Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

El panorama fantasmagórico que ha dejado el boom inmobiliario en España

avril 7th, 2011

En algunas zonas de diferentes ciudades de España nos podemos encontrar con paisajes que ofrecen un aspecto desolador y  espectral.  Dejándonos  en la piel una sensación de añoranza de aquella época de bonanza, en la cual nos mantuvimos durante muchos años, pero que ya no volverá.   Por lo menos no de esta manera.

Enfocamos todos nuestros intereses hacia esta parte de la economía que sacó provecho de sí, hasta que no dio más.  Originando la burbuja inmobiliaria, que según muchos nació desde el año  1997, pero que terminó explotando en el 2007, año desde el cual este país tristemente ha venido a menos y cuyo fondo parece no  haber tocado aun.

El problema, aparte de haber canalizado todas las acciones hacia este sector, reside en las actuaciones poco éticas y transparentes en las que participaron tanto bancos como ayuntamientos, que enceguecidos por su afán de enriquecerse a costa de este negocio, entraron en una vorágine de hechos penosos como: las recalificaciones de terrenos no edificables, subidas estrepitosas de las tasas de interés, exceso de crédito, etc. que vertiginosamente aceleraron el hundimiento de este ciclo de opulencia.

Zona del Soto del Henares. Madrid

Encontramos zonas urbanísticas con grandes bloques de edificios a medio construir, olvidados por el banco responsable de su financiación por falta de liquidez, y los que finalizados se encuentran a la espera de un comprador que de momento no llega.

Y como va a llegar?, si ante todo está el temor en el ambiente de este suceso, y aparte que con el alto índice de paro en el país, y que el poder adquisitivo es escaso hoy en día, no nos podemos permitir este tipo de inversión que mas que asegurarte un techo, te asegura una creciente deuda año por año, con la cual te casarás por el resto de tu vida como mínimo hasta los 65 años.

Zona del Soto del Henares. Madrid

La ministra de economía Elena Salgado, asegura que a España no le pasará lo mismo que a Portugal, porque ha hecho bien los deberes, llámese: Subir los impuestos, edad de jubilación, congelación de las pensiones, etc.

Si esto es hacer “bien” los deberes, tendremos que encomendarnos a cualquier santo para cuando vengan los malos.  De momento el aportar soluciones alternativas que minen el daño que el fenómeno inmobiliario causó, se hacen esperar.  La generación de empleo que es la que ayudará a que este país salga adelante no se asoma aun por la esquina, por la que si lo hace, sin embargo, la cola de los parados que cada mañana se dirigen a las oficinas del INEM a entregar los papeles necesarios para recibir una ayuda que les dé para medio vivir.  Esto sin hablar de aquellos que ni siquiera la tienen.

Hablar de este tipo de temas causa una gran indignación porque vemos que el futuro de muchas personas con un gran talento y potencial se ve minado por las medidas erróneas de los que dirigen un país.  Directa o indirectamente la situación económica nos afecta, ya sea porque la vivimos en carne propia o porque tenemos  amigos, familiares o conocidos que atraviesan por ella.

Lo mejor en estos momentos en los que una puerta se cierra es abrir otra nosotros mismos. Porque si nos focalizamos en una sola, (como lo hizo España con la edificación exuberante), nos quedaremos esperando a que nos suceda un milagro. Y salvo que seas muy creyente, éstos muy pocos tienen la oportunidad de vivirlo y contarlo.

Por lo tanto debemos diversificar en talento,  diversificar en profesiones, diversificar en inversiones seguras, (como la que en este momento nos brinda el Oro), que nos ofrezcan un poco de paz y tranquilidad, sabiendo que en cualquier momento nos ayudarán  a salir de los baches que se presentan  en el camino. Es sin lugar a dudas el mejor plan B que en este momento podemos tener.

Por: Lizette Paternina