones en el precio del dólar, el euro y otras monedas. Precisamente para satisfacer esa demanda existen algunas herramientas que representan una buena alternativa a la hora de elegir donde destinar la inversión. Una de ellas tiene que ver con los contratos a futuro sobre oro.

¿Qué son y cómo operan estos instrumentos? La negociación de contratos de futuros sobre oro representa una muy interesante alternativa de inversión que cotiza en dólares por onza Troy (el equivalente a 31,103 gramos). Una de sus ventajas tiene que ver con su simpleza: el reducido tamaño del contrato brinda la posibilidad de participar activamente a los inversores minoristas. Además, con el objetivo de otorgarle mayor liquidez a la negociación, se concentra tan solo en dos vencimientos: el último día hábil de junio y de diciembre.
¿Qué sucede cuando el contrato llega a su fin? Lo primero que hay que destacar es que cuando se produce el vencimiento, la liquidación no se realiza con entrega física del producto « oro » sino entregando o recibiendo el monto que cubra la diferencia entre el precio concertado y el precio final, en dólares, establecido por la London Gold Fixing el día de vencimiento del contrato, calculado en su edición vespertina por la London Bullion Market Association. Para llevar a cabo estos tipos de contratos, los interesados deben dirigirse hacia algún agente habilitado oficialmente, quien será el encargado de dar curso a la orden de compra, y brindará las garantías que los mercados, operadores e inversores exigen.
Otra de sus principales ventajas radica en que se trata de operaciones enteramente electrónicas, lo que permite conocer rápidamente las diversas fluctuaciones en el precio para tomar decisiones en tiempo real.
Lo cierto es que el escenario actual favorece este tipo de operaciones. El ciclo positivo del oro, que lo llevó a superar la barrera histórica de los 1.500 dólares, explica el gran momento que están viviendo los contratos a futuro. El anuncio realizado por el titular de la Reserva Federal, Ben Bernanke, referido a la decisión de mantener la tasa de política monetaria y completar el segundo trimestre, que finalizará en junio de este año, le dio un fuerte impulso al precio del metal precioso ante la debilidad de la moneda norteamericana.

Fernando

El oro vuela con las alas que le faltan al dólar

vendredi, mai 6th, 2011

En pocas oportunidades como en la actualidad ha quedado tan de manifiesto la relación inversa que une al oro con el dólar. Hoy en día los precios del oro se encuentran en niveles máximos históricos, y entre todos los factores que alimentan esa suba hay uno que también lo ha lanzado por encima los U$S 1.500, y es justamente la debilidad de la divisa estadounidense. Incluso el oro podría seguir fortaleciéndose de cualquier debilidad del dólar, en particular si la Reserva Federal de ese país mantiene una política monetaria flexible, en contraste con el Banco Central Europeo (BCE), que ya ha elevado sus tasas de interés en un intento por frenar la inflación.

¿Por qué la caída del dólar beneficia al oro? Básicamente porque el descenso del dólar presiona al alza la cotización de los metales preciosos y otras materias primas ya que, al negociarse en la moneda estadounidense, se hacen más atractivas con un dólar depreciado. Esa caída de la moneda de la primera economía mundial se produce después de que el BCE decidiera subir los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, para tratar de combatir la creciente inflación en la eurozona.

¿Es la única razón por la cual sube el oro? Desde luego que no. Las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo por muchos Bancos Centrales –que actualmente generan inflación- han contribuido en gran medida, lo mismo que la crisis financiera de los países de la eurozona, y la gran demanda proveniente de China. Pero sin duda la inyección de liquidez del gobierno norteamericano ha enviado al dólar a niveles bajos frente a otras divisas como el euro.

Ahora bien, la pregunta que todos los especialistas y los grandes tenedores de oro se hacen es: ¿Hay lugar para una “revancha” del dólar contra el oro en el tercer trimestre? Muchos se preguntan si un dólar fortalecido en los próximos meses puede barrer con la escalada del oro. En este sentido, Marcos Hulbert, analista y fundador de la consultora Hulbert Financiera, se tomó el minucioso trabajo de confeccionar complejos modelos econométricos para llegar a la conclusión de que, si bien es cierto que hay una relación inversa entre dólar y oro, dicha relación sólo explica una porción menor de la cotización ascendente del preciado metal. De este modo, el resultado final es que la fortaleza esperada del dólar presionará al oro, pero ello no significa que el alza del “tigre dorado” llegue a su fin ya que existen otros factores que seguirán dando soporte a los precios del metal. Uno de ellos es la inflación global, que podría profundizarse aún más cuando los Estados Unidos tengan que implementar las medidas de salida para retirar la enorme liquidez que han inyectado a la economía. Además, por el lado de la Unión Europea la situación dista de ser buena, y si bien las tensiones se han calmado, no es el fin de las especulaciones acerca de un colapso, con la grave crisis que enfrentan Portugal y Grecia. Además, los metales preciosos son demandados por inversores para cubrirse ante la incertidumbre de la resolución definitiva a la crisis política de la zona norte de África y de Medio Oriente, así como a las posibles presiones inflacionistas a futuro.

El oro, una inversión cada vez más imbatible

jeudi, mai 5th, 2011

Mucho se ha dicho acerca de que el oro es el refugio histórico más natural. Por eso, los ahorristas europeos, estadounidenses y cada vez de más rincones del mundo están optando por el único tipo de activo que no depende de gobiernos ni de empresas. El oro siempre está. Y cuando hay incertidumbre y zozobra en los mercados, el oro se encarga de ser el oasis de tranquilidad y certezas.

En un contexto tan volátil como el actual, ser tenedor de oro es definitivamente una de las pocas formas de proteger el patrimonio mientras el mundo atraviesa la peor crisis financiera de la que se tenga memoria desde la Gran Depresión de los años 30. El metal amarillo lleva acumulado más de un 8% de ganancia en lo que va de 2011 y en los últimos 5 años, ofreció una rentabilidad superior al 134% y lleva ya una década de alza consecutiva. Piense un minuto qué otra inversión le podría haber dado semejante retorno en tan poco tiempo.

Las últimas medidas del BCE para intentar frenar la inflación que fortalecieron al euro y depreciaron al dólar no hicieron más que ratificar la solidez del oro como opción de inversiones. Contra los pronósticos de muchos agoreros del metal, la cotización de la onza de oro llegó a pisar los US$ 1.570, conformando un nuevo récord histórico.

« El oro se beneficia nuevamente con la debilidad del dólar », explicaron analistas de Commerzbank. Como si todo fuera poco, el pasado miércoles, la Reserva Federal estadounidense decidió sostener su política monetaria de alta flexibilidad, con una tasa directriz casi nula, por debajo del 0,25%.
El contexto internacional sigue también sumando factores que favorecen al alza del oro. Desde hace varios meses se vienen acumulando hechos que desestabilizan y corroen a las opciones de inversión tradicionales: las protestas incesantes en el mundo árabe, la interminable lucha de Muamar Gadafi y las fuerzas opositoras, la dupla terremoto-tsunami que afectó a Japón, las sospechas de que la tendencia inflacionista en China y algunos países europeos puede profundizarse y la desaceleración más allá de lo esperado de la economía estadounidense en el primer trimestre, generó una vez más una reacción en cadena que llevó a los inversionistas a buscar refugio y lugar seguro en el oro, ante la incertidumbre que generan las demás opciones de depósitos y ahorro.

« En los últimos días el precio del oro ha mostrado que depende completamente del dólar estadounidense y la divisa norteamericana parece no estar muy convencida por los datos de Estados Unidos », dijo Daniel Briesemann, analista de Commerzbank.

Los inversores siguen dudando de la recuperación económica en Estados Unidos y en Europa. Pradeep Unni, analista de Richcomm Global Services, dijo: « La gran diferencia entre la economía de Estados Unidos y el resto del mundo y el temor a una probable recaída en la recesión económica han estado sirviendo como argumento para los que tienen un panorama alcista de los precios del oro ». Este lento crecimiento económico de ambos lados del Atlántico no hizo más que aumentar el apetito de los inversionistas de oro para resguardarse y asegurar sus ahorros y sus riquezas.

El oro, más allá de las tasas de interés, la inflación y las bolsas

vendredi, février 4th, 2011

A pesar de haber cedido un 7% en su cotización en el primer mes del año, con un euro en alza frente al dólar y al yen, la onza de oro ha comenzado febrero con una fuerte recuperación y ha alcanzado los 1.334,05 dólares retomando la tendencia alcista.

Aunque advirtió que sus comentarios no debían tomarse como una opinión de la política del Banco Central Europeo, Lorenzo Bini Smaghi, uno de los seis consejeros de esa entidad, advirtió que el incremento de los precios en los productos de origen asiático elevaría la presión inflacionista en la UE y que el traslado de esos aumentos a los precios domésticos tendrá que ser más lento para mantener los objetivos del BCE con respecto a la inflación.

« Para evitar efectos de segunda ronda, es necesario que la dinámica de los costes y de los precios en los países avanzados, incluyendo la zona euro, sea más contenida que en los países emergentes » porque, de lo contrario “la política monetaria tendrá que ser más restrictiva de lo necesario”. Este dato, en sí mismo, en pocos días puede generar el principio del rebote en la cotización del oro.

Aunque algunos analistas señalan que el temor respecto de un alza en las tasas de interés sigue vigente, el aparente restablecimiento de la confianza en la recuperación económica comienza a ser contrastado por los hechos. El fantasma inflacionista no ha desaparecido y los signos demasiado débiles del alza en el consumo de los Estados Unidos hicieron que el oro asome una vez más con opción sólida.

A fines de 2010, China elevó sus tipos de interés para frenar la guerra de divisas con EE.UU. Sin embargo, el desequilibrio en las finanzas mundiales continúa. Las bolsas se han mantenido en parte gracias a la política de expansión crediticia de la Reserva Federal. Pero es claro que esto no alcanzará para volver a generar confianza, al menos a corto o mediano plazo. Juan Ramón Rallo, director del Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana y profesor de economía en la Universidad Rey Juan Carlos, afirmó que “no es la expansión crediticia de la Reserva Federal lo que mueve los fundamentos del mercado bursátil a largo plazo” sino “el ahorro dirigido hacia inversiones empresarialmente inteligentes”.

El déficit comercial de los Estados Unidos con China en 2010 representó casi un 60% de su déficit comercial total. El dólar está siendo presionado por los datos sobre el mercado laboral y la demanda de bienes duraderos que no alcanzaron las expectativas. Sumado a esto, la Reserva Federal de Estados Unidos no varió sus tasas de interés y volvió a anunciar que comprará bonos por 600 mil millones de dólares.

Mientras tanto Portugal resiste la crisis tras la reelección de Aníbal Cavaco Silva. El primer ministro luso, José Sócrates, anunció un duro recorte de gastos (por ejemplo, mediante la reducción de un 5 % en los salarios de los empleados) y un incremento de la presión impositiva. Según el oficialismo, esto permitiría evitar el paquete de rescate similar al que recibieron Irlanda y Grecia. Sin embargo, los mercados sospechan que es inevitable, y eso puede volver a desestabilizar el euro.

En este contexto, el oro siempre aparece como la opción de refugio más seguro. Los inversores en oro pueden mostrar cautela, pero quienes saben no dudan en volver a él. Ni lo que diga Bini Smaghi, ni lo que haga la Fed con las tasas y su efecto en las bolsas, ni las medidas que adopte China, ni el futuro cercano de Portugal parecen ensombrecer la solidez del oro a mediano y largo plazo.

Enero confirma la tendencia alcista del oro

mardi, janvier 25th, 2011

Transcurridas las primeras semanas de 2011, el consenso existente entre los analistas confirma las previsiones sobre la tendencia alcista en las principales materias primas, en especial el oro, que ya en diciembre pasado había alcanzado valores récord. La explicación para esta valorización al alza del metal precioso está dada por un contexto internacional caracterizado por la creciente deuda pública de Europa y las bajas tasas de interés en Estados Unidos, así como por el aumento en la demanda de las reservas de los Bancos Centrales.

Según los especialistas, durante este año el valor promedio de la onza de oro rondará los US$1.475, con posibilidades de que alcance los US$1.600 en los últimos meses de 2011 o comienzos de 2012. El escenario se presenta con una demanda creciente tanto desde el ámbito privado como el público.

En el primer caso, ante la volatilidad de los mercados, en un contexto general de bajas tasas de interés, los inversores están buscando cada vez más el oro como refugio de valor, lo que se espera que incremente la demanda en los próximos meses. Pero además, desde el sector público, representado por Bancos Centrales y autoridades monetarias, principalmente en los mercados emergentes, vienen creciendo las compras de oro, incluso más que las adquisiciones de sus pares de Europa.

Otro de los factores decisivos que influirá en la creciente demanda y, por ende, en la revalorización del oro tiene que ver con la inflación en Europa, que ha subido un 2,2 por ciento en diciembre, según estadísticas oficiales. Se trata de la tasa más alta desde 2008, y se sitúa en la actualidad por encima del 2 por ciento máximo recomendado por el Banco Central Europeo.

“La demanda física es mundial ya que los inversores más inteligentes están utilizando los metales preciosos como inversión de menor riesgo debido a que la inflación global está al alza”, ha señalado Mike Daly, analista titular del mercado de oro en PFGbest. “La inflación global debe beneficiar tanto al oro como la plata ya que tradicionalmente estos metales preciosos han conservado su valor mejor que la mayoría de los demás bienes en tiempos de crisis”, añadió Daly.

Además, ante los problemas de deuda soberana en Europa, no se esperan cambios significativos en las bajas tasas de interés establecidas tanto por la Reserva Federal de Estados Unidos como por el Banco Central Europeo, lo que canalizará las búsquedas de activos como el oro por parte de los inversores.

Congrats on your Speedy! Replace the leather when it gets even darker that way it'll be more worth the expense S166831 I have two of them. However, I did buy them pre-loved so I didn't pay anywhere near retail. They have snags so they're far from being in mint condition but you can't tell when you're wearing them. I would have a hard time paying full retail for them. louis vuitton handbags I want one soooooooooooo bad!!!!! It's absolutely STUNNING! lv bag Anybody around? Weboor Ebene louis vuitton luggage .