Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Oro por todas partes

juillet 7th, 2011

El oro tiene infinidad de usos en nuestra vida moderna. Si comparáramos todos los minerales que nos ofrece la tierra, podríamos asegurar que ninguno es más útil que el oro. Tal vez, esta utilidad se basa en que tiene algunas características especiales, como por ejemplo, conducir la electricidad, no se empaña, es maleable, puede ser aleado con otros metales, y hasta puede ser fundido.

Si recorremos con la mente las distintas culturas de la Antigüedad, nos daremos cuenta que de todas han utilizado el oro como símbolo de poder y de belleza. Hoy en día seguimos utilizando oro para los anillos de boda, los premios, lo utilizamos también como dinero, como inversión, etc.

La producción de objetos ornamentales fue probablemente el primer uso del oro hace ya más de 6.000 años. El oro se encuentra en estado puro, y es muy fácil de trabajar. En la actualidad, alrededor del 78% del oro que se consume cada año se utiliza en la fabricación de joyas.

El oro fue utilizado por los antiguos griegos en la fabricación de alhajas

Sucede que el oro posee propiedades especiales que lo hacen perfecto para fabricar joyería y alhajas, como su brillo y color atractivos, y la resistencia a la pigmentación. El oro puro es demasiado blando, pero los artesanos descubrieron que la aleación de oro con otros metales como el cobre, la plata y el platino permite reforzar su dureza. Desde entonces la mayoría del oro utilizado para hacer la joyería es una aleación con uno o más de otros metales.

Las aleaciones de oro tienen un valor más bajo por unidad de peso que el oro puro. El oro puro es conocido como el oro de 24 quilates y casi siempre está marcado con “24K”. Una aleación que es del 50% en peso de oro se la conoce como 12 quilates y está marcada con “12K”. Una aleación que contiene 75% de oro es de 18 quilates y está marcada “18K”. En general, la joyería de más quilates es más suave y más resistente a las manchas, mientras que la de menos quilates es más fuerte y menos resistente a la mancha, especialmente cuando está en contacto con la transpiración.

Una aleación de oro del 75%, 16% de plata y 9% de cobre produce oro amarillo. El oro blanco es una aleación de oro del 75%, 4% de plata, 4% de cobre y 17% de paladio, por citar algunos ejemplos (ver Los colores del oro).

El oro utilizado como apoyo financiero se almacena en lingotes. Hoy en día muchos gobiernos, personas e instituciones tienen inversiones de oro en la cómoda forma de lingotes.

Según algunos registros históricos, las primeras monedas de oro fueron acuñadas por orden del rey Creso de Lidia (una región de la actual Turquía) alrededor del año 560 aC. Las monedas de oro fueron utilizadas comúnmente en las transacciones hasta que el papel moneda se convirtió en una forma más común de intercambio.

Las monedas de oro hoy en día ya no son de uso generalizado para las transacciones financieras. Sin embargo, las monedas de oro emitidas en pesos específicos (onzas, gramos) son formas populares de la gente para comprar y poseer pequeñas cantidades de oro como inversión. Las monedas de oro también se fabrican en este momento como artículos “conmemorativos”. Muchas personas disfrutan de estas monedas conmemorativas, porque tienen tanto un valor de colección y un valor del metal precioso.

Hasta aquí nos hemos referido a los usos más conocidos y hasta obvios del oro (monedas, inversión en lingotes, joyería). Sin embargo, el oro tiene también uso industrial, por ejemplo, en la fabricación de productos electrónicos. Dispositivos electrónicos de estado sólido utilizan tensiones muy bajas y corrientes que son fácilmente interrumpidas por la corrosión o manchar a los puntos de contacto. El oro, en cambio, es un conductor de alta eficiencia que puede llevar a estas pequeñas corrientes y mantener los circuitos libres de corrosión. Los componentes electrónicos que se fabrican con el oro son muy fiables. El oro es utilizado en los conectores, los contactos del interruptor y del relé, uniones soldadas, los cables de conexión y regletas de conexión.

Una pequeña cantidad de oro se utiliza en casi todos los dispositivos electrónicos sofisticados. Esto incluye: teléfonos celulares, calculadoras, agendas electrónicas, sistemas de posicionamiento global de unidades y otros dispositivos electrónicos pequeños. Aparatos electrónicos más grandes, tales como los de televisión, también contienen oro.

Un dato curioso es que se producen casi mil millones de teléfonos celulares al año y la mayoría de ellos contienen alrededor de cincuenta centavos de dólares en oro. Su vida media es de menos de dos años y muy pocos se reciclan en la actualidad. A pesar de la cantidad de oro es pequeña en cada dispositivo, los números enormes se traducen en una gran cantidad de oro no reciclados.

El oro se utiliza en los circuitos electrónicos por su alta conductibilidad

Pero no sólo los celulares utilizan oro. Este metal es usado en muchos dispositivos de los ordenadores de escritorio o computadores portátiles. La transmisión rápida y exacta de la información digital a través del ordenador y de un componente a otro requiere un conductor eficiente y confiable. El oro cumple con estos requisitos mejor que cualquier otro metal. La importancia de la alta calidad y un rendimiento fiable justifica el alto costo.

Los conectores que se utilizan para montar los chips de microprocesadores y la memoria en la placa base y los conectores plug-and-socket utilizados para conectar todos los cables contienen oro. El oro en estos componentes es generalmente galvanizado en otros metales y aleaciones con pequeñas cantidades de níquel o cobalto para aumentar la durabilidad.

En otro orden, la medicina también utiliza oro. En la odontología, las aleaciones de oro se usan para los rellenos, coronas, puentes y aparatos de ortodoncia. Su uso en odontología se debe a que es químicamente inerte, no produce alergia.

Al igual que el uso en la joyería y ornamentación, el oro es conocido por haber sido utilizado en la odontología ya en el 700 aC. Se supone que los “dentistas” etruscos utilizaban hilo de oro para sujetar los dientes de reemplazo en las bocas de sus pacientes. El oro fue utilizado probablemente para llenar las cavidades en los tiempos antiguos, sin embargo no existe documentación o evidencia arqueológica de este uso del oro hasta un poco más de 1.000 años atrás.

Dientes de oro

El oro fue más generosamente utilizado en odontología hasta finales de 1970, cuando la crisis hizo demasiado caro su uso. Sin embargo, la cantidad de oro utilizado en la odontología está empezando a aumentar de nuevo. Un poco de motivación para esto proviene de la preocupación de que los metales menos inertes podrían tener un efecto adverso sobre la salud a largo plazo.

En otros campos de la medicina, el oro es utilizado como un medicamento. Las inyecciones de soluciones débiles de aurotiomalato sodio o aurotioglucosa se utilizan a veces para tratar la artritis reumatoide. También se implantan partículas de un isótopo radiactivo del oro en los tejidos para servir como una fuente de radiación en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer.

Muchos instrumentos quirúrgicos, equipos y dispositivos electrónicos de soporte de vida se realizan con pequeñas cantidades de oro. El oro es no reactivo en los instrumentos y es muy fiable en los equipos electrónicos y dispositivos de soporte vital.

También mandamos oro al espacio, cuando las agencias espaciales envían alguna nave. El oro se utiliza en los circuitos, ya que es un conductor de confianza. Además, muchas partes de cada vehículo espacial están equipadas con una película de poliéster recubierto de oro. Esta película refleja la radiación infrarroja y ayuda a estabilizar la temperatura de la nave. Sin ella, las partes de la nave espacial absorberían grandes cantidades de calor.

El oro también se utiliza como lubricante entre las partes mecánicas. En el vacío del espacio, los lubricantes orgánicos se volatilizan y se descomponen por la intensa radiación más allá de la atmósfera terrestre. El oro puede ser cortado en películas muy delgadas, y estás películas, colocadas entre las partes móviles críticas, sirven como lubricante: las moléculas de oro se deslizan entre sí bajo las fuerzas de fricción, lo que proporciona una acción lubricante.

El oro tiene múltiples usos en la producción de vidrios especiales para los edificios climatizados. Pequeñas cantidades de oro dispersas en el vidrio reflejan la radiación solar hacia el exterior, ayudando a los edificios de mantenerse frescos en el verano, y reflejar el calor hacia el interior interno, ayudando a mantener el calor en invierno.

El visor en el casco del traje espacial de un astronauta está recubierto con una película muy delgada de oro. Esta fina película refleja mucha de la radiación solar muy intensa del espacio, para protección de los ojos y la piel de los astronautas.
La mayoría de las formas en que el oro es utilizado hoy en día se han desarrollado sólo en las últimas tres décadas. Esta tendencia probablemente continuará. A medida que nuestra sociedad requiera materiales más sofisticados y confiables, su uso se incrementará aún más. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que el oro no es sólo un metal utilizado en el pasado más remoto, sino que también, por lo expuesto, es un metal del futuro. Y, sin dudas, su mejor momento es el presente. Si lo desea, preguntele a quienes invirtieron en oro en la última década cómo les ha ido… y se preguntará por qué usted no es uno de ellos.

Menos oro reciclado: más gente espera que el precio suba

janvier 25th, 2011

Una de las facetas en que se ha mostrado toda la magnitud de la crisis financiera internacional que se desató en 2008, y que tuvo su centro en Estados Unidos y los países de la eurozona, ha sido el incremento de la oferta de oro procedente del reciclado. Es decir, para hacer frente al impacto de la caída en la actividad económica mundial, muchas familias durante los últimos años han optado por vender “las joyas de la abuela”, y se han desprendido de alhajas compuestas por el metal precioso, con el fin de aumentar su propia disponibilidad de liquidez. De este modo, la oferta de oro procedente del reciclado de joyas ha mostrado una tendencia de tres años consecutivos de crecimiento desde 2007.

Sin embargo, de forma gradual, la actividad económica ha dado signos de recuperación durante 2010, lo que se tradujo en que una mayor cantidad de gente ha desistido de deshacerse de bienes de oro, poniendo un freno a la oferta disponible proveniente del reciclado. Así lo demuestra un reciente informe de la consultora londinense GFMS, especializada en metales preciosos, la cual ha señalado que la oferta de oro procedente del reciclado disminuyó más de un 1% durante el año pasado. La razón de este descenso es simple: ante la sostenida tendencia al alza del precio en el oro, una mayor cantidad de gente está esperando que el valor se incremente aún más en los próximos meses.

Este descenso de la oferta de oro procedente del reciclado tuvo lugar en un contexto en el que, como contrapartida, el precio del oro aumentó más de 30%. “Un número de vendedores potenciales probablemente esté esperando que el precio del oro alcance al menos 1.500 dólares la onza antes de poner el metal en el mercado”, ha indicado Philip Klapwijk, presidente de GFMS. Lo cierto es que el valor de la onza de oro se ha disparado desde los 600 dólares de 2007 hasta los 1.400 actuales, al verse como uno de los refugios más seguros para los inversores, ante la inestabilidad de los mercados financieros y la debilidad del dólar.