Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

El oro de los vándalos

août 22nd, 2012

No, el oro no es solamente una inversión de buen padre de familia. Como la fuerza para los Jedis, tiene su lado oscuro. Con pequeñas estafas en la mafia italiana, el oro también llena los bolsillos de personas deshonestas. Esto no es nada nuevo. Pero en estos últimos tiempos se observa un aumento de los arrestos y de desmantelamientos de tráficos pequeños y grandes… ¿corolarios del alza en la adquisición clandestina del oro?

En un barrio al  norte de Marsella (Francia), la semana pasada, un tráfico de oro ha sido desmantelado. El principio es simple y eficaz: la red utilizaba a un menor de 15 años, con el fin de evitar cualquier encarcelación posible. Acampando cerca de la carretera A7, el joven intermediario compraba piezas y joyas de oro robadas, por 20€ el gramo. Sin embargo la policía no ha logrado llegar a un enorme botín (60 gramos de oro en total), lo que hace presumir que el socio venía a “controlar las cuentas” regularmente. Una vez liberado, el tráfico continuará seguramente en otro lugar…

6 kilos de oro, es una presa un poco más consecuente.  Una familia que rondaba el Noroeste de Francia desde hacía un año ha sido interpelada la semana pasada también en Alta-Viena por hurtos en las casas. Estos “buscadores de oro” se quedaban 2 semanas en una ciudad antes de ir a buscar en otra. Pero han cometido el error fatal de colocar su botín en la caja fuerte de un banco local… El monto adquirido (en poco tiempo) de los objetos de oro ha debido despertar las sospechas de los empleados del establecimiento.

En Italia, hay una verdadera explosión de las tiendas que ofrecen a las familias comprarles su oro a cambio de dinero en efectivo. La mayor parte de este oro iría luego a Suiza de manera regularmente ilegal: las confiscaciones en la aduana están en constante aumento. Este oro, ideal para el blanqueo, serviría a las organizaciones criminales en el marco de intercambios por armas o del tráfico de drogas.

El tráfico ilegal es, por suerte, sólo una ínfima parte del comercio del oro. El oro limpio tiene su escaparate y no pasa por los circuitos paralelos.