Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Menos oro reciclado: más gente espera que el precio suba

janvier 25th, 2011

Una de las facetas en que se ha mostrado toda la magnitud de la crisis financiera internacional que se desató en 2008, y que tuvo su centro en Estados Unidos y los países de la eurozona, ha sido el incremento de la oferta de oro procedente del reciclado. Es decir, para hacer frente al impacto de la caída en la actividad económica mundial, muchas familias durante los últimos años han optado por vender “las joyas de la abuela”, y se han desprendido de alhajas compuestas por el metal precioso, con el fin de aumentar su propia disponibilidad de liquidez. De este modo, la oferta de oro procedente del reciclado de joyas ha mostrado una tendencia de tres años consecutivos de crecimiento desde 2007.

Sin embargo, de forma gradual, la actividad económica ha dado signos de recuperación durante 2010, lo que se tradujo en que una mayor cantidad de gente ha desistido de deshacerse de bienes de oro, poniendo un freno a la oferta disponible proveniente del reciclado. Así lo demuestra un reciente informe de la consultora londinense GFMS, especializada en metales preciosos, la cual ha señalado que la oferta de oro procedente del reciclado disminuyó más de un 1% durante el año pasado. La razón de este descenso es simple: ante la sostenida tendencia al alza del precio en el oro, una mayor cantidad de gente está esperando que el valor se incremente aún más en los próximos meses.

Este descenso de la oferta de oro procedente del reciclado tuvo lugar en un contexto en el que, como contrapartida, el precio del oro aumentó más de 30%. “Un número de vendedores potenciales probablemente esté esperando que el precio del oro alcance al menos 1.500 dólares la onza antes de poner el metal en el mercado”, ha indicado Philip Klapwijk, presidente de GFMS. Lo cierto es que el valor de la onza de oro se ha disparado desde los 600 dólares de 2007 hasta los 1.400 actuales, al verse como uno de los refugios más seguros para los inversores, ante la inestabilidad de los mercados financieros y la debilidad del dólar.