Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

FMI reclama una reforma monetaria que incluya al oro

février 21st, 2011

Durante un seminario en la sede del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington, su director gerente, el francés Dominique Strauss-Kahn, ha reclamado la cooperación internacional para llevar a cabo una reforma del sistema monetario que tenga por fin lograr una mayor estabilidad ante las crecientes preocupaciones por la volatilidad de las monedas. Para ese objetivo, el funcionario sugirió que los Derechos Especiales de Giro (DEG), instrumentos creados en 1969 en el seno del FMI para servir como reserva internacional, junto con el dólar y el oro, podrían desempeñar un papel destacado para llevar solidez al sistema monetario internacional.

“Los desequilibrios mundiales han regresado, con temas que nos preocupaban antes de la crisis, como los flujos de capital amplios y volátiles, de nuevo en el escenario. A largo plazo los DEG, junto al oro y al dólar, podrían desempeñar también un papel de equilibrio”, sugirió Strauss-Khan.

Lejos de ser una propuesta inocente, las declaraciones del titular del FMI tuvieron lugar apenas una semana antes de la reunión de ministros de Economía y funcionarios de los Bancos Centrales de los países que integran el G-20, que tendrá lugar en París los días 18 y 19 de febrero próximos, donde Francia, que apoya la propuesta de Strauss-Kahn, ejercerá la presidencia. Muchos países desarrollados ponen en tela de juicio el estatus del dólar, bajo el argumento de que transmite cada vez más incertidumbre y desconfianza, y buscan así sumar otras monedas de países emergentes a la composición de la cesta que determina el valor de los DEG del FMI.

En este sentido, todavía resuenan las palabras del ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, quien en octubre pasado calificó como una “guerra de divisas” el escenario internacional, caracterizado por la búsqueda de ventajas comerciales a través de devaluaciones constantes en el tipo de cambio.

Por otra parte, la inclusión del oro en una reforma monetaria global no es casual. Por el contrario, a tres años del inicio de la crisis económica global, en un contexto donde persisten las debilidades del sistema financiero internacional, el oro se ha mostrado como un instrumento de alta estabilidad, y un refugio de valor excepcional para los inversores, tanto institucionales como individuales. Como consecuencia de ello, la tendencia en la cotización del metal precioso, según todos los analistas, continúa siendo alcista, en especial por las perspectivas inflacionistas en la mayoría de los países.