Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

El oro vuela con las alas que le faltan al dólar

mai 6th, 2011

En pocas oportunidades como en la actualidad ha quedado tan de manifiesto la relación inversa que une al oro con el dólar. Hoy en día los precios del oro se encuentran en niveles máximos históricos, y entre todos los factores que alimentan esa suba hay uno que también lo ha lanzado por encima los U$S 1.500, y es justamente la debilidad de la divisa estadounidense. Incluso el oro podría seguir fortaleciéndose de cualquier debilidad del dólar, en particular si la Reserva Federal de ese país mantiene una política monetaria flexible, en contraste con el Banco Central Europeo (BCE), que ya ha elevado sus tasas de interés en un intento por frenar la inflación.

¿Por qué la caída del dólar beneficia al oro? Básicamente porque el descenso del dólar presiona al alza la cotización de los metales preciosos y otras materias primas ya que, al negociarse en la moneda estadounidense, se hacen más atractivas con un dólar depreciado. Esa caída de la moneda de la primera economía mundial se produce después de que el BCE decidiera subir los tipos de interés en un cuarto de punto, hasta el 1,25%, para tratar de combatir la creciente inflación en la eurozona.

¿Es la única razón por la cual sube el oro? Desde luego que no. Las políticas monetarias expansivas llevadas a cabo por muchos Bancos Centrales –que actualmente generan inflación- han contribuido en gran medida, lo mismo que la crisis financiera de los países de la eurozona, y la gran demanda proveniente de China. Pero sin duda la inyección de liquidez del gobierno norteamericano ha enviado al dólar a niveles bajos frente a otras divisas como el euro.

Ahora bien, la pregunta que todos los especialistas y los grandes tenedores de oro se hacen es: ¿Hay lugar para una “revancha” del dólar contra el oro en el tercer trimestre? Muchos se preguntan si un dólar fortalecido en los próximos meses puede barrer con la escalada del oro. En este sentido, Marcos Hulbert, analista y fundador de la consultora Hulbert Financiera, se tomó el minucioso trabajo de confeccionar complejos modelos econométricos para llegar a la conclusión de que, si bien es cierto que hay una relación inversa entre dólar y oro, dicha relación sólo explica una porción menor de la cotización ascendente del preciado metal. De este modo, el resultado final es que la fortaleza esperada del dólar presionará al oro, pero ello no significa que el alza del “tigre dorado” llegue a su fin ya que existen otros factores que seguirán dando soporte a los precios del metal. Uno de ellos es la inflación global, que podría profundizarse aún más cuando los Estados Unidos tengan que implementar las medidas de salida para retirar la enorme liquidez que han inyectado a la economía. Además, por el lado de la Unión Europea la situación dista de ser buena, y si bien las tensiones se han calmado, no es el fin de las especulaciones acerca de un colapso, con la grave crisis que enfrentan Portugal y Grecia. Además, los metales preciosos son demandados por inversores para cubrirse ante la incertidumbre de la resolución definitiva a la crisis política de la zona norte de África y de Medio Oriente, así como a las posibles presiones inflacionistas a futuro.

Oro de Gales para la princesa Kate

mai 6th, 2011

Como era de esperar, los accesorios de oro no podían estar al margen de la ceremonia de boda entre el príncipe William y su esposa Catherine Middleton, celebración que ha sido seguida de cerca en todo el planeta. Ahora bien, ¿qué características tiene el anillo que lució la joven Kate?

Lo primero que hay que decir es que la pieza en cuestión fue labrada de un trozo de 36 gramos de 21 quilates de oro galés, hallado por la Legión Británica Real en noviembre de 1981. Más exactamente, fue extraída de la mina Clogau St David en Bontddu, un establecimiento minero hoy cerrado al norte de la nación galesa. La joven pareja no se apartó un ápice de lo que manda el protocolo, a tal punto que, como es tradición en las bodas reales que celebra el Reino Unido, de esta misma pepita de oro se hicieron los anillos de boda de la reina, la Reina Madre, Elizabeth Bowes-Lyon, la princesa Margarita y la fallecida Princesa de Gales, Lady Di.

Ante la atenta mirada de los más de 1.900 invitados que se dieron cita en la Abadía de Westminster, en Londres, y de los más de 2.000 millones de espectadores que siguieron el episodio por televisión, William –segundo en la línea de sucesión al trono- deslizó por el dedo anular de su prometida una alianza sencilla, fina y dorada, fabricada por la afamada joyería inglesa Wartski, que sólo fabricó un anillo para la princesa, debido a que Guillermo decidió que él no lo llevaría. Con sede en la céntrica calle londinense Grafton Street, Wartski tiene largos antecedes en el cumplimiento de pedidos de la realeza británica. Sin ir más lejos, se trata de la misma joyería que, hacia el año 2005, llevó a cabo la fabricación de los anillos de boda que lucieron el príncipe de Gales, Carlos, y la condesa de Cornualles, Camilla Parker. Además, también se ha encargado de las alianzas del sobrino de Isabel II, el vizconde Linley y Serena Stanhope.

El oro de Gales constituye un elemento especialmente codiciado, tanto por su calidad como por su escasez. Pero además, la joven pareja tiene una relación especial con Gales, donde empezarán su vida de casados. Se instalarán en una hermosa casa de dos pisos en la isla galesa de Anglesey, donde William está destinado como piloto de helicópteros de rescate la RAF.

El oro, una inversión cada vez más imbatible

mai 5th, 2011

Mucho se ha dicho acerca de que el oro es el refugio histórico más natural. Por eso, los ahorristas europeos, estadounidenses y cada vez de más rincones del mundo están optando por el único tipo de activo que no depende de gobiernos ni de empresas. El oro siempre está. Y cuando hay incertidumbre y zozobra en los mercados, el oro se encarga de ser el oasis de tranquilidad y certezas.

En un contexto tan volátil como el actual, ser tenedor de oro es definitivamente una de las pocas formas de proteger el patrimonio mientras el mundo atraviesa la peor crisis financiera de la que se tenga memoria desde la Gran Depresión de los años 30. El metal amarillo lleva acumulado más de un 8% de ganancia en lo que va de 2011 y en los últimos 5 años, ofreció una rentabilidad superior al 134% y lleva ya una década de alza consecutiva. Piense un minuto qué otra inversión le podría haber dado semejante retorno en tan poco tiempo.

Las últimas medidas del BCE para intentar frenar la inflación que fortalecieron al euro y depreciaron al dólar no hicieron más que ratificar la solidez del oro como opción de inversiones. Contra los pronósticos de muchos agoreros del metal, la cotización de la onza de oro llegó a pisar los US$ 1.570, conformando un nuevo récord histórico.

“El oro se beneficia nuevamente con la debilidad del dólar”, explicaron analistas de Commerzbank. Como si todo fuera poco, el pasado miércoles, la Reserva Federal estadounidense decidió sostener su política monetaria de alta flexibilidad, con una tasa directriz casi nula, por debajo del 0,25%.
El contexto internacional sigue también sumando factores que favorecen al alza del oro. Desde hace varios meses se vienen acumulando hechos que desestabilizan y corroen a las opciones de inversión tradicionales: las protestas incesantes en el mundo árabe, la interminable lucha de Muamar Gadafi y las fuerzas opositoras, la dupla terremoto-tsunami que afectó a Japón, las sospechas de que la tendencia inflacionista en China y algunos países europeos puede profundizarse y la desaceleración más allá de lo esperado de la economía estadounidense en el primer trimestre, generó una vez más una reacción en cadena que llevó a los inversionistas a buscar refugio y lugar seguro en el oro, ante la incertidumbre que generan las demás opciones de depósitos y ahorro.

“En los últimos días el precio del oro ha mostrado que depende completamente del dólar estadounidense y la divisa norteamericana parece no estar muy convencida por los datos de Estados Unidos”, dijo Daniel Briesemann, analista de Commerzbank.

Los inversores siguen dudando de la recuperación económica en Estados Unidos y en Europa. Pradeep Unni, analista de Richcomm Global Services, dijo: “La gran diferencia entre la economía de Estados Unidos y el resto del mundo y el temor a una probable recaída en la recesión económica han estado sirviendo como argumento para los que tienen un panorama alcista de los precios del oro”. Este lento crecimiento económico de ambos lados del Atlántico no hizo más que aumentar el apetito de los inversionistas de oro para resguardarse y asegurar sus ahorros y sus riquezas.

El Yuan y su impacto en el dólar y el euro fortalecen al oro

mai 4th, 2011

 

Días atrás, el banco Central de China reafirmó que continuaría con una política monetaria restrictiva para intentar reducir la inflación en la región. Cuando el país abandonó la tasa de cambio fija, el yuan se revaluó un 4,5% respecto del dólar hasta junio del año pasado. Pero desde entonces, se fue devaluando lentamente y ya ha caído un 4,3%.

Es claro que en la medida que el valor del yuan aumente, el hecho impactará en de manera negativa en el volumen de exportaciones. Este es sin dudas, un dato económico clave para el crecimiento de China.

En este contexto, los jefes de economía y finanzas de los países de la eurozona manifestaron su preocupación por la debilidad del yuan.

 En un comunicado conjunto, afirmaron que el rumbo de la moneda china está impactando de forma negativa en la economía europea, provocando indirectamente que el dólar también se deprecie. Análogamente, este hecho genera una caída en la competitividad de las exportaciones europeas y un menor ingreso de divisas.

Muchos especulan con que China esté promoviendo esta devaluación para sostener la competitividad de sus exportaciones y, por ello, desencadena y profundiza las continuas crisis que sufre el mundo financiero internacional desde hace más de dos años. Por su parte, el presidente del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan, desestima estas versiones y asegura que el país está dejando que el mercado regule sus tasas. Además, Zhou se queja de que China no tiene la suficiente representatividad en el Fondo Monetario Internacional (FMI) teneindo en cuenta el tamaño de su PIB.

China está tratando de evitar la creación de una burbuja inmobiliaria y está intentando no alzar la tasa de interés para frenar la revaluación, pues esto podría atraer capital golondrina.

“En economías emergentes con superávit en cuenta corriente grandes y crecientes, especialmente China, es deseable que los tipos de cambio efectivos se liberen para que se produzcan los ajustes necesarios”, dijo el primer ministro de Luxemburgo Jean-Claude Juncker, en la comunicación conjunta.
Sin embargo, en lo que no coinciden todos los ministros de finanzas es en lo que sugieren el alemán Peer Steinbrueck, el austríaco Wilhelm Molterer o el holandés Wouter Bos, acerca de que un euro fuerte es el reflejo de una economía europea sólida, capaz de enfrentar y superar los problemas actuales.

En tanto, para el inversor promedio, todas estas especulaciones no hacen más que agigantar la incertidumbre. Nadie es capaz de aseverar que los pronósticos sean mínimamente veraces. No es casual entonces, que los ahorristas de todos los tamaños sigan volcándose cada vez más masivamente a lo que sin dudas es la inversión más segura. Basta remitirse a los datos de los últimos diez años y ratificar que ha sido el oro, contra viento y marea, el más sólido refugio. Por ello, no es casual tampoco que desde hace varios meses se siga hablando cada vez en voz más alta de la posibilidad de volver al oro como patrón de divisas. Hasta que todo esto se defina… ¿usted está aún pensando qué hacer con sus ahorros e inversiones? Mientras usted piensa, hay muchos que ya están ganando dinero o capitalizando sus ahorros desde hace tiempo.

El oro llegó a la Tierra y multiplicó sus aplicaciones

mai 4th, 2011

Desde hace siglos, muchos estudiosos, geólogos, filósofos, astrónomos y científicos han tratado de investigar de qué manera se ha constituido la estructura de la Tierra. Pero entre tando dato siempre despertó un particular atracción el descubrimiento de la génesis de los metales preciosos, en particular, el oro.

La revista Science ha publicado recientemente un estudio del Instituo de Ciencia Lunar de la NASA en Boulder (Estados Unidos) y el Instituto de Investigación Southwest en el que se intenta explicar de qué manera se pudieron haber incorporado a algunas capas de la Tierra elementos afines al hierro como oro, renio y osmio. El origen estaría dado en una serie de grandes impactos aleatorios que golpeó la Tierra luego de que se formaran los núcleos de metal de los planetas.

Los científicos, dirigidos por William Bottke, demostraron que la relativa abundancia de elementos afines al hierro, o altamente ‘siderúrgicos’, en la Tierra, la Luna y Marte, se podría explicar si se considera que los impactos a estos planetas fueron relativamente grandes.
Algunos de estos impactos podrían también haber alterado la inclinación del eje de la Tierra, llevado agua al manto de la Luna y posiblemente ayudado a producir su inclinación orbital.

Otras teorías apuntan a que el oro se forma de gases y líquidos que se elevan desde el estructura interna de la Tierra, los cuales se trasladan a la superficie a través de fallas de la corteza terrestre.[1] Sin embargo, las presiones y temperaturas que se dan en el interior de la Tierra no son suficientes como para dar lugar a la fusión nuclear de la cual surge el oro.

Pero más allá de cómo llegó a ser parte de la Tierra, también han fascinado a los seres humanos durante millares de años, las distintas formas de extracción y la multiplicidad de usos que tiene el metal precioso. El oro se conoce y se aprecia desde tiempos remotos, no solamente por su belleza y resistencia a la corrosión, sino también por ser más fácil de trabajar que otros metales y menos costosa su extracción. Fue utilizado en artes decorativos antes del año 9000 A.C. Debido a su relativa rareza, comenzó a usarse como moneda de cambio y como referencia en las transacciones monetarias internacionales.

Pero además el oro fue aportando cada vez más aplicaciones: se lo utiliza en funciones críticas de las comunicaciones, naves espaciales, motores de aviones de reacción y otros muchos productos. Su alta conductividad eléctrica y resistencia a la oxidación permitió un amplio uso para asegurar una conexión buena, de baja resistencia. También se utiliza el oro para empastes dentales. En combinación con el cloro, se lo utiliza en fotografía. En medicina, uno de sus isótopos se emplea en algunos tratamientos de cáncer y otras enfermedades. También como recubrimiento de materiales biológicos que son vistos a través del microscopio electrónico de barrido (SEM). En muchos satélites se ha utilizado como recubrimiento debido a que es un buen reflector de la luz infrarroja. Desde hace unos años, se comenzado a utilizar en la composición de cremas faciales o para la piel. Se utiliza para la elaboración de flautas traversas finas ya que se calienta con mayor rapidez que otros materiales facilitando la interpretación del instrumento. El oro también ha sido utilizado en los primeros cables en vez del cobre, debido a su gran conductividad. Sin embargo, fue sustituido por plata debido a los robos que se producían. Más tarde también se cambió la plata por cobre para evitar los robos.

Y como si todo esto fuera poco, ya no es sólo su color y su brillo lo que atrae al ser humano: hoy es el destino de inversión más seguro y rentable que se conoce. ¿Qué más se le puede pedir?

El “Argentino de Oro”, una moneda cargada de historia

mai 3rd, 2011

Su escasez es inversamente proporcional a la cantidad de historia que encierra, algo que la convierte en un objeto de deseo por parte de los numismáticos que se lanzan a su búsqueda, algo, por cierto, nada sencillo. El “Argentino de Oro” es el nombre de una emisión monetaria de oro acuñada por la Casa de la Moneda de la Nación Argentina durante el período 1881-1886, y que tiene un mérito que la distingue hasta estos días: es la única moneda de oro de la Argentina que se ha acuñado dentro de ese país, ya que nació con una ley que creó al Peso Moneda Nacional.

La Constitución argentina del año 1853 –la misma que, con modificaciones parciales, rige hoy en día- dispuso que la acuñación de monedas estuviera a cargo de la Nación Argentina, dejando a un lado las casas de monedas provinciales, y procediendo a la emisión de monedas de oro, plata y cobre. En lo que respecta al Argentino de oro, el diseño original pertenece al orfebre italiano Údine, y su circulación fue muy limitada, ya que apenas se acuñaron 6.343.022 piezas en 14 emisiones. Su utilización principal consistía en que era aceptada como medio de pago para las transacciones internacionales con otros países, por lo que su circulación para los pagos entre la población fue, durante el período que estuvo en vigencia, sumamente escasa.

El Argentino de oro (1881)

En lo que respecta a las especificaciones de esta moneda de colección, se trata de una aleación con cobre y tiene un peso bruto de 8,0645 g y una pureza de 0,900, con un diámetro de 22 mm. Durante el período 1881-1889, esta moneda tuvo 2 valores: 1 Argentino, el equivalente a 5 m$n (Peso Moneda Nacional) y 1/2 Argentino, equivalente a 2,5 m$n. A diferencia de la primera, está última moneda de 1/2 Argentino es extremadamente difícil de obtener, ya que solo se acuñaron 421 unidades, por tratarse de una moneda de complicada elaboración, lo que la convierte en todo un desafío para los apasionados coleccionistas que se lancen a su búsqueda.

El Museo de oro de Bogotá

mai 3rd, 2011

El Museo del oro de Bogotá es uno de los más prestigiosos del mundo y el más importante de toda Colombia. Fue creado en 1939 cuando el Banco adquirió una pieza extraordinaria: un recipiente de cal o Poporo Quimbaya.

Poporo quimbaya, una pieza de arte precolombino del período Quimbaya clásico. Fue el origen de las colecciones del Museo del Oro.

En 1940 se hizo la primera exposición en la sala de reuniones del Banco; en 1947, se le asignó un salón para que pudiera ser vista por invitados especiales y, definitivamente, en el año 1959, el museo abrió sus puertas para el público en general.

El proyecto arquitectónico y museográfico de la renovación y ampliación del museo ha sido concebido en dos etapas: la primera, implicó la construcción de un nuevo edificio, exclusivo para El Museo del oro de Bogotá, inaugurado en 1968 en el Parque Santander. Este edificio ha obtenido el Premio Nacional de Arquitectura en 1970.

La segunda etapa consistió en la remodelación del edificio de 1968 y su empalme con el nuevo edificio. A fines de la década de 1990 se analizaron los requisitos que tenían el Museo del Oro del Banco de la República y su colección hacia el futuro. Es así como, luego de una década de trabajos y unos 20 millones de dólares invertidos, el museo ha sido ampliado y renovado en octubre de 2008.

En este nuevo espacio se relata la historia del oro y otros metales entre las sociedades prehispánicas del actual territorio colombiano. Allí se encuentra la colección de orfebrería prehispánica más grande del mundo, con aproximadamente treinta y cuatro mil piezas de oro y tumbaga, que corresponden a las distintas culturas indígenas de Colombia, como: Calima, Muisca, Nariño, Quimbaya, Zenú, Tairona, San Agustín, Tierradentro y Tolima, entre otras.

Trompeta de la cultura Calima: fue inicialmente tallada en dos huesos probablemente humanos y luego enchapada en dos secciones con finas láminas de oro.

Recomendamos leer también: El Poporo Quimbaya: representante de Oro de la cultura prehispánica colombiana

Introducción de la Moneda de Oro

mai 2nd, 2011

Al nivel de raíces, el cambio más espectacular ha sido, indudablemente, la expansión de la moneda de oro de baja cotización, cuyo mejor ejemplo es el Krugerrand.  No existe ninguna novedad en las monedas de oro; el Soberano británico, la moneda tal vez más ampliamente difundida (y falsificada), persiste desde 1816; y la Doble águila americana de 20 dólares, el Napoleón Francés y la moneda de 50 pesos mexicanos, Centenario, fueron desde antiguo las favoritas de los atesoradores.  Las monedas representan también un gran refugio en circunstancias de agitaciones de tipo político  o económico, como ocurrió en los años treinta.  Aunque después de cuarenta años no se hayan repetido aquellas situaciones, el total alcance y concepto de las monedas ha evolucionado.

La más clara evidencia la encontramos en la gran cantidad de oro que se utiliza para su fabricación.  En los años sesenta, la fabricación oficial de monedas representó una convincente razón para aumentar la producción de las nuevas minas auríferas.  En 1970, se emplearon para monedas exactamente 46.4 toneladas; cuatro años más tarde, fueron cerca de 300 toneladas, equivalentes al 40% de la producción sudafricana.  Desde entonces, la producción anual de monedas ha caído tan solo por debajo de las doscientas toneladas en dos ocasiones.

Entre 1975 y 1980, el 20% de todo el nuevo oro del mercado (incluyendo el del IMF y el del Tesoro de los EE.UU) pasó a la fabricación de monedas, y en 1980 la relación fue del 30%.  Más de la mitad de todo el oro dedicado a inversiones en esa última década, lo fue en forma de monedas.  Si bien llevamos mucho tiempo fuera  de la verdadera era del patrón oro, cuando las monedas de este metal representaban la base del dinero circulante en un país, ha tenido lugar un señalado e informal retorno.

La marcha la iniciaron los sudafricanos con los Krugerrands.  Esta moneda de una onza de oro, de veintidós quilates ( pureza 916.6), tuvo un lanzamiento de prueba como ensayo limitado de acuñación en 1967; pero tres años más tarde entró formalmente al mercado en forma de masa monetaria, para su puesta en circulación.  La Cámara de las Minas sudafricana concibió la idea del Krugerrand como contragolpe a la tendencia desmonetizadora del oro, acuñando una moneda de baja cotización, asequible al hombre de la calle.>

<La demanda en Gran Bretaña también prosperó con rapidez durante 1974 y principios de 1975, debido al derrumbamiento de la libra esterlina; los ingleses buscaban, por primera vez, refugio en el oro.  La afluencia fue tan inmensa que el gobierno laborista prohibió por fin las importaciones aunque no detuvo el tráfico de los 5 millones de Krugerrands registrados, que al parecer, se encontraban en Gran Bretaña.  La prueba fundamental tuvo lugar en Estados Unidos al quedar autorizada la posesión de oro en 1975.  Con anterioridad, los americanos compraban tanto las 100 coronas austriacas como los mexicanos 50 pesos Centenario, que circulaban a bajo costo de reacuñación antes de 1975, y también sus propios 20 dólares Doble Águila y 10 dólares Águila Libertad, los cuales eran acuñados no muchos años atrás  y disfrutaban de premios en oro.  El Krugerrand, a pesar de la considerable oposición política por tratarse de un producto sudafricano, pasó de inmediato a convertirse en la moneda de oro más vendida de América, con 2 millones de monedas en 1978 y 1979.  Las 100 coronas austriacas sufrieron un descalabro, y desde entonces no se ha vuelto a hablar de ellas.  En cuanto a los mexicanos, necesitaron un tiempo para reponerse y luego regresaron para batallar con fuerza.

Esta es la verdadera hazaña del Krugerrand.  No es tan solo porque en 1981 se vendieran cerca de treinta y tres millones, sino porque dieron al negocio de monedas una perspectiva tan enteramente nueva como buena.  Su ejemplo sirvió de estimulo a toda una serie de otras monedas de oro de Australia, Canadá, México, y aun la Unión Soviética.>

<El éxito de los Krugerrand provocó la avidez de otros países por encontrar la fórmula adecuada.  Australia entró con el Kaola de 10 gramos (916.6 de pureza), con un valor nominal de 200 dólares.  Chile se hallaba interesado en conseguir el apoyo internacional con sus monedas de 100 pesos, 50 pesos y 20 pesos, pero los ensayos en Alemania occidental y en Estados Unidos no progresaron debido al premio en oro inicial del 12% que lo convertía en incompetitivo frente a otras monedas de oro.

La URSS atacó con sus Chervonets de 7,4 gramos (el precioso y pequeño tesoro venido de Rusia), de los cuales se acuñaron un millón en 1980, y se vendieron con un premio en oro al detal del 8% al 9 %.  Tampoco Gran Bretaña pudo resistirse a la oportunidad de alinear al Soberano junto a otras monedas de oro.>

Extraído del libro: “El Nuevo Mundo del Oro” de Timothy Green

Por: Lizette Paternina

El Standard Chartered proyecta el oro a U$S 2.100 dólares en 2014

mai 2nd, 2011

La escalada ascendente del oro podría conducir al precio del lingote a un valor promedio de 2.100 dólares la onza en los próximos tres años, según señaló un reciente informe dado a conocer por el Standard Chartered Bank. La entidad pronosticó incluso que el metal precioso podría llegar a acercarse a los 5.000 dólares durante la próxima década, impulsado, entre otras cosas, por la mayor demanda en las economías asiáticas.

“La proyección de nuestro escenario base es que el repunte de los precios tocará un techo en un promedio de 2.107 dólares la onza en el 2014, aunque nuestros modelos estadísticos también sugieren un escenario ‘superalcista’ de precios del oro repuntando hasta 4.869 dólares la onza en términos nominales para el 2020”, describió el informe.

Lo concreto es que el oro va por su décimo año consecutivo de alzas en un escenario en el que los gobiernos mantienen las tasas de interés a la baja, con el objetivo de dinamizar la recuperación económica. De hecho, la tasa de interés de referencia en los Estados Unidos se encuentra actualmente en un mínimo histórico, y los analistas no prevén una suba eventual de las mismas hasta dentro de varios años. Durante el año pasado, el metal precioso ganó un 30%, y en lo que va de este 2011 suma 3% con proyecciones positivas para los próximos meses.

“Vemos que hay una relación poderosa entre los ingresos per cápita en los mercados emergentes asiáticos y el precio del oro, lo que sugiere un impulso alcista significativo adicional para el oro”, indicó el informe. Además, agregó que, en la década por venir, la elevada demanda de India y China, dos consumidores mayores donde los ingresos de la población están en alza, probablemente extienda el repunte del metal precioso.

Según el estudio del Standard Chartered, una mayor producción primaria de oro podría tener un efecto negativo, a pesar de lo cual prevé “un período extenso de precios del oro elevados”.