Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Oro por todas partes

juillet 7th, 2011

El oro tiene infinidad de usos en nuestra vida moderna. Si comparáramos todos los minerales que nos ofrece la tierra, podríamos asegurar que ninguno es más útil que el oro. Tal vez, esta utilidad se basa en que tiene algunas características especiales, como por ejemplo, conducir la electricidad, no se empaña, es maleable, puede ser aleado con otros metales, y hasta puede ser fundido.

Si recorremos con la mente las distintas culturas de la Antigüedad, nos daremos cuenta que de todas han utilizado el oro como símbolo de poder y de belleza. Hoy en día seguimos utilizando oro para los anillos de boda, los premios, lo utilizamos también como dinero, como inversión, etc.

La producción de objetos ornamentales fue probablemente el primer uso del oro hace ya más de 6.000 años. El oro se encuentra en estado puro, y es muy fácil de trabajar. En la actualidad, alrededor del 78% del oro que se consume cada año se utiliza en la fabricación de joyas.

El oro fue utilizado por los antiguos griegos en la fabricación de alhajas

Sucede que el oro posee propiedades especiales que lo hacen perfecto para fabricar joyería y alhajas, como su brillo y color atractivos, y la resistencia a la pigmentación. El oro puro es demasiado blando, pero los artesanos descubrieron que la aleación de oro con otros metales como el cobre, la plata y el platino permite reforzar su dureza. Desde entonces la mayoría del oro utilizado para hacer la joyería es una aleación con uno o más de otros metales.

Las aleaciones de oro tienen un valor más bajo por unidad de peso que el oro puro. El oro puro es conocido como el oro de 24 quilates y casi siempre está marcado con “24K”. Una aleación que es del 50% en peso de oro se la conoce como 12 quilates y está marcada con “12K”. Una aleación que contiene 75% de oro es de 18 quilates y está marcada “18K”. En general, la joyería de más quilates es más suave y más resistente a las manchas, mientras que la de menos quilates es más fuerte y menos resistente a la mancha, especialmente cuando está en contacto con la transpiración.

Una aleación de oro del 75%, 16% de plata y 9% de cobre produce oro amarillo. El oro blanco es una aleación de oro del 75%, 4% de plata, 4% de cobre y 17% de paladio, por citar algunos ejemplos (ver Los colores del oro).

El oro utilizado como apoyo financiero se almacena en lingotes. Hoy en día muchos gobiernos, personas e instituciones tienen inversiones de oro en la cómoda forma de lingotes.

Según algunos registros históricos, las primeras monedas de oro fueron acuñadas por orden del rey Creso de Lidia (una región de la actual Turquía) alrededor del año 560 aC. Las monedas de oro fueron utilizadas comúnmente en las transacciones hasta que el papel moneda se convirtió en una forma más común de intercambio.

Las monedas de oro hoy en día ya no son de uso generalizado para las transacciones financieras. Sin embargo, las monedas de oro emitidas en pesos específicos (onzas, gramos) son formas populares de la gente para comprar y poseer pequeñas cantidades de oro como inversión. Las monedas de oro también se fabrican en este momento como artículos “conmemorativos”. Muchas personas disfrutan de estas monedas conmemorativas, porque tienen tanto un valor de colección y un valor del metal precioso.

Hasta aquí nos hemos referido a los usos más conocidos y hasta obvios del oro (monedas, inversión en lingotes, joyería). Sin embargo, el oro tiene también uso industrial, por ejemplo, en la fabricación de productos electrónicos. Dispositivos electrónicos de estado sólido utilizan tensiones muy bajas y corrientes que son fácilmente interrumpidas por la corrosión o manchar a los puntos de contacto. El oro, en cambio, es un conductor de alta eficiencia que puede llevar a estas pequeñas corrientes y mantener los circuitos libres de corrosión. Los componentes electrónicos que se fabrican con el oro son muy fiables. El oro es utilizado en los conectores, los contactos del interruptor y del relé, uniones soldadas, los cables de conexión y regletas de conexión.

Una pequeña cantidad de oro se utiliza en casi todos los dispositivos electrónicos sofisticados. Esto incluye: teléfonos celulares, calculadoras, agendas electrónicas, sistemas de posicionamiento global de unidades y otros dispositivos electrónicos pequeños. Aparatos electrónicos más grandes, tales como los de televisión, también contienen oro.

Un dato curioso es que se producen casi mil millones de teléfonos celulares al año y la mayoría de ellos contienen alrededor de cincuenta centavos de dólares en oro. Su vida media es de menos de dos años y muy pocos se reciclan en la actualidad. A pesar de la cantidad de oro es pequeña en cada dispositivo, los números enormes se traducen en una gran cantidad de oro no reciclados.

El oro se utiliza en los circuitos electrónicos por su alta conductibilidad

Pero no sólo los celulares utilizan oro. Este metal es usado en muchos dispositivos de los ordenadores de escritorio o computadores portátiles. La transmisión rápida y exacta de la información digital a través del ordenador y de un componente a otro requiere un conductor eficiente y confiable. El oro cumple con estos requisitos mejor que cualquier otro metal. La importancia de la alta calidad y un rendimiento fiable justifica el alto costo.

Los conectores que se utilizan para montar los chips de microprocesadores y la memoria en la placa base y los conectores plug-and-socket utilizados para conectar todos los cables contienen oro. El oro en estos componentes es generalmente galvanizado en otros metales y aleaciones con pequeñas cantidades de níquel o cobalto para aumentar la durabilidad.

En otro orden, la medicina también utiliza oro. En la odontología, las aleaciones de oro se usan para los rellenos, coronas, puentes y aparatos de ortodoncia. Su uso en odontología se debe a que es químicamente inerte, no produce alergia.

Al igual que el uso en la joyería y ornamentación, el oro es conocido por haber sido utilizado en la odontología ya en el 700 aC. Se supone que los “dentistas” etruscos utilizaban hilo de oro para sujetar los dientes de reemplazo en las bocas de sus pacientes. El oro fue utilizado probablemente para llenar las cavidades en los tiempos antiguos, sin embargo no existe documentación o evidencia arqueológica de este uso del oro hasta un poco más de 1.000 años atrás.

Dientes de oro

El oro fue más generosamente utilizado en odontología hasta finales de 1970, cuando la crisis hizo demasiado caro su uso. Sin embargo, la cantidad de oro utilizado en la odontología está empezando a aumentar de nuevo. Un poco de motivación para esto proviene de la preocupación de que los metales menos inertes podrían tener un efecto adverso sobre la salud a largo plazo.

En otros campos de la medicina, el oro es utilizado como un medicamento. Las inyecciones de soluciones débiles de aurotiomalato sodio o aurotioglucosa se utilizan a veces para tratar la artritis reumatoide. También se implantan partículas de un isótopo radiactivo del oro en los tejidos para servir como una fuente de radiación en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

Muchos instrumentos quirúrgicos, equipos y dispositivos electrónicos de soporte de vida se realizan con pequeñas cantidades de oro. El oro es no reactivo en los instrumentos y es muy fiable en los equipos electrónicos y dispositivos de soporte vital.

También mandamos oro al espacio, cuando las agencias espaciales envían alguna nave. El oro se utiliza en los circuitos, ya que es un conductor de confianza. Además, muchas partes de cada vehículo espacial están equipadas con una película de poliéster recubierto de oro. Esta película refleja la radiación infrarroja y ayuda a estabilizar la temperatura de la nave. Sin ella, las partes de la nave espacial absorberían grandes cantidades de calor.

El oro también se utiliza como lubricante entre las partes mecánicas. En el vacío del espacio, los lubricantes orgánicos se volatilizan y se descomponen por la intensa radiación más allá de la atmósfera terrestre. El oro puede ser cortado en películas muy delgadas, y estás películas, colocadas entre las partes móviles críticas, sirven como lubricante: las moléculas de oro se deslizan entre sí bajo las fuerzas de fricción, lo que proporciona una acción lubricante.

El oro tiene múltiples usos en la producción de vidrios especiales para los edificios climatizados. Pequeñas cantidades de oro dispersas en el vidrio reflejan la radiación solar hacia el exterior, ayudando a los edificios de mantenerse frescos en el verano, y reflejar el calor hacia el interior interno, ayudando a mantener el calor en invierno.

El visor en el casco del traje espacial de un astronauta está recubierto con una película muy delgada de oro. Esta fina película refleja mucha de la radiación solar muy intensa del espacio, para protección de los ojos y la piel de los astronautas.
La mayoría de las formas en que el oro es utilizado hoy en día se han desarrollado sólo en las últimas tres décadas. Esta tendencia probablemente continuará. A medida que nuestra sociedad requiera materiales más sofisticados y confiables, su uso se incrementará aún más. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el oro no es sólo un metal utilizado en el pasado más remoto, sino que también, por lo expuesto, es un metal del futuro. Y, sin dudas, su mejor momento es el presente. Si lo desea, preguntele a quienes invirtieron en oro en la última década cómo les ha ido… y se preguntará por qué usted no es uno de ellos.

Amadeo I: 25 y 100 Pesetas de Oro

juillet 4th, 2011

Amadeo I de Saboya

Hijo del Rey italiano Víctor Manuel II, fue proclamado monarca de España el 2 de enero de 1871.  Por ese entonces, el poder que asumía las riendas del gobierno español, interesado en instaurar una Monarquía Constitucional, eligieron un rey extranjero y de esta manera practicar el sistema de mandato de : El pueblo con el rey, a través de las Cortes.

Amadeo I fue el primer rey de España elegido en el parlamento.  Rechazado por diferentes gremios entre ellos: Carlistas, Borbones, la iglesia, y por el pueblo que lo consideraba un monarca poco simpático y con  problemas para aprender el idioma español.

Cuando muere el general Prim, se fue deshaciendo poco a poco la coalición política que había puesto a Amadeo I en el poder, las presiones de las revueltas federales, la pérdida de apoyo de los capitalistas y la guerra carlista hicieron que el monarca italiano presentara su renuncia al trono el 11 de febrero de 1873.

En los dos años que duró su mandato, se fabricaron cuños con su retrato para las monedas de 5 pesetas, y para las de Oro de 25 y 100 pesetas, de las que se acuñaron solo pruebas.

En el año de 1868 se incorporó una novedad por parte del sistema monetario español, única en el mundo, se trataba de inscribir dos fechas en las monedas: la de aprobación del modelo y la de acuñación, no obstante, esta iniciativa no se empleó correctamente en el período de 1871 a 1875, que abarcan el reinado de Amadeo I.  En el Catálogo de la Peseta nos comentan que al parecer la cantidad de monedas emitidas con fecha (en las estrellas) 18-71 son más comunes que las de 18-73, las de 18-74 aparecen solo en un 20% de las ocasiones, y las del año 18-75 aparece una por cada 10 de la cantidad total, aproximadamente.

Solo hasta finales del año 1873, durante la I República, se empezaron a hacer las cosas correctamente, inscribiendo la fecha verdadera en las estrellas de las monedas.

Pero esta exactitud llegó en un momento en el cual la moneda no se ceñía a la realidad, ya que Amadeo I renunció al trono en febrero de 1873, a lo que le siguió la República y posteriormente en 1875 ya reinaba Alfonso XII, aunque la moneda con la imagen de Amadeo I se continuó acuñando hasta mediados de ese año.

Las Marcas de Garantía de las Monedas de Amadeo I

Cinco fueron las personas encargadas de la garantía de estas monedas.  En el anverso se puede apreciar las iniciales del nombre y del primer apellido del Grabador, en el reverso las iniciales del primer apellido de los dos Ensayadores y del Fiel de Balanza.

Grabador:   L.M.: Luis Marchionni

Ensayadores y Fiel de Balanza: SD M: Donato Álvarez Santullano, Eduardo Díaz Pimienta  y Ángel Mendoza Ordóñez.

DE M: Eduardo Díaz Pimienta, Julio de Escosura Tablares y Ángel Mendoza Ordoñez.

El Grabador general encargado Luis Marchionni, fue nombrado como tal durante el reinado de Isabel II, para quien realizó los últimos dos grabados de sus monedas, posteriormente le fueron encomendados los trabajos del Gobierno Provisional, y el estupendo retrato de Amadeo I, (al parecer evitado por los falsificadores).  Sus grabados eran tan buenos, que sobrevivieron  a los intereses políticos de las épocas en las cuales trabajó.

Se jubiló a finales de 1873, y es considerado como uno de los mejores grabadores que ha tenido la Fábrica de la Moneda.

25 Pesetas de Oro

25 Pesetas de Amadeo I

Características:

Oro Ley 900 Milésimas.

Diámetro: 24mm.

LINGORO.com

Haga clic aquí para descargar la guía completa de inversión en Monedas de Oro

Peso: 8.0645grs.

Ceca: Madrid.

Canto de las Primeras Monedas: Grabado en Relieve con 27 estrellas de seis puntas, por el sistema de Virola abierta de tres piezas.

Canto de las Monedas acuñadas posteriormente en Oro rojizo: JUSTICIA Y LIBERTAD separada por tres grupos de dos estrellas de seis puntas.

Anverso: AMADEO I REY DE ESPAÑA *1871* en torno al retrato del Rey mirando a la derecha.

Reverso: Ley 900 Milésimas -124 piezas en Kilog. SD 25 PESETAS M, alrededor de un Escudo de España con escusón de Saboya, rodeado por manto y toisón.

Número de Acuñaciones: 1871(75) SD M = 25

< Las primeras acuñaciones realizadas con aleación de Plata al 10% les da un tono amarillo claro al oro de estas piezas, que las diferencia de las acuñadas posteriormente, de oro mas rojizo.

Estas monedas junto con las de 100 pesetas del mismo año, fueron las primeras monedas de Oro con el valor facial expresado en pesetas, surgidas de la Reforma de 19 de Octubre de 1868.  Acuñadas por Orden  de la Dirección General del Tesoro de 22 de Agosto de 1871, “en calidad de pruebas, y es imposible precisar la cantidad de piezas fabricadas en el 71>.

(Datos extraídos del Catálogo de la Peseta de J.Aledón y de Modern World Gold Coins).

Las monedas de 25 pesetas en general se empezaron  a acuñar por el Real Decreto del 15 de marzo de 1871.  Anteriormente la reforma de la peseta no incluyó dentro de los valores acuñados en Oro las de 25, pasando por alto el modelo de 8 gramos tan conocido en España, Alemania, Holanda, etc.

De estas solo se acuñaron unas pocas a modo de pruebas, es durante el reinado de Alfonso XII cuando se empiezan a fabricar en serie.

100 Pesetas de Oro

100 Pesetas de Amadeo I

Características:

Oro Ley 900 Milésimas.

Diámetro: 35mm.

Peso: 32.25grs.

Ceca: Madrid.

Canto : Grabado en Relieve  por el sistema de Virola abierta de tres piezas, con las palabras JUSTICIA Y LIBERTAD, separadas entre sí por tres grupos de dos estrellas de seis puntas.

Anverso: AMADEO I REY DE ESPAÑA *1871* en torno al retrato del Rey mirando a la derecha.

Reverso: Ley 900 Milésimas -31 piezas en Kilog. SD 100 PESETAS M, alrededor de un Escudo de España con escusón de Saboya, rodeado por manto y toisón.

Número de Acuñaciones en Oro Amarillo: 1871(71)= 25

Número de Acuñaciones en Oro Rojo: 1871(71)= 50

< El 16 de Marzo de 1995 en Madrid, salió a subasta una de estas piezas con un precio inicial de 15.000.000 de pesetas (90.151,82€).>

(Datos extraídos del Catálogo de la Peseta de J.Aledón y de Modern World Gold Coins)

Reacuñaciones Posteriores de estas Monedas

Dichas reacuñaciones se le atribuían al Rey Alfonso XIII, decían que al no tener ejemplares originales de dichas monedas mandó a fabricar algunas de estas piezas para cumplir con ciertos compromisos.  Posteriormente se argumentaba que dichas monedas empezaron a hacer su aparición en el año de 1963 procedentes de Suiza.

El Decreto del 21 de Marzo de 1871 con el cual se creó la moneda de 25 pesetas de Oro, decía que: No llevaría leyenda en el canto, y de ser posible los troqueles en su parte lisa llevarían diferencias para distinguir estas monedas de las provenientes de otros países.

Pero las reacuñadas en oro rojizo llevan en su canto: Justicia y Libertad, separadas por tres grupos de dos estrellas de seis puntas, asemejándose al grabado del canto de las 100 Pesetas.

Por tanto ambas monedas de oro rojizo, fueron reacuñaciones elaboradas  extraoficialmente con cuños originales con fines lucrativos.

Al ser unas piezas muy raras y escasas, significan un verdadero lujo para aquellas personas que tenga alguna en su poder, o decida comprarlas……..un gran tesoro en pocas palabras.

Por: Lizette Paternina

El Oro y el Petróleo: dos poderosos aliados

juin 26th, 2011

Oro y Petróleo

El Oro negro y el dorado suelen ir unidos de la mano, el comportamiento de uno, afecta al otro.

Tienen varias cosas en común entre ellas la escasez.  La demanda de petróleo en potencias emergentes como China, la expectativa de crecimiento económico en Estados Unidos, y la aguerrida extracción que se ha realizado durante décadas, generan  el declive de la producción en los pozos actuales.

En cuanto al Oro, las estadísticas pronostican que quedan unas 38.000 o 40.000 toneladas por extraer en total.

Sujeto a la inestabilidad vivida constantemente en los países del medio oriente, unos de los mayores productores de petróleo en el mundo, el precio del crudo varía según la situación del momento.  Por ejemplo con las revueltas generadas en Libia, llego a alcanzar los US$120, su precio más alto desde el año 2008.

En la lista aparte de Libia, se encuentran: Irak,Iran,Arabia Saudí y Argelia, y el panorama en estos cuatro países no es mucho mejor.  Son los que tienen en sus manos la responsabilidad de suministrar la mayor parte de la energía al mundo, al producir alrededor de un millón de barriles diarios (esto si se sigue una marcha constante en la obtención), factor poco probable, debido a los constantes conflictos de los que son presos, y que por consiguiente afecta a la extracción de petróleo, lo que genera la subida.

Durante todos estos años nos hemos acostumbrado a observar como el precio del petróleo sube y sube sin parar, y con él se dispara el precio de los alimentos, del transporte, el de sus derivados, etc……pero si hacemos un comparativo, nos daremos cuenta que lo más probable no es que el petróleo suba, sino que el dólar pierde continuamente su valor.

Por ejemplo en la década de los 70 se necesitaban solo $100 para comprar la misma cantidad de petróleo, que hoy en día se hace con más de $1000.

Si hablamos de plata, en ese entonces con 100 onzas se compraba la misma cantidad que hoy con 380 onzas, y si nos vamos al terreno del oro, hoy en día se necesitan alrededor de unos 114 gramos para adquirir la misma cantidad de crudo, que con 100 gramos en 1970, como podemos apreciar la diferencia es mínima.

Solo en dos ocasiones el precio del petróleo ha estado por encima del oro, en el resto del tiempo  ha estado más barato que en 1970 (en términos de oro).

En el año de 1981 cuando el barril costaba $31, en precio/oro era más barato porque solo se necesitaban 79 gramos del metal para comprar la misma cantidad que con 100 gramos en 1970.

De manera que si las monedas FIAT siguen con su progresiva devaluación, el oro y el petróleo seguirán subiendo y con ellos el coste de la vida en general, lo que conlleva a la inflación.

Ante estos momentos revueltos que vivimos, una decisión acertada es la de invertir en oro para proteger nuestro futuro y el de nuestras familias.  Al ritmo imparable con el cual se trabaja para extraer de la tierra todo el oro y el petróleo posible, dentro de algún tiempo, quizás algunas décadas, las reservas que existen actualmente se agoten del todo, y el oro sea aun más valioso de lo que es hoy en día.

Los metales preciosos sostienen su poder adquisitivo aunque pasen muchos años.  Tener todos nuestros ahorros solo en monedas como el dólar o el Euro, o cualquier otra moneda FIAT sería un gran error, porque estamos perdiendo dinero, debido a las depreciaciones que sufren.

Invertir en Oro físico nos da la posibilidad de salvar y sacarle rentabilidad a una parte de esos ahorros.

Por:Lizette Paternina

Como es el trabajo en una mina de Oro?

juin 24th, 2011

Profundidades de una mina

“Bajar a una mina de Oro es como hacer un viaje de pruebas al Hades.  Hay que dejar las ropas fuera, en la superficie, ropa interior incluida, y, enfundados en un mono blanco, hay que penetrar  en una jaula de acero que nos proyecta, por el interior de una roca, a una milla de distancia en dos minutos de tiempo.  Allá abajo existe un mundo ruidoso, cálido y húmedo, iluminado por las danzantes luciérnagas de las lámparas que los mineros llevan en sus cascos.  Un paseo de diez minutos a lo largo de una galería excavada en la roca, cuya temperatura natural  supera los 37 grados centígrados, basta para que cualquier visitante se sienta inmerso en una atmosfera cálido-húmeda.

Después, dominando el constante zumbido de los acondicionadores de aire y del estrépito de los vagones que se deslizan por sus raíles de acero, llega el ruido de las perforadoras de aire comprimido, mordiendo en la solidez de la roca.

A un lado del túnel, una angosta abertura inicia un descenso, siguiendo un ángulo de casi veinticinco grados, camino de las entrañas de la tierra.  Tiene apenas cuarenta pulgadas de altura y se mantiene delicadamente abierta por medio de entibos de goma de color azul.  En el léxico minero se le llama “bancada”.

Dentro de la bancada, parece como si la roca presionase por los cuatro costados; del techo se desprenden minúsculas motas que caen charcas de agua tibia en las que los mineros están sometidos, ya tendidos, ya arrodillados.

Oculto casi por un sutilísimo rocío de agua destinado a amortiguar el polvo, el largo pico de una perforadora vibra horadando la roca por un punto marcado con una señal de pintura roja.  A todo lo largo de un costado de la bancada, una línea continua de pintura roja señala una veta de roca de cuatro pulgadas que, hasta a ojos del profano, tiene un aspecto absolutamente diferente que el de las rocas situadas más arriba y más debajo de aquella.  Constituye un amasijo de guijarros blancos, estrechamente unidos y, aquí y allá, incrustada entre ellos, luce una minúscula partícula de oro al reflejarse en ella el haz de luz de las lamparillas de los mineros.  Esta veta, o este filón, es lo que la carne en bocadillo.  Extraer esta delgada veta de oro, situada a una profundidad de dos millas, o más, por debajo de la superficie, constituye un proceso costoso y desesperanzador.  Por encontrarse el oro muy diseminado entre los guijarros o conglomerados, no solamente hay que volar e izar, después, a la superficie la fina veta del filón  portador de oro, sino que, además hay que  subir también y machacarla, gran parte de la roca situada a ambos lados del filón, puesto que cada vez que se vuela la bancada con las cargas de dinamita colocada en los hoyos que hace la perforadora, la roca se confunde con el conglomerado.”  De este modo explica Timothy Green en su libro El Mundo del Oro, el trabajo realizado en una mina.

Y es que el trabajo de un minero es digno de admirar, al estar bajo condiciones extremas y exponiendo su vida en todo momento.  Sumergirse a tales profundidades, en donde la luz del sol es totalmente nula, la luz artificial se convierte en un complemento esencial.  Una labor enteramente física y desgastante: taladrar, picar y extraer; sumado al riesgo de posibles enfermedades como la silicosis (producida por inhalar constantemente químicos que causan efectos irreversibles a los pulmones y dificulta la respiración) y de  derrumbes, para lo cual deben apuntalar las pasarelas excavadas.

Para alcanzar la veta donde esta incrustado el oro, es necesario que trabajen muchas veces inclinados o arrodillados durante largos recorridos.

Debido a todo esto su edad de jubilación es más reducida, y su jornada laboral máxima (por lo menos en España) es de 35 horas a la semana, aunque en muchos otros países trabajan en condiciones menos favorables, y no se valora como es debido la labor que los mineros desempeñan, todo para poder extraer el Oro que compramos y vendemos hoy en día.

Por: Lizette Paternina

El Oro de Zurich

juin 21st, 2011

Bandera de Suiza

El Oro forma parte integrante de Suiza, al igual que los Alpes o el esquí.  En los aeropuertos y en las estaciones de tren da su cálida, su amarillenta bienvenida al viajero, fulgurante sobre los mostradores de las oficinas de cambio.  Baje de un taxi o de uno de los estruendosos tranvías de la Bahnhofstrasse de Zurich, y allí, en las vitrinas de los bancos -las casa de los <gnomos> -, verá las barras de Oro, las monedas de Oro de todos los tamaños descansando seductoras sobre negro terciopelo.

La cordialidad suiza no grava el Oro, que es puro en una proporción de más de 899 partes por mil, todas estas barras de los bancos lo son, como mínimo, en una proporción de un 995 por mil.  Para un suizo, como es natural, esto no es motivo para entusiasmarse.

–          Comprar Oro en Suiza es como ir a por pan a la panadería- decía un banquero.

Si compaginamos esta facilidad de visitar la panadería con esta antigua tradición de reserva y de secreto, tan peculiar de los bancos suizos, esta tradición conseguida a base de cuentas corrientes numeradas y depósitos anónimos, apenas nos sorprende que Suiza venga a ser como el almacén del Oro del mundo.  Zurich, con toda su colección de bancos dominando la Bahnhofstrasse, polariza el comercio del Oro, y sólo Londres le precede dentro del mundo del Oro.

Es difícil calibrar el movimiento exacto del mercado, puesto que Suiza no acostumbra a publicar cifras de importación y exportación de Oro.  Aparte de esto, un traficante de Zurich puede comprar oro en Londres y hacérselo enviar directamente por avión desde allí a un cliente suyo en Buenos Aires; en sentido físico, el oro no pasa por Suiza.  Aun así, el movimiento de Zurich, como mínimo, es un tercio del de Londres.  En 1965, año en que Londres manejó mil toneladas, Zurich manejó trescientas cincuenta.

Basilea, Lausana, Ginebra, e incluso pequeñas ciudades de la frontera italiana como Lugano y Chiasso, cuentan con sucursales de los principales bancos suizos o con pequeños bancos privados  y traficantes de oro que abastecen de este metal a quienes lo solicitan.  No se sabe exactamente qué cantidad de oro se guarda en las cajas fuertes, pero es probable que en cifra figuren mas lo miles de millones que los centenares de millones de dólares.

Dejando a un lado esta cuestión, existen establecidas en Suiza seis mil compañías tenedoras de acciones, con un capital conjunto de 1.500 millones de dólares; muchas de ellas conservan parte de su activo en Oro.  Buen reflejo de esta rendición suprema al oro lo constituyen las reservas del Banco Nacional Suizo que, en 1966, figuraba en cuarto lugar dentro de la escala mundial, siendo únicamente superado por los Estados Unidos, Francia y Alemania, y tal vez por Rusia, que no suele publicar cifras reveladoras; éxito nada desdeñable para un país que cuenta con una población de menos de seis millones de habitantes.

Traducido a una comparación de las más simples, esto significa que el Banco Nacional Suizo poseía 14.5 onzas de Oro por habitante – hombre, mujer y niño-, en tanto que el Tesoro de los Estados Unidos no posee sino dos onzas de oro <per capita>.  Esto únicamente en cuanto a las reservas oficiales del país.  Las de los bancos comerciales y privados, de las compañías e individuos de todo el mundo, exceden en mucho a las anteriores cifras.

Franco Suizo

Mientras el gerente de un banco norteamericano o ingles que pretenda dar un buen consejo a un cliente en cuanto a la mejor forma de invertir cien mil dólares, no cabe duda de que le insinuará que adquiera una amplia cartera en el mercado de valores, su contrapartida suiza seguramente recomendará que invierta un diez o un veinte por ciento de aquel dinero en oro.  Y no procederá de este modo porque considere que aquel oro haya de procurarle dinero al cliente, sino que, si le aconseja de ese modo, será para prevenirle contra cualquier pérdida en caso de desvalorización, o de que se produzca una recesión en el mercado de valores.

La posición de la cual disfruta Suiza desde el punto de vista financiero deriva de haber sido un país lo bastante habilidoso para saber mantenerse al margen de dos importantes guerras mundiales.

Por consiguiente inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, Zurich se hallaba en condiciones de reanudar sus actividades dentro del mercado del Oro, en tanto que el mercado londinense, que había sido cerrado en vísperas de la guerra, seguía cerrado todavía, aunque varios componentes del mercado londinense hubiesen establecido organizaciones subsidiarias en Canadá, Beirut, Hong-Kong y África del Sur, a fin de mantenerse activos en el negocio del oro.

Fue en esta época cuando algunos bancos nacionales europeos se vieron forzados a vender cuanto oro poseían para procurarse los dólares que tan urgentemente necesitaban.

Los suizos entonces se dedicaban ávidamente a comprar.

Extraído del Libro El Mundo del Oro de Timothy Green

Por: Lizette Paternina

La calidad del Oro: métodos para su comprobación

juin 20th, 2011

Ya sea para comprar joyas, monedas, o lingotes, comprobar la calidad del Oro es fundamental  a la hora de hacer una inversión, y de esta manera evitar llevarnos una decepción, porque a veces, no todo lo que brilla es Oro.

Varios trucos se han empleado a través de los años para comprobar si una moneda es de Oro puro o no, por ejemplo morderla, o tirarla encima de una mesa y dependiendo del tono emitido conocer la autenticidad debido a que las monedas de oro emiten un sonido particular.

La detección acústica de una moneda falsa es simple, porque dos monedas en equilibrio, percutidas con un mismo objeto producen un sonido idéntico.

La forma de hacerlo es sencilla, solo debemos hacer lo siguiente:

Método del Bolígrafo

–          Tener una serie de monedas idénticas

–          Poner en equilibrio la primera moneda sobre nuestro dedo índice izquierdo( si se es diestro)

–          Tener en nuestra mano derecha un bolígrafo, por ejemplo un Bic Cristal, vendría bien para hacer este tipo de prueba.

–          Con el bolígrafo en el aire, sosteniéndolo por su base, golpeamos el borde de la moneda con la punta del Bic.  Esta emite un sonido característico.

–          Hacemos el mismo procedimiento con otra moneda.

–          Comparamos ambos sonidos emitidos, notaremos si hay diferencia o no.

Los imanes son utilizados también para verificar si una pieza contiene Oro o no, si esta se queda inmediatamente pegada al imán lo más seguro es que no lo contenga, por el contrario si solo sucede una ligera atracción magnética si puede tratarse del metal.

Aparte de estos métodos existen otros con los cuales comprobar la calidad de las monedas y del Oro, tales como:

La Balanza electrónica de bolsillo

Balanza Electrónica

Se utiliza para constatar el peso de las monedas, dado en decimales.  Se considera uno de los métodos más eficaces para comprobar la autenticidad de una pieza, junto con la verificación de sus dimensiones: diámetro y espesor que lo podemos hacer con el calibrador.

 Para hacer esta comprobación es necesario lo siguiente:

–          Conocer las características de peso, diámetro y espesor de la moneda, especificaciones que podemos encontrar en un catálogo, o simplemente comparándola con una pieza reconocida como auténtica.

–          Contar con una balanza electrónica de precisión.

–          Tener un calibrador de monedas y lingotes.

 Este método es posible con las monedas modernas, cuyas medidas  y peso son precisos.

 Uno de los inconvenientes con el cual se encuentran los falsificadores es el de conseguir un material igual de denso que el Oro, la mayoría de los metales lo son menos, y los que  equiparan la densidad del metal dorado son más costosos que este.  Hace muchos años se llegó a utilizar el platino pero al alcanzar un valor superior al oro no se consideraba rentable.  Posteriormente se ha hablado del Tungsteno, que se mezcla con otros metales para alcanzar la proporción requerida.  Si dicha proporción falla y el peso no es el indicado, por este método es muy probable que se detecte la falsificación.

El Calibrador de Monedas y lingotes

Calibrador

Se utiliza para medir las dimensiones de una pieza (diámetro, espesor), indicadas también en decimales.  Este se puede conseguir en cualquier almacén de bricolaje, son económicos y una precisión de 1/20 es suficiente para lo que necesitamos.

 Pruebas con Ácidos

 Este tipo de pruebas son más que todo utilizadas por joyeros y profesionales.  Consiste en frotar la pieza de Oro sobre una piedra llamada: Arkansas, sobre la cual queda una mancha del metal, posteriormente se aplican unas gotas del acido y si no se produce ningún tipo de reacción y el Oro permanece intacto sobre la piedra, es auténtico.  Para cada quilataje se utiliza un tipo de ácido.

 Test de Rayos-X

 Para comprobar la densidad del Oro en piezas o lingotes de gran tamaño, es ideal.  Se dirigen los rayos-x a través de una moneda o lingote y dependiendo de los que atraviesen la pieza, y el tiempo que le lleva, se podrán sacar posteriormente los resultados de cantidades de Oro, plata y otros metales que contenga el objeto estudiado.

Test del Fuego

 Con este test se funde la pieza en un horno, lo que implica destruir la pieza, factor que para muchos no resulta nada práctico.

Datos de Interés

Numismètre Étalon

En Francia es utilizado también un dispositivo que apareció en el año 1925 y se le conoce con el nombre de Numismètre Étalon.  Se utilizaba para controlar las piezas de 10 y 20 francos Turín, así como las de 5 francos.  En esa época circulaban muchas monedas falsas y con el reconocimiento del peso era fácil detectarlas.

Las que estaban hechas con hierro eran más ligeras, mientras que las de plomo más pesadas que las de plata auténtica.

Este artefacto cuenta con varias hendiduras en las que se depositan las monedas de los diferentes tamaños, una vez colocadas en dichos espacios, se debe esperar unos segundos, para que el sistema se estabilice, si el equilibrio es perfecto (barra totalmente horizontal), significa que la pieza es auténtica.

Hoy en día las balanzas electrónicas han ido desplazando poco a poco la utilización de este dispositivo.

Por: Lizette Paternina

¿De dónde sale el oro y para qué se usa?

juin 20th, 2011
¿De dónde sale el oro?

Muchas veces hemos hablado del oro. Lo hemos tenido en nuestras manos. Lo hemos deseado. Lo hemos venerado. Pero muy pocas veces hemos reparado en el origen de ese metal precioso que llama la atención.
Pues bien, según Wikipedia, el oro es un “elemento químico de número atómico 79, situado en el grupo 11 de la tabla periódica. Es un metal precioso blando de color amarillo. Su símbolo es Au (del latín aurum, “brillante amanecer”). Es un metal de transición blando, brillante, amarillo, pesado, maleable y dúctil. El oro no reacciona con la mayoría de los productos químicos, solo es soluble en agua de cloro, agua regia o una mezcla de agua y cianuro de potasio.
El oro se encuentra habitualmente en estado puro. El oro puede encontrarse en la naturaleza en los ríos. Algunas piedras de los ríos contienen pepitas de oro en su interior. La fuerza del agua separa las pepitas de la roca y las divide en partículas minúsculas que se depositan en el fondo del cauce.
Desde el punto de vista geomorfológico, se sabe que se encuentra en los 3 tipos de rocas: ígneas, metamórficas y sedimentarias. Se forma en filones hidrotermales normalmente relacionados con el cuarzo y sulfuros, diseminado en rocas.

Según la más precisa de las teorías, se crea bajo condiciones extremas. Esto es, por ejemplo, las que se generan cuando colapsa el núcleo de las estrellas supergigantes. En ellas se producen reacciones de fusión nuclear que, cuando cesan, provocan que las capas superiores de la estrella se desplomen sobre el núcleo, comprimiendo y calentando la materia hasta el punto de que los núcleos más ligeros, como por ejemplo el hierro, se fusionan para dar lugar a los metales más pesados (uranio, oro, etc.).

Pepitas de oro en el río

Otras líneas de pensamiento insisten en que, a través de fallas en la corteza terrestre, se elevan gases y líquidos qu desde el estructura interna del planeta que dan lugar a la formación del oro. Sin embargo, muchos científicos coinciden en que las condiciones de presión y temperatura que se dan en el núcleo de la Tierra no alcanzan para dar lugar a la fusión nuclear de la cual surge el oro.


Su relativa abundancia media en el sistema solar parece que es mayor que en el universo primigenio, en las estrellas e incluso en las explosiones de supernovas típicas. Algunos astrónomos sugieren actualmente que los elementos pesados ricos en neutrones, como el oro, podrían crearse más fácilmente en explosiones ricas en neutrones poco frecuentes, como por ejemplo en la colisión de estrellas de neutrones . La imagen de arriba es una ilustración artística que representa dos estrellas de neutrones moviéndose en espiral la una hacia la otra, justo antes de chocar . Al suponerse que las colisiones de estrellas de neutrones están en el origen de los estallidos de rayos gamma, es posible que ya poseamos algún souvenir de una de las explosiones más potentes del universo.

¿Para qué se usa el oro?
Desde tiempos muy lejanos, el oro es uno de los metales que más se utlizó para acuñar monedas. También, desde mucho antes de Cristo hasta nuestros tiempos, se utiliza en la joyería, en la ornamentación. A finales del siglo pasado, se comenzó a utilizar en la industria y la electrónica por su resistencia a la corrosión, y por la combinación de propiedades químicas y físicas que lo hacen más atractivo para determinados elementos.
También, históricamente, se ha empleado como símbolo de pureza, de valor, de realeza. Desde épocas inmemoriales el principal objetivo de los alquimistas era producir oro partiendo de otras sustancias como el plomo, mediante la búsqueda de la llamada piedra filosofal. Tras una incontable cantidad de intentos infructuosos, se ha comprobado que es imposible químicamente convertir metales inferiores en oro. Este dato tiene una sola lectura: la cantidad de oro que existe en el mundo es constante. No se puede imitar, no se puede inventar, no se puede recrear, no se puede reproducir.
A lo largo de la historia, el oro ha sido utilizado para la acuñación de monedas para uso comercial que hoy se utilizan como forma de inversión (junto con los lingotes o las pepitas). Las hay de distintos tipos, valores, orígenes y composiciones (ver aquí). El Krugerrand, la moneda originaria de Sudáfrica, es la moneda de referencia para los inversores de todo el mundo. Las más conocidas y utilizadas como forma de inversión además de aquella son el American Gold Tagle de Estados Unidos, el Argentino de oro, el Chileno de oro, el Mexicano de oro, la Maple Leaf de Canadá, e Sol de oro de Perú, los 20 Francos de oro o “Napoleón” de Francia , los 20 Francos Vreneli de Suiza, la corona de oro de Austria, el Soberano Británico de Gran Bretaña, y otras tantas.

Monedas y lingotes de oro

Durante mucho tiempo, el oro fue utilizado como patrón de divisas. Es decir, se ha convertido en la unidad internacional a tomar como referencia para transacciones comerciales entre países, para medir la evolución de precios de bienes y servicios a lo largo del tiempo, para –en definitiva- regir la economía mundial. Los vaivenes de la globalización, la aparición de los bloques comerciales y las medidas generadas por organismos financieros internacionales, colocaron al dólar y más tarde al euro y el yen como alternativas de referencia. La realidad, tras las últimas crisis desatadas en Estados Unidos y Europa, es que los especialistas vuelven a insistir que el oro es el patrón de divisas por excelencia. Mientras el resto de las variables cae, el oro no solo se ha mantenido, creción sin cesar durante –cuanto menos- la última década. Pero dejaremos este análisis para otro momento.

Aplicaciones en la joyería
El oro puro -que es el de 24 kilates- es demasiado blando. Para poder utilizarlo en sus múltiples aplicaciones se endurece mediante un proceso de aleación con plata, cobre o ambos. Esto es lo que genera distintas tonalidades (ver más aquí).
En joyería fina se denomina oro alto o de 18k (kilates) a aquél que tiene 18 partes de oro por cada 6 de otro metal o metales (75% en oro), oro medio o de 14k (análogamente, tiene 14 partes de oro por 10 de otros metales, lo que representa una pureza del 58,33% en oro) y oro bajo o de 10k que es el que está compuesto por 10 partes de oro por cada 14 de otros metales (41,67% de pureza).

Anillo hecho con una pepita de oro

Por razones obvias, el más preciado en joyería es el oro alto, es muy brillante y vistoso, pero es caro y poco resistente. Por su parte, el más utilizado por su mayor resistencia y menor costo es el oro de 14 kilates.
Las diferentes aleaciones de oro alto permiten obtener diferentes colores y esto le da mayor atractivo visual y económico. Así, pueden encontrarse las variantes de oro amarillo (1000 g de oro amarillo contienen 750 g de oro, 125 g de plata y 125 g de cobre), oro rojo (75% oro, 25% cobre), oro rosa (75 de oro, 5 de plata y 20 de cobre), oro blanco (75 de oro, 16 de paladio, 9 de plata), oro gris (75 de oro, 15 de níquel, 10 de cobre), oro verde (75 de oro, 25 de plata), oro azul (75 de oro, 25 de hierro).

También en medicina
La terapia mas antigua de segunda línea para el tratamiento de la artritis reumatoide, y que se reconoce y usa en la actualidad, es la crisoterapia (tratamiento con base en sales de oro). Fue utilizada a principios de siglo pasado para el tratamiento de la tuberculosis. Tiempo después, mostró su efectividad en la artritis reumatoide. En algunos casos se utilizó de manera abusiva y durante un tiempo generó incredulidad. Pero finalmente, con estudios científicos más serios como respaldo, en la actualidad está siendo utilizado frecuentemente en la terapia antirreumática.

Algunos tiolatos (o parecidos) de oro (I) tienen propiedades antiinflamatorias. La mayoría de estos compuestos son poco solubles y es necesario inyectarlos. Algunos son más solubles y se pueden administrar por vía oral. El cuerpo humano no absorbe bien este metal, pero –en exceso- sus compuestos pueden ser tóxicos.

El isótopo de oro 198Au, con un período de semidesintegración de 2,7 días, se emplea en algunos tratamientos de cáncer y otras enfermedades.Y también se emplea como recubrimiento de materiales biológicos permitiendo ser visto a través del microscopio electrónico de barrido (SEM).

Otros usos comunes
También hemos visto al oro aplicado a variadas disciplinas y actividades.

Medalla de oro olímpica

• Se utiliza para las medallas olímpicas y en la mayoría de las competiciones deportivas es entregada una medalla de oro al ganador
• Cumple funciones críticas en comunicaciones, naves espaciales, motores de aviones de reacción y otros muchos productos
• Su alta conductividad eléctrica y resistencia a la oxidación ha permitido un amplio uso como capas delgadas electrodepositadas sobre la superficie de conexiones eléctricas para asegurar una conexión buena, de baja resistencia
• En algunas ocasiones es utilizado en amalgama con el mercurio para empastes dentales
• El oro también se ha estado estudiando en laboratorios con otros fines médicos y biológicos. Allí se ha llegado a una solución intensamente coloreada que se ha dado en llamar oro coloidal (nanopartículas de oro). También es la forma empleada como pintura dorada en cerámicas
• En fotografía se utiliza el ácido cloroaúrico
• Como el oro refleja la luz infrarroja con mayor eficacia se utiliza como recubrimiento protector en los satélites
• Se utiliza para la elaboración de flautas traveseras finas debido a que se calienta con mayor rapidez que otros materiales facilitando la interpretación del instrumento
• El oro se usó en los primeros cables debido a su gran conductividad. Pero debido a los robos que se producían fue sustituido por plata primero y el cobre después

El oro en la mitología: El vellocino

juin 19th, 2011

La mitología clásica posee muchas historias atrapantes y fascinantes, una de las más conocidas es la del vellocino de oro.

Cuenta la historia que el rey de la ciudad de Orcómeno en Beocia, Atamante, tomó por esposa a la diosa nube Néfele con quien tuvo dos hijos (Hele y Frixo). Tiempo más tarde, se enamoró y se casó con Ino, la hija de Cadmo.

Ino sentía muchos celos de sus hijastros, por lo que planeó matarlos. Intentó convencer a su marido que el sacrificio de Frixo sería lo único que sacaría al reino de la crisis que atravesaba. Néfele, entonces, envió un carnero alado de oro. Frixo y Hele montaron en el carnero, cuyo nombre era Crisomallo, y de esta forma lograron escapar de la celosa madrastra.

Como buena historia mitológica, la tragedia no podía estar ausente. Es entonces que en plena huida, mientras sobrevolaban el océano, Hele cayó del carnero y murió ahogada. Dicen quienes saben, que el lugar de la fatalidad fue denominado Helesponto, en honor a la niña. Cuando llegaron a Cólquide, Frixo sacrificó a Crisomallo en honor a Zeus, lo desolló, y colgó la zalea dorada de un roble en honor a Ares. Un dragón y dos toros que largaban fuego por la boca serían los encargados de custodiar la piel de oro.

El vellocino de oro mitológico

Tiempo más tarde, dispuesto a recobrar el trono que por linaje le correspondía, un joven llamado Jasón se presenta ante el rey de Yolcos, que no es otro que su propio tío Pelias (que había derrocado al padre de Jasón), y le solicita que cumpla con los designios que lo reclamaban como soberano de las tierras. Pelias decide mostrarse benévolo con su sobrino, y le responde que sólo le solicitaba que le trajera el vellocino de oro que se hallaba sobre un roble en la región de Cólquida. Una vez que trajera la zalea áurea, el trono sería suyo. No resulta difícil darse cuenta que Pelias confiaba demasiado en las bestias que custodiaban la preciada pieza.

Jasón comenzó a organizar la travesía, para lo cual recibió ayuda de su tutor, el centauro Quirón. Una vez que la nave estuvo construida, la bautizó “Argos”, y entre sus tripulantes, que fueron conocidos como “argonautas”, se destacaban Heracles y Orfeo. Este último no remaba, sino que era quien se encargaba de marcar el ritmo de los remeros. Por ser el único iniciado en los misterios de Samotracia, era el encargado de pedir protección a los Cabiros (dioses menores protectores de los marineros), por lo que ejerció como sacerdote de los argonautas.

El periplo duró largo tiempo, tuvieron que luchar con gigantes de seis brazos, para lo cual, las artes de Heracles fueron más que útiles. Cuando llegaron por fin a su destino, Jasón, se presenta ante Eetes, rey de Cólquide y le explica sus propósitos. Eetes le impone dos condiciones para entregarle el vellocino de oro: debería poner bajo el mismo yugo a los dos toros que arrojaban fuego, que habían sido regalados por Hefesto al rey, y después, debería arar con ellos un campo y sembrar en él los dientes del horrible dragón que protegía la zalea de oro.

Mientras pensaba qué responder al soberano, Jasón preocupado ante tamañas solicitudes, recibe la visita de Medea, hija del rey, que también era hechicera, y que había sido flechada por Eros, por lo que había quedado enamorada de Jasón.

Medea ofreció su ayuda a Jasón a cambio de que éste se casara con ella y la llevara a Grecia. El líder de los argonautas había recorrido un largo camino para llegar hasta allí, y necesitaba realmente el vellocino de oro, pero no estaba enamorado de Medea. Sin embargo, aceptó. La princesa hechicera le dio un ungüento gracias al cual ni el fuego ni el hierro le dañarían durante un día, con lo que tenía resuelto el primer inconveniente.
Respecto al dragón, le dijo que de sus dientes saldrían soldados que intentarían matarlo, pero que resolvería el problema lanzándoles una piedra porque se pondrían a luchar entre ellos por ver quién había sido el culpable.

De esta manera, Jasón pudo cumplir el pedido de Eetes. Sorprendido, pues no creía que el joven lograra el cometido, el rey planeó deshacerse de los visitantes, ya que no estaba dispuesto a entregarle el vellocino. Jasón tuvo conocimiento de que el soberano planeaba quemar la nave Argos con todos sus ocupantes dentro, así que durmió al dragón que protegía su preciado tesoro (de nuevo con ayuda de Medea) y escapó.

El paño grueso y suave de oro de Jason

Cuando el rey de Cólquide supo lo ocurrido, persiguió al Argos en su huida, a través del río Istro (actual Danubio). Conocedora de las reacciones de su padre, Medea había previsto sus movimientos, por lo que había matado y descuartizado a su hermano Apsirto, aún niño, y fue arrojando sus trozos para que su padre tuviera que recogerlos. Esto le permitió ganar tiempo a la nave de los Argonautas.

Zeus se irritó enormemente por la muerte de Apsirto y condenó al barco a perder su ruta. La única que podía ayudarlos era la tía de Medea, la maga Circe, quien podría purificarlos luego de lo que habían hecho, para poder aplacar la ira de los dioses. Llegaron, pues, a la residencia de Cirse, en la actual Italia, quien les ayudó, aunque se negó a acoger a Jasón en su residencia.

Poco después, y de regreso a Grecia, tuvieron que pasar por la morada de las Sirenas, para lo cual debieron sortear el embrujo del canto de estos seres que volvía locos a los marineros, hasta que perdían el rumbo, y estrellaban las embarcaciones contra las rocas. Orfeo fue el encargado de entonar las melodías que taparían los cantos de las sirenas.

De regreso en Yolcos, Jasón se convierte en rey y cumple su palabra casándose con Medea. Tiene dos hijos con ella, pero acaba repudiándola para casarse por segunda vez, ahora con una princesa de Corinto. Medea, en venganza, mata a sus hijos y se los da a comer a Jasón, camuflados en un guiso.

Múltiples interpretaciones se han hecho de este mito, entre las que se cuentan: el crecimiento de la economía griega de la mano la llegada de la ganadería (por el carnero de oro), o la manera en que extraían oro los griegos en la zona de Georgia, al este del Mar Negro, para lo que usaban zaleas de oveja que sumergían en las aguas del río para capturar las pepitas de oro que bajaban desde los placeres río arriba. Luego colgaban los vellocinos de los árboles para que se secaran, y entonces los peinaban para desprender el oro.

50 Pesos Centenario: La Moneda de Oro mexicana por excelencia

juin 7th, 2011

Moneda de 50 Pesos acuñada en 1921

En esta oportunidad les hablaremos de una de las monedas más emblemáticas de México y de las más conocidas actualmente, como lo es la Moneda de 50 Pesos Centenario.

Famosa por su belleza y sus dimensiones, ya que es un 20% más grande que su compañera americana la Eagle de 1 Onza. Lo que la convierte en una pieza de gran tamaño, compuesta por 37.5 gramos de Oro puro sobre un total de 41.66 gramos, la proporción es de 90% de Oro y 10% de cobre para asegurar la solidez  y durabilidad de la moneda, como se hace con la mayoría fabricadas en occidente.

Este ejemplar mexicano, tiene más de un atributo, aparte de su valor estético, cuenta con un gran valor histórico, una prima baja y un importante número de tiradas o fabricaciones, que hacen de ella una buena adquisición para aquellos que desean invertir en monedas de Oro a largo plazo.

Su Historia

La primera acuñación de esta moneda se realizó en el año de 1921, con motivo de la conmemoración del centenario de la independencia de México del dominio español.  La Guerra de  Independencia se inició el 16 de septiembre de 1810 a manos de Miguel Hidalgo, quien da el llamado “grito de Dolores”, y finaliza el 27 de septiembre de 1821 con la entrada a la ciudad de México del ejercito Trigarante o Ejército de las Tres Garantías, liderado por Agustín de Iturbide.  Dando fin a la época colonial mexicana.

Para celebrarlo se manda erigir un monumento a tal hazaña, el que se conoce hoy como “El Ángel de la Independencia”, (uno de los mayores símbolos mexicanos), ubicado en la glorieta del Paseo de la Reforma.  Inaugurado en 1910 por el presidente de la época Porfirio Díaz, culminando con este evento las fiestas del centenario de la Independencia.

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Antonio Rivas Mercado, el ingeniero Roberto Gayol y el escultor italiano Enrique Alciati.

La columna,  está inspirada en las antiguas columnas romanas, dedicadas a exaltar la valentía de algún personaje, en su cúspide se posa la escultura de la Victoria Alada, también conocida como La Victoria de Samotracia una de las esculturas griegas más famosa del período helenístico. Elaborada en bronce con recubrimiento en Oro, mide 6.7 metros de altura y pesa 7 toneladas.  Con el brazo derecho extendido y sujetando una corona de laurel, simboliza la victoria  de los héroes; en el izquierdo, extendido hacia atrás sujeta unos eslabones rotos representando el final de tres siglos de esclavitud a manos del dominio español.

Este Monumento de la Independencia es el modelo utilizado tanto para la moneda de 50 Pesos Centenario como para la Onza o Libertad (de la cual hablamos en un artículo anterior).

Anverso y Reverso

Reverso de la Moneda acuñada en 1921

Diseñada y grabada por el artista Emilio del Moral, en el reverso de esta moneda encontramos a La Victoria Alada sujetando en su mano derecha la corona de laurel y en su mano izquierda unos eslabones rotos.  Flanqueando a la Victoria Alada encontramos al fondo los dos famosos volcanes mexicanos Popocatepetl e Iztaccihuatl.

En la parte inferior de la moneda, encontramos dos fechas, la primera ubicada a la izquierda de la Victoria Alada (viendo la pieza de frente), corresponde al año de la independencia <1821>, mientras que el ubicado al lado derecho se refiere al año de producción de la moneda <1931, 1943..>.  Sobre los volcanes se ubican las inscripciones de: 50 Pesos (izquierda) y la pureza <37.5gr Oro Puro> (derecha).

Sobre el anverso, encontramos uno de los símbolos nacionales mexicanos, como es  El  Águila posada sobre un nopal (otro de los símbolos nacionales) sujetando una serpiente con su pico.

Se diferencia del anverso de la Moneda Onza o Libertad, en que el Águila en esta pieza tiene el perfil izquierdo expuesto, mientras que en la de 50 Pesos Centenario está mirando hacia arriba.

Sobre todo este conjunto, y bordeando la parte superior del anverso de la moneda, encontramos la inscripción de: Estados Unidos Mexicanos.

Anverso de la Moneda de 50 Pesos Centenario

Sobre el canto, leemos «INDEPENDENCIA Y LIBERTAD»

Canto de la Moneda de 50 Pesos Centenario

La moneda en cifras

Tabla extraída de World Gold Coins

La moneda pesa 41,66 gramos, mide 37,1mm de diámetro y contiene como hemos dicho previamente 37,5 gramos de Oro puro (es decir 1,2057 oz).

Más de 12 millones de monedas fueron fabricadas entre 1921 y 1972. Las monedas  acuñadas en 1947 son de muy buena calidad, pero las realizadas anteriormente son posiblemente más caras.

Hay que citar también, la acuñación de un tipo realizado en 1943, unos  89.000 ejemplares, de un diámetro superior, unos 39mm, pero de un peso idéntico a las otras monedas.

La moneda de 50 Pesos Centenario tiene todavía hoy un gran éxito en el mundo hispano, en España y en América latina principalmente. La buena posición ocupada por el Kruggerand a lo largo de estos últimos años, desenfocó  el interés de otros inversores por la moneda de 50 pesos.

Una Moneda de inversión a largo plazo.

Haga clic aquí para descargar la guía completa de inversión en Monedas de Oro

Aun si la diferencia de prima es pequeña sobre esta moneda, constituye hoy una elección adecuada para un inversor en monedas de oro a largo plazo. Efectivamente es una de las monedas de oro que da una prima baja y permite posicionarse sobre el valor del oro a diario. Es evidente que en caso de crisis grave, la prima de esta moneda subiría, y más en los países hispanos. Al contrario de la Krugerrand, la producción de las 50 Pesos Centenario ha finalizado,  por lo tanto se enfrenta a su propia rareza.

Para la compra, es recomendable evitar las transacciones directas con cualquiera persona, ya que esta moneda fue bastante copiada y hay numerosas falsificaciones circulando en el mercado.

Comprar una moneda de 50 Pesos Centenario hoy, para venderla cuando la prima haya subido, puede ser una decisión muy inteligente y acertada, solo se necesita ser muy paciente y no comprar a cualquiera.

Otros datos de Interés

Cuando los americanos tuvieron de nuevo el derecho de poseer oro el 31 de diciembre de 1974, la moneda de 50 Pesos Centenario fue rápidamente abanderada de las adquisiciones de la industria del oro físico. El Krugerrand no era todavía suficientemente conocido.

Muchos intercambios comerciales entre México y Estados Unidos se han realizado con monedas de Oro. Esas transacciones a día de hoy han desaparecido, pero quien sabe, con la caída del dólar, un día quizás se retorne a esta modalidad.

Por: Lizette Paternina

Dirección para comprar  50 Pesos Centenario y otras monedas de oro:  LINGORO.com





Fixing de Londres: como se determina el precio del Oro?

juin 6th, 2011

Fijación del Oro

Desde hace varios años el precio del Oro no hace más que subir, esta no es una primicia: las cifras hablan por sí solas. Estos registros se han visto impulsados por la brecha abierta en algunos países de la Unión Europea, que no hacen sino confirmar su meteórico ascenso.  Pero este precio del Oro,  como se fija?, y quien lo hace?.

La Historia del precio del Oro

Antes de explicar el funcionamiento del precio del oro, es necesario un poco de historia.

Antes de la Primera Guerra Mundial, la Libra Esterlina era la moneda más poderosa de la época, y el mundo atravesaba por una estabilidad monetaria.

El sistema monetario internacional estuvo basado en el patrón Oro: toda persona tenía la posibilidad de transformar en Oro toda la liquidez que poseía, en cualquier estado del mundo.

En ese momento los bancos centrales estaban obligados a tener suficiente Oro para poder asegurar los cambios.  Por lo tanto se produjo una equivalencia fija entre todas las monedas.

Al final de la Primera Guerra Mundial, la estabilidad monetaria vaciló, y la crisis de 1929 no restablece la calma.

De 1944 a 1971, la firma de los acuerdos de Bretton Woods fijan el Gold Exchange Standard, que rige el sistema monetario mundial.  El principal objetivo era el restablecimiento de la moneda, para que no se produjera en el futuro la situación de 1929.

En este sistema, el Dólar < As Good as Gold ó Tan Bueno como el Oro>, era el rey: moneda de referencia, el billete verde reflejaba el poderío de Usa en esa época, con la reserva más grande de Oro en ese momento.  El precio del Dólar y del Oro era equivalente.

En 1971 Nixon anuncia que la convertibilidad del Dólar en Oro se abandona.  Las razones?  Estados Unidos es excluido de los intercambios comerciales internacionales, lo que ocasiona unos déficits exteriores de gran importancia.  Además de esto, EEUU no es capaz de garantizar la convertibilidad de todo el Oro del mundo, ya que sus reservas no son inagotables.

Desde 1971, el Oro ha registrado records tanto positivos como negativos: en 1980 alcanzó los 600 dólares la Onza, luego pasó en 1985 a 287.5 dólares la onza.  En el 2006, el precio del Oro no deja de subir.  Claramente entre 1968 y 2008, el precio del Oro se ha multiplicado por 26, pasando del 35.2 dólares la onza a 1023.50 dólares.

La London Bullion Market Association fija el precio del Oro

La LBMA, que significa London Bullion Market Association, está encargada de seguir y controlar la cotización de los metales preciosos, en los principales mercados: Londres, New-York, Zurich y Tokyo.

Sus miembros se dividen en dos categorías:

– Los grandes bancos internacionales: El Banco Nova Scotia-Scotia Mocatta, HSBS, Deutsche Bank AG Londres, Sociedad General Corporate & Investment Banking y Barclays Capital.

– Los vendedores y fabricantes de metales preciosos.

Dos veces por día (10h30 GMT et 15h00 GMT) se determina el precio del Oro: es la sesión de fijación, la “London Gold Fixing”.  Durante estas dos sesiones diarias, cinco representantes de los miembros de la LBMA están presentes e interactúan entre ellos.

Manteniendo informados a sus clientes, sobre la evolución en el precio del metal.

Al principio de cada sesión, la cotización inicial es anunciada, y es comunicada por cada miembro a sus clientes.  En este proceso de apertura, solo hay compradores o vendedores.  Para que la sesión finalice, hace falta que la oferta y la demanda se equilibre, y de esta manera el precio del oro quede fijado: si el número de lingotes para la venta y para la compra no es acorde, el precio se modifica, hasta que el equilibrio se alcance.  Si esto se consigue, el precio se fija: el FIX se equilibra cuando la cantidad restante que hay que vender o comprar es inferior a 50 barras.

La oferta y la demanda dependen de varios factores

Es entonces el juego de la oferta y la demanda, quien determina el precio del Oro. Pero como se organiza y de que depende?

– La oferta puede estar atada a la evolución de las existencias de Oro depositadas en los bancos centrales, las cifras de la producción mundial de Oro, y la cantidad de metal del que todavía gozan las reservas mineras, etc.

– La demanda depende de la joyería y la industria, sobretodo está atada a las exigencias de varios países, entre estos: India, China y Estados Unidos.

La demanda está ligada de igual forma a la situación económica, política o social de los países, es por ello que en momento de crisis nos arrojamos sobre el Oro, y esto no es nada nuevo.

Las previsiones del precio del Oro

No hace falta formar parte de los cinco miembros de la LMBA, para imaginar cual será el estado del precio del Oro en los próximos años.  Los expertos son unánimes en este punto: una caída estrepitosa del dólar, y un crecimiento en el precio del Oro, alrededor de unos 8.000 dólares la onza para el 2015.

Artículo traducido y adaptado del Blog LoretLargent

Por: Lizette Paternina

Oro en Colombia: Minas de La Colosa y Marmato

juin 5th, 2011

El país se ha convertido al parecer en una mina de oro en sí mismo, muchas son las solicitudes  que se acumulan de empresas que desean explotar el metal en suelo colombiano.

Más de cuarenta compañías han expresado su interés por acceder al mercado en los últimos años.

Cajamarca: Mina La Colosa

Mina La Colosa en Cajamarca

Con el descubrimiento de un yacimiento de Oro en el departamento de Tolima, en el año 2007, y que probablemente es uno de los diez yacimientos más grandes del mundo, incrementa el apetito de la empresas extranjeras, y ponen a Colombia en el punto de mira de las explotaciones.

El hallazgo se produjo en el municipio de Cajamarca, en la parte occidental de Ibagué, y se encuentra muy cerca del Proyecto del Túnel de la Línea, que comunica a Calarcá con Cajamarca, y debe su nombre al “Alto de la Línea”, en la Cordillera de los Andes, por debajo del cual pasará.

La multinacional sudafricana AngloGold  Ashanti  (con trabajos en Brasil y Argentina), fue la responsable del hallazgo de esta mina, y posteriormente la encargada de su explotación.  Alrededor de quince millones de onzas de Oro posee esta zona, lo que se traduce en unos quince años de trabajos.  Ningún proyecto aurífero había alcanzado la magnitud de La Colosa, que podría ubicarse en tercer lugar, por detrás de la mina de Yanacocha en Perú, y la Escondida en Chile.

Uno de los factores delimitantes de este proyecto es el medioambiental, ya que la zona está rodeada de ríos y reservas forestales, que se han visto afectadas (según las autoridades ambientales de Tolima), por las primeras perforaciones hechas por la multinacional, a lo que estos responden, afirmando <que la reserva fue delimitada en 1952, con el fin de ser explotada, y que aún quedan evidencias de que se desarrolló la ganadería y la agricultura en tiempos pasados>.  A raíz de estas polémicas, los trabajos se han paralizado en varias ocasiones.

El Oro se encuentra disperso por la superficie, en un área de 515 hectáreas aproximadamente, por ello el método de Minería a cielo abierto es el utilizado para la obtención del material.

Según los estudios realizados por el Ministerio colombiano de Minas y Energía, este yacimiento dejará considerables ganancias  al país, entre el 70% -80% de los recursos generados por la mina se quedarán en territorio nacional, representados en forma de impuestos, regalías y salarios.

Los trabajos de exploración realizados en Colombia, van de la mano con el tema de la seguridad, por ello los nuevos descubrimientos se asoman en los últimos años (a partir del 2005), cuando el problema de la guerrilla y los paramilitares se ha controlado con el mandato del expresidente Álvaro Uribe Vélez.  Hoy en día empresas tanto nacionales como extranjeras pueden adentrarse en territorios anteriormente hostiles.  En una geografía tan variada y exuberante como la colombiana, es muy probable que los trabajos de exploración arrojen un resultado muy positivo.

Los principales departamentos  en los cuales se concentra el interés de exploración son: Antioquia, Choco, Caldas, Bolívar, Tolima, Cauca, Santander y Nariño, siendo Antioquia el portador del mayor porcentaje.

Caldas: Mina de Marmato

Mina de Explotación a cielo abierto

Marmato es un pueblo, ubicado en la Cordillera Occidental Colombiana, entre Supía y Caramanta, en el departamento de Caldas. Su nombre proviene de la palabra “marmata” asociado a la “pirita” (mineral del grupo de los sulfuros).

Este pueblo ha vivido de la minería durante décadas, excavando el interior del subsuelo, y extrayendo el oro de forma artesanal.  Sus reservas se estiman en unas 5.3 millones de onzas troy de Oro, equivalentes a 164.9 toneladas de metal.

Según fuentes de Ingeominas, las explotaciones de Marmato se remontan a la época precolombina, al parecer desde el año 1522.  Fue fundado en 1525 por el español Jacinto Arboleda.

En 1822 el General Santander, al crear la República, solicitó un préstamo a Inglaterra, quien a cambió pidió en garantía las minas de Marmato.

Se ha convertido en la mina de la polémica, porque la multinacional Medoro Resources Ltd (apropiándose del proyecto por etapas, con la compra de acciones), interesada en los trabajos de explotación que se realizaran a cielo abierto, abarcando gran extensión de terreno, requiere el desplazamiento del poblado y la inclusión o expropiación de las actividades de explotación realizadas por los habitantes, para dar facilidades a los trabajos a gran escala. Lo que por obvias razones, ha generado el descontento de la población, quienes desean evitar a toda costa estas acciones.

En el 2011 Medoro Resources Ltd. Realizará diferentes trabajos para complementar el estudio de viabilidad del proyecto, sobretodo los de impacto medioambiental. El pasado 26 de mayo de 2011, la multinacional presentó su informe de Evaluación económica preliminar del proyecto,  pero aun sigue en pié la problemática del traslado del poblado. Algunas entidades gubernamentales lo consideran necesario, para proteger a los habitantes, debido a la amenaza de derrumbe del cerro.  Pero los marmateños no están muy convencidos de estas buenas intenciones, que bien pueden ser por intereses económicos.

Por: Lizette Paternina

El Mundo del Oro

mai 26th, 2011

El Dorado

Un millón de dólares en oro tiene todo el aspecto de un cojín amarillo para ir destinado a un taburete y, ciertamente, su volumen no abulta más que un cojín de estas dimensiones.  Porque son ochenta barras, ni una mas ni una menos, cada una de ellas de un pie de longitud, relucientes en su estuche de madera, sin exceder, en conjunto, a los dos pies de altura.  Casi parece una broma.

Pero, como dijo una vez Disraeli en la Cámara de los Comunes, ha sido el Oro, más que el amor, lo que ha sacado de quicio a los hombres.  Hace más de seis mil años que hombres y mujeres luchan, mueren, cometen toda clase de fraudes, caen en la esclavitud por su causa.

Conseguid Oro”, escribía en 1511 el rey Fernando de España a sus hombres en América del Sur, < valiéndoos de medios humanos si os es posible pero, sea como fuere, conseguid Oro>.

Era el Oro arrancado a las minas en condiciones tremendamente penosas, lo que alimentaba las civilizaciones del antiguo Egipto y de Roma.  <No existe miramiento alguno, ni se da tregua al enfermo ni al lisiado, al anciano ni a la debilidad de la mujer, -escribía el historiador Diodoro en el siglo II a. de J.C,- todos están obligados a trabajar en su labor hasta que mueren, agotados por los padecimientos y la fatiga>.

En la memorable conferencia de prensa que concediera el general Charles de Gaulle en febrero de 1965, decía:

<No puede haber más criterio, más canon que el Oro.  Sí, el Oro, que nunca cambia, que puede moldearse en lingotes, en barras, en monedas, que no tiene nacionalidad y que es eterno, universalmente aceptado como valor fiduciario inalterable por excelencia>.

Por supuesto y, como es lógico, resulta absurda la avidez de Oro, como muy bien ha señalado el profesor Robert Triffin de la Universidad de Yale: < Nadie podría imaginar despilfarro más absurdo de energías humanas que el de ir a extraer Oro en los rincones más distantes de la tierra con el único propósito de transportarlo y volverlo a enterrar inmediatamente en otros profundos agujeros, excavados ex profeso para recibirlo y celosamente ocultos para protegerlo>.  Pero cuando de Oro se trata, priva más la emotividad que la lógica.

Lo que John Maynard Keynes calificaba de <bárbara reliquia>, sigue tenazmente aferrado en el corazón de los hombres.  Sigue siendo el único medio de intercambio universalmente aceptado; el método definitivo por el que una nación – ya sea capitalista o comunista – ventila las deudas que tiene contraídas con otra.  En tiempo de guerra puede convertirse en el puntal básico del sino de una nación.

Italia en 1936, hizo un desesperado llamamiento a todas las mujeres del país para que entregasen  sus alianzas matrimoniales al Gobierno a fin de ayudar a éste a costear la guerra de Abisinia.  La India hacía parecidas súplicas (sin gran éxito), a los acaparadores de Oro en ocasión de la invasión China de 1963 y de la guerra con Pakistán en 1965.

Esta importancia que los banqueros conceden al Oro, como bastión esencial de la riqueza de una nación, se ve superada con creces por hombres insaciables que, individualmente en todo el mundo, tienen al Oro por áncora de salvación contra la desvalorización, la inseguridad del valor monetario y los azares de la guerra.  La desvalorización de la libra esterlina de noviembre de 1967 provocó una adquisición precipitada por parte de acaparadores y especuladores privados, que querían con ello ponerse a cubierto contra una posible desvalorización del dólar y por temor a que fueran suspendidas las transacciones del mercado del Oro.

La China comunista ha sido, desde 1965, uno de los más importantes compradores aislados de Oro con que cuenta el mercado londinense, y pese a la fanática campaña anticapitalista de los Guardias Rojos, hace gala de un entusiasmo  hacia el Oro sólo igualado por Charles de Gaulle.

Quizá se deba a que hayan leído a George Bernard Shaw, cuyo consejo con respecto al Oro, tan profusamente citado, era del todo inequívoco.  En su obra “The Intelligent Women’s Guide to Capitalism and Socialism”, escribía:

Usted como votante, debe optar por confiar en la natural estabilidad del Oro o en la honradez e inteligencia de los miembros del Gobierno.  Y con el debido respeto que tales caballeros merecen, yo le aconsejo que, mientras dure el sistema capitalista, vote usted por el Oro>.

Extraído del Libro: “El Mundo del Oro” de Timothy Green

Por: Lizette Paternina

La Moneda Contemporánea: Marcas e Inscripciones

mai 10th, 2011

Las Marcas de Valor

La época del Renacimiento y los adelantos vividos en ella hicieron estragos  también en  las monedas.

En el año de 1497 durante el reinado de los Reyes Católicos surgió la Reforma Monetaria de Medina del Campo, y desde este momento los símbolos que señalaban el valor, comenzaron a estar presentes en el reverso de las monedas, convirtiéndose en  una disposición obligatoria durante el mandato de la Casa de Austria.

La reducción del sistema, con tan solo tres tipos de monedas, esencialmente: El real, el escudo y el maravedí, implantó como norma la inscripción de su valor, con números y abreviaturas.

Por ejemplo, las marcas 8S, en el reverso de una “onza” de Oro, significaba que su valor era de 8 escudos (Scutum en Latín).

En el año de 1868, cuando es declarada la peseta como unidad monetaria española, ésta práctica era ya una pauta establecida y fija, que se prolongó hasta nuestros días, al igual que fue costumbre desde un principio grabar dichas marcas de valor en el reverso de las monedas.

Moneda de Oro de 8 Escudos de Fernando VI, con marca de valor 8S

Las Fechas

LINGORO.com

Haga clic aquí para descargar la guía completa de inversión en Monedas de Oro

Las primeras monedas españolas en aparecer con la fecha inscrita, datan del año 1520, durante el reinado de Juana y Carlos, período en el cual se realizan de forma esporádica, y lo hacen de forma regular en el año 1587 en el reinado de Felipe II.

El Oro y la plata que procedía de América, eran convertidos en monedas en talleres, la mayoría de las veces particulares (por adjudicación de la Corona), que por lo general estaban ubicados a pie de mina.

Para que el monarca pudiera hacer los controles necesarios sobre las piezas elaboradas, era necesario que éstas estuvieran grabadas con las inscripciones y marcas suficientes que las identificasen, como por ejemplo: <Lugar de acuñación, el Valor, Las siglas de los Ensayadores (responsables de la exactitud de la aleación), etc>.

Posteriormente se adicionó pronto la fecha de acuñación, lo que posibilitaba identificar con precisión  la partida de fabricación a la que pertenecía cada moneda.

Durante tres siglos la fecha se inscribió en números arábigos, grandes, en relieve y por lo general bajo el busto del Rey (exergo).

Unos meses antes de la reforma de la peseta en 1868, en la Casa de la Moneda de Madrid, se acuñaron monedas de 1 y 2 escudos, así como de 10, 20 y 40 céntimos de escudo, con una novedad única: fueron asignadas con dos fechas, que dejaban constancia del año de promulgación de la ley monetaria que aprobaba el tipo y demás características de la moneda; y también el año real de la fabricación de las piezas.  La primera fecha fue llamada “fecha tipo”, grande y en relieve, y la segunda “fecha de emisión”,  incusa y repartida entre dos estrellas (a ambos lados de la primera).

En el caso de las monedas que fueron reacuñadas en los años de 1961 y 1962, como las 25 pesetas de Alfonso XII y las 20 y 100 pesetas de Alfonso XIII, se inscribieron sobre las estrellas de las cecas correspondientes los nuevos años de acuñación, de este modo el número (19) se situaba en la estrella izquierda, y el número (61 ó 62), en la estrella de la derecha.  Como forma de identificación entre las monedas acuñadas en las fechas iniciales y posteriores.

Moneda de 100 pesetas de Alfonso XIII reacuñada en 1962

Las Marcas de Ceca

Desde la antigüedad se acostumbra a inscribir en las monedas, las marcas que señalan el lugar de fabricación.  Los pueblos emisores de moneda, se preocuparon por hacer constar en ellas el lugar donde eran acuñadas, haciéndolo a través: < de símbolos, dibujos, letras, grafismos o incluso textualmente, la localidad donde eran fabricadas>.

Por ejemplo las monedas acuñadas en la antigua Grecia, en las cuales aparecía una tortuga, indicaba que dichas piezas fueron fabricadas en “Egina”, como las de “Corinto” eran representadas con un caballo alado, o las de “Atenas” con una lechuza.

Las cecas también podían estar representadas por iniciales o abreviaturas, como aparecían en algunas monedas romanas, acuñadas en Londres, y que en el reverso aparece: PLON (Pecunia Londinium).

En España, debido a la diversidad de la moneda, se intentó equiparar la situación, aplicando un criterio que las unificase, entre los años 1848 y 1850. Lo que afectó también a las cecas, que pasaron de ser representadas por letras y símbolos, a estrellas, que dependiendo del número de puntas indicaban la ciudad en la que habían sido acuñadas las monedas.

De esta manera:

8 puntas:             Barcelona

7 puntas:             Sevilla

6 puntas:             Madrid

5 puntas:             Filipinas y Puerto Rico (provincias de ultramar)

4 puntas:             Jubia (A Coruña)

3 puntas:             Segovia

Marca de la Ceca de Madrid, 2 estrellas de 6 puntas

Aun con la reforma de la peseta en 1868, se mantuvo el sistema de estrellas para indicar las cecas.  En el momento en el cual se centralizó el trabajo de acuñación de oro y plata en la Casa de la Moneda de Madrid, se inscribieron en ellas dos estrellas de seis puntas.

Las piezas de cobre que se acuñaron en Barcelona en los años 1870 y 1879 llevaron las estrellas de ocho puntas, fabricadas por la empresa: Oeschger, Mesdach & cia.

En el año de 1982 apareció una nueva ley que dio fin al sistema de las estrellas, y en su lugar introdujo el logo de “M coronada”, marca de ceca utilizadas durante el reinado de las Casas de Austria y de Borbón, para diferenciarlas de las monedas acuñadas en Madrid.

Información extraída del libro: La peseta catalogo básico. La moneda española desde 1868 y los billetes desde 1783 de José M. Aledón.

Por: Lizette Paternina

Las Minas de Oro en España

mai 9th, 2011

En España han existido diversas minas auríferas desde la antigüedad, en esta ocasión vamos a hablarles acerca de tres en especial, como son: La de las “Médulas de León”, La de Rodalquilar en Almería, y la de Belmonte en Asturias.

Las Médulas de León

Mina de Las Médulas de León

En la época  de los romanos las actividades de extracción estuvieron muy presentes en diferentes regiones del territorio.  Su labor se patenta en minas como: “Las Médulas de León”, que fue declarada muchos años después, en 1997 como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y es considerada como una de las minas más grandes a cielo abierto del Imperio Romano.

El exhaustivo trabajo que allí se realizó para extraer el mineral, dejó como resultado un espectacular paisaje de tierras rojizas, rodeado de vegetación, que le ha merecido el calificativo de Parque Cultural.

Antes de que los romanos iniciaran las labores de extracción, anteriormente los habitantes de la zona ya lo hacían, utilizando el tradicional: bateo del Oro.

Para explotar esta mina, los romanos recurrieron a sus grandes habilidades como ingenieros y maestros del agua, más aun cuando necesitaban de ésta para iniciar las labores de extracción.

Se dice que para la obtención del oro utilizaron alrededor de unos dos millones de metros cúbicos al año.

Para llevar el agua hasta la mina, construyeron una red hidráulica que probablemente sea la más  monumental de las construidas por los romanos, compuesta por unos trescientos treinta Kilómetros de canales, que recorrían las vertientes de los montes Aquilianos, y de esta forma poder recoger las aguas de los ríos del Bierzo.  De esta mina se calcula que se extrajeron de unas 5  a 7 toneladas de Oro.

La Mina de Rodalquilar en Almería

Mina de Rodalquilar en Almería

Si nos trasladamos al sur de la península, encontramos la Mina de Rodalquilar en Almería, la cual ha tenido una historia peculiar, debido a lo intermitente de los trabajos de extracción realizados, ya sea por el interés o falta de este por parte de las empresas en esta mina en concreto.

En el año de 1864 surgen los primeros rumores de la existencia de Oro en esta zona de la Sierra del Cabo de Gata,  en ese entonces el principal método era la amalgamación, utilizada desde siglos atrás, y que consiste en recuperar el oro de la aleación que forma muchas veces con el mercurio, y obtenerlo a través de amalgama.  Con el agua se forma una especie de lodo o barro acuoso, esta sustancia se prensa en paños, con lo cual se desprende el mercurio sobrante, volatilizando posteriormente el que queda unido al oro, quemándolo a temperaturas  sobre los 360°C, en forma directa o con Acido Nítrico, obteniendo así Oro bruto de un 99,9% de pureza.

Pero para que este procedimiento se pueda realizar el Oro debe encontrase en estado libre, y no era el caso de Rodalquilar, ya que el metal precioso se hallaba diseminado en el cuarzo de los filones de las minas metálicas, sobretodo en las de plomo y plata.  Por esta razón las empresas mineras importantes presentes en la Sierra del Cabo de Gata como < Stolberg & Westfalia>, no vieron viable la extracción comercial del yacimiento.

Cincuenta y un años después,  en 1915, se descubre Oro en estado libre en la mina “Maria Josefa”, razón suficiente para que una empresa relevante, decida invertir el dinero suficiente para construir una instalación metalúrgica aurífera, con tecnología tradicional como la amalgamación.  En 1925 es inaugurada, al día trataba 20 toneladas de mineral aurífero.

En el año de 1989, después de variadas sucesiones de compañías mineras por esta zona, se programa una producción de 200.000 toneladas al año, pero en esta ocasión con un inconveniente y es el económico, ya que al abandonarse el patrón moneda oro en 1970 es indispensable para cualquier mina, que los costes de mantenimiento sean lo suficientemente bajos para que el negocio sea rentable y sobrevivan a las fluctuaciones del valor del oro.

Y es cuando las minas de Rodalquilar no pueden hacer frente a este reto, si se tiene en cuenta que en un año produciría 200.000 toneladas, cuando en minas de hoy en día como las de Perú, se pueden trabajar unas 350.000 toneladas al día, lo que le costaría 2 años a la mina de Rodalquilar en producir.

Por ello en 1990, esta mina cierra, al parecer definitivamente.

La Mina de Belmonte en Asturias

Mina de Belmonte en Asturias

Otra de las importantes es la de Belmonte en Asturias, que posiciona actualmente a España en buen lugar como país minero del continente europeo.

Antiguamente los habitantes de la zona, extraían el Oro, también mediante el bateo, y de las piezas que extraían fabricaban joyas.  Bajo el dominio de los romanos, todas las cantidades del metal que eran extraídas, se trasladaban a la sede del Imperio.

Para esa época cerca de unos cinco mil trabajadores, encabezaban las labores de extracción en los yacimientos.  Los romanos deciden dejar de explotarla cuando se dan cuenta que no es rentable, no tanto porque no se siguiera encontrando el mineral, sino por la mano de obra costosa, ya que los mineros después de los trabajos realizados habían ganado el estatus de romanos, y por tanto tenían derecho a un salario.

Se dice que en un siglo se exportaron unas 100 toneladas, las cuales regresaban a España en forma de monedas de oro.

En las profundidades de estas tierras aun se encuentran grandes cantidades de Oro, las que se dispone a extraer la empresa canadiense <Orvana Minerals>, la cual adquirió  en septiembre de 2010 los derechos para reemprender la producción de Oro en esta zona, a la cual considera con  un gran nivel productivo, después de los estudios realizados.

Se estima que a partir del año 2012 produzca unos 2.400 kilos anuales de Oro, y lo que pretende es que la extracción del metal precioso, junto con el cobre y la plata, alcance su mayor rendimiento a inicios del año en mención.

Lo que  ayudará a generar más empleo, que buena falta hace en el territorio Español.

Por: Lizette Paternina

Oro de Gales para la princesa Kate

mai 6th, 2011

Como era de esperar, los accesorios de oro no podían estar al margen de la ceremonia de boda entre el príncipe William y su esposa Catherine Middleton, celebración que ha sido seguida de cerca en todo el planeta. Ahora bien, ¿qué características tiene el anillo que lució la joven Kate?

Lo primero que hay que decir es que la pieza en cuestión fue labrada de un trozo de 36 gramos de 21 quilates de oro galés, hallado por la Legión Británica Real en noviembre de 1981. Más exactamente, fue extraída de la mina Clogau St David en Bontddu, un establecimiento minero hoy cerrado al norte de la nación galesa. La joven pareja no se apartó un ápice de lo que manda el protocolo, a tal punto que, como es tradición en las bodas reales que celebra el Reino Unido, de esta misma pepita de oro se hicieron los anillos de boda de la reina, la Reina Madre, Elizabeth Bowes-Lyon, la princesa Margarita y la fallecida Princesa de Gales, Lady Di.

Ante la atenta mirada de los más de 1.900 invitados que se dieron cita en la Abadía de Westminster, en Londres, y de los más de 2.000 millones de espectadores que siguieron el episodio por televisión, William –segundo en la línea de sucesión al trono- deslizó por el dedo anular de su prometida una alianza sencilla, fina y dorada, fabricada por la afamada joyería inglesa Wartski, que sólo fabricó un anillo para la princesa, debido a que Guillermo decidió que él no lo llevaría. Con sede en la céntrica calle londinense Grafton Street, Wartski tiene largos antecedes en el cumplimiento de pedidos de la realeza británica. Sin ir más lejos, se trata de la misma joyería que, hacia el año 2005, llevó a cabo la fabricación de los anillos de boda que lucieron el príncipe de Gales, Carlos, y la condesa de Cornualles, Camilla Parker. Además, también se ha encargado de las alianzas del sobrino de Isabel II, el vizconde Linley y Serena Stanhope.

El oro de Gales constituye un elemento especialmente codiciado, tanto por su calidad como por su escasez. Pero además, la joven pareja tiene una relación especial con Gales, donde empezarán su vida de casados. Se instalarán en una hermosa casa de dos pisos en la isla galesa de Anglesey, donde William está destinado como piloto de helicópteros de rescate la RAF.