Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Parece que de momento España se salva

avril 11th, 2011

Después de la tormenta vivida en estos días con la solicitud de un rescate económico  por parte de Portugal a la Unión Europea, se empezaron a  sacar conjeturas sobre la siguiente ficha del dominó en caer y todos los ojos apuntaban hacia su vecino más próximo: España, el cual a pesar de su tocada situación financiera, deberá asumir alrededor de un 12% de los 80.000 millones necesarios para hacer frente a la deuda de los portugueses.

Las afirmaciones generales sobre este tema se encaminan a dejar fuera a España de esta reacción en cadena que empezó con Grecia y se frena de momento con nuestros vecinos. Entidades como el banco Morgan Stanley  y el jefe economista de la también empresa norteamericana Natixis, Evariste Lefeuvre, quien realizó un análisis sobre la situación española en base a la de Portugal, considera que no es el turno de una próxima caída debido a las medidas afrontadas por el gobierno de Zapatero, lo que  directamente ha afectado la posibilidad de un próximo mandato debido al tinte impopular de las mismas.

Las entidades bancarias tuvieron grandes ganancias con el período inmobiliario, lo que sin lugar a dudas favoreció a soportar la crisis más que en otros lugares, adicionando las fusiones realizadas por algunas cajas de ahorro en peligro de extinción después de que estallara la burbuja del ladrillo, lo cual ayudó a solventar un poco la situación.

Enfatiza también en que si el riesgo de un posible rescate se materializa en el caso de España, los fondos de los cuales dispone actualmente la Unión Europea, no serían suficientes para cubrir  la deuda pública española que es bastante elevada, rozando casi el 74% de su PIB, lo cual sería bastante desastroso.

Pese a que la situación financiera de momento no augura malos presagios, esto no esconde el mal panorama del país actualmente.  Los hogares españoles son los más resentidos con toda esta situación, debido a la fiebre de la propiedad horizontal, lo que produjo un endeudamiento en momentos de auge económico, sucumbiendo a impagos  generados por la entrada de la crisis en el territorio.  El consumismo se disparó a la par que el de los países anglosajones, se gastaba más de lo que se ganaba. Hoy en día ocurre el caso contrario, las personas se abstienen de gastar más de lo necesario, la incertidumbre financiera ha llevado a los españoles a ahorrar hasta un 19% de su sueldo en el año 2009.

Debido a esto, el consumismo que se disparó antaño, ahora  se ve paralizado, entrando en la recesión.  De la mano se encuentra el paro con un 20%, que afecta más que todo a la población joven, la inflación se ha disparado en un 3.5%, el poder adquisitivo ha bajado, lo que para la economía de un país es bastante perjudicial, como nos lo comenta Lefeuvre.

En países como Alemania que han basado  su economía en la industria, han salido mejor librados, profundizando su especialización en este sector, aprovechando las exportaciones hacia sus vecinos o más allá.  El camino que sin embargo tomó España no fue el más indicado, lo que genera un cierto desequilibrio entre unos países y otros.

Según Lefeuvre se debería obligar a Alemania a compartir su crecimiento, porque en un momento determinado, en el cual el Euro sucumba, y en un caso hipotético se regrese a la moneda que tenía cada país anteriormente, el marco alemán alcanzaría un valor de unos 6 dólares mas o menos, lo que sin lugar a dudas dejaría a Alemania fuera de la competitividad del mercado, y las exportaciones que hasta el momento han sido su fuente de ganancia, se verían paralizadas.

Esto solo demuestra que el papel moneda se ha ido deteriorando con el paso del tiempo, se pasa de un tipo de moneda  a otro, y se contempla esta posibilidad porque el euro es demasiado alto para algunas economías no tan fuertes.  Con la  crisis  se han emitido toneladas para subsanar los daños ocasionados sobre empresas y entidades al borde de la quiebra, lo que ha hecho que muchas personas e inversionistas se den cuenta de la estafa generada.  Es por ello que libros, consejeros, especialistas nos ayudan a discernir sobre las ventajas entre unas inversiones y otras.  Protegiendo nuestro patrimonio  con el oro viviremos con menos temor ante la incertidumbre generada por nuestras economías.

Si España es o no el siguiente país a quien le toque la mala suerte, es un tema que aún queda en el aire, para beneficio de todos esperemos que los especialistas que hablan al respecto tengan toda la razón y acierten en sus afirmaciones, pero la preocupación más importante es la que surge en cada hogar y es desde allí donde debemos empezar a gestionar  la protección de cada uno de nuestros intereses a futuro.

Por: Lizette Paternina