Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

La moneda de oro del Señor de los Anillos: quien quiere el tesoro?

novembre 5th, 2012

Moneda de oro -Hobbit Bilbo

El 1ro de noviembre, la New-Zeland Post empezó a acuñar monedas de oro de curso legal sobre el tema del Señor de los Anillos. Una iniciativa que debería seducir más a los fanáticos de J.R.R. Tolkien que a los inversores. Con un precio dos veces superior a la cotización del oro, la moneda de oro tiene motivos para generar entusiasmo.

Pocas veces el marketing del cine habría llegado tan lejos. La trilogía del Señor de los Anillos, de Peter Jackson, cuenta con muchísimos seguidores, y Nueva Zelanda, la patria de la Tierra Media y la Comarca (donde se han filmado las películas), lo sabe muy bien.

Con ocasión del 4to capítulo del Señor de los Anillos (“El Hobbit”), que es, en realidad, el primero, Nueva Zelanda lanza una moneda “Hobbit” de curso legal, de las cuales algunas son de oro puro con una ley de 999,90‰ (24 kilates). Una bella opción con 3 monedas de una onza sobre las cuales figura el habitual retrato de Su Majestad la reina Isabel II en el anverso y, en el reverso, el retrato de Bilbon Bolson (héroe y protagonista de la película), así como Gandalf y Thorin Escudo de Roble. Sobre el titular dice “Tierra Media – Nueva Zelanda” en inglés y en el idioma de los elfos.

Las monedas propuestas tienen una tirada muy limitada: 1.000 ejemplares para la moneda de oro Bilbon y solamente 250 estuches que contienen 3 monedas de una onza con la esfinge de los tres protagonistas.

La moneda única costará 3.695 dólares y el estuche de 3 monedas, 10.995 dólares.
A 1680,60 dólares la onza de oro actualmente, las monedas son sobrevendidas con una prima de colección asombrosa de entrada, que está muy lejos del precio spot de la moneda. Está claro que no se trata de una buena inversión en absoluto.

Ciertamente, el Señor de los Anillos tiene un éxito innegable, sobre todo después de la salida del primer capítulo en 2002, pero estas monedas son, al igual que las reproducciones del precioso anillo de oro, objetos de colección pero no una buena inversión. En resumen, un artilugio para fanáticos afortunados.