Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Oro en Colombia: Minas de La Colosa y Marmato

juin 5th, 2011

El país se ha convertido al parecer en una mina de oro en sí mismo, muchas son las solicitudes  que se acumulan de empresas que desean explotar el metal en suelo colombiano.

Más de cuarenta compañías han expresado su interés por acceder al mercado en los últimos años.

Cajamarca: Mina La Colosa

Mina La Colosa en Cajamarca

Con el descubrimiento de un yacimiento de Oro en el departamento de Tolima, en el año 2007, y que probablemente es uno de los diez yacimientos más grandes del mundo, incrementa el apetito de la empresas extranjeras, y ponen a Colombia en el punto de mira de las explotaciones.

El hallazgo se produjo en el municipio de Cajamarca, en la parte occidental de Ibagué, y se encuentra muy cerca del Proyecto del Túnel de la Línea, que comunica a Calarcá con Cajamarca, y debe su nombre al “Alto de la Línea”, en la Cordillera de los Andes, por debajo del cual pasará.

La multinacional sudafricana AngloGold  Ashanti  (con trabajos en Brasil y Argentina), fue la responsable del hallazgo de esta mina, y posteriormente la encargada de su explotación.  Alrededor de quince millones de onzas de Oro posee esta zona, lo que se traduce en unos quince años de trabajos.  Ningún proyecto aurífero había alcanzado la magnitud de La Colosa, que podría ubicarse en tercer lugar, por detrás de la mina de Yanacocha en Perú, y la Escondida en Chile.

Uno de los factores delimitantes de este proyecto es el medioambiental, ya que la zona está rodeada de ríos y reservas forestales, que se han visto afectadas (según las autoridades ambientales de Tolima), por las primeras perforaciones hechas por la multinacional, a lo que estos responden, afirmando <que la reserva fue delimitada en 1952, con el fin de ser explotada, y que aún quedan evidencias de que se desarrolló la ganadería y la agricultura en tiempos pasados>.  A raíz de estas polémicas, los trabajos se han paralizado en varias ocasiones.

El Oro se encuentra disperso por la superficie, en un área de 515 hectáreas aproximadamente, por ello el método de Minería a cielo abierto es el utilizado para la obtención del material.

Según los estudios realizados por el Ministerio colombiano de Minas y Energía, este yacimiento dejará considerables ganancias  al país, entre el 70% -80% de los recursos generados por la mina se quedarán en territorio nacional, representados en forma de impuestos, regalías y salarios.

Los trabajos de exploración realizados en Colombia, van de la mano con el tema de la seguridad, por ello los nuevos descubrimientos se asoman en los últimos años (a partir del 2005), cuando el problema de la guerrilla y los paramilitares se ha controlado con el mandato del expresidente Álvaro Uribe Vélez.  Hoy en día empresas tanto nacionales como extranjeras pueden adentrarse en territorios anteriormente hostiles.  En una geografía tan variada y exuberante como la colombiana, es muy probable que los trabajos de exploración arrojen un resultado muy positivo.

Los principales departamentos  en los cuales se concentra el interés de exploración son: Antioquia, Choco, Caldas, Bolívar, Tolima, Cauca, Santander y Nariño, siendo Antioquia el portador del mayor porcentaje.

Caldas: Mina de Marmato

Mina de Explotación a cielo abierto

Marmato es un pueblo, ubicado en la Cordillera Occidental Colombiana, entre Supía y Caramanta, en el departamento de Caldas. Su nombre proviene de la palabra “marmata” asociado a la “pirita” (mineral del grupo de los sulfuros).

Este pueblo ha vivido de la minería durante décadas, excavando el interior del subsuelo, y extrayendo el oro de forma artesanal.  Sus reservas se estiman en unas 5.3 millones de onzas troy de Oro, equivalentes a 164.9 toneladas de metal.

Según fuentes de Ingeominas, las explotaciones de Marmato se remontan a la época precolombina, al parecer desde el año 1522.  Fue fundado en 1525 por el español Jacinto Arboleda.

En 1822 el General Santander, al crear la República, solicitó un préstamo a Inglaterra, quien a cambió pidió en garantía las minas de Marmato.

Se ha convertido en la mina de la polémica, porque la multinacional Medoro Resources Ltd (apropiándose del proyecto por etapas, con la compra de acciones), interesada en los trabajos de explotación que se realizaran a cielo abierto, abarcando gran extensión de terreno, requiere el desplazamiento del poblado y la inclusión o expropiación de las actividades de explotación realizadas por los habitantes, para dar facilidades a los trabajos a gran escala. Lo que por obvias razones, ha generado el descontento de la población, quienes desean evitar a toda costa estas acciones.

En el 2011 Medoro Resources Ltd. Realizará diferentes trabajos para complementar el estudio de viabilidad del proyecto, sobretodo los de impacto medioambiental. El pasado 26 de mayo de 2011, la multinacional presentó su informe de Evaluación económica preliminar del proyecto,  pero aun sigue en pié la problemática del traslado del poblado. Algunas entidades gubernamentales lo consideran necesario, para proteger a los habitantes, debido a la amenaza de derrumbe del cerro.  Pero los marmateños no están muy convencidos de estas buenas intenciones, que bien pueden ser por intereses económicos.

Por: Lizette Paternina

Las compañías mineras como estrategia de inversión en oro

février 3rd, 2011

La realidad es la única verdad. Los mercados bursátiles han pasado tembladerales sin (o con muy pocos) antecedentes. La burbuja de las inversiones inmobiliarias ha explotado de la mano de las hipotecas subprime. El dólar, el euro, el yen y el yuan sufrieron embates inflacionistas, efectos del paro, impactos de los ajustes, las políticas reducción del gasto y los planes de rescate de los Bancos Centrales, la Fed y el FMI. El petróleo, otrora estrella de los inversionistas, se ha estancado.

En este escenario, a paso firme, el oro ha ganado terreno como la opción preferida de resguardo para inversores de todos los tamaños. Hasta los propios bancos centrales han recurrido a él para fortalecer sus reservas. Y por ello, saber cómo, cuándo y en qué invertir es el desafío para muchos que desean saber qué hacer con sus ahorros.

John Paulson es uno de los más nuevos gurús de las finanzas internacionales: entre 2007 y 2008, anticipándose a la crisis financiera, obtuvo ganancias de alrededor de US$ 20 mil millones. Y como en la actualidad lo preocupa la inflación, ha decidido invertir más de la mitad de esas ganancias en oro. Para ser más exactos, en minas de oro: Paulson & Co. es dueña de casi el 11% de AngloGold Ashanti Ltd y poco menos del 3% de Kinross Gold Corp. Pero también se ha preocupado por adquirir participaciones en mineras pequeñas selectas. Según publicó el diario The Wall Street Journal , Paulson sostiene que “las acciones pueden actuar como una apuesta apalancada al oro. Si los precios del oro suben, a las mineras les irá aún mejor. Sus títulos podrían subir tanto como el precio del oro”, les ha dicho a inversores. ¿Si funcionó la estrategia? En 2010 sus inversiones en mineras obtuvieron más de un 33% de rentabilidad.

El mismo diario cita otros dos casos: el de Thomas Kaplan, un multimillonario de perfil muy bajo que fue quien más ha apostado al oro: compró participaciones en empresas pequeñas de cada rincón del mundo y hoy posee activos en oro por más de US$2.000 millones. Para Kaplan, esas empresas tienen activos valiosos que “en una era donde impera el valor de la escasez de activos de metales preciosos, son el mejor apalancamiento”.

Hay quienes prefieren poner su dinero en activos cuya solidez esté asegurada, no sólo por la fortaleza de la inversión sino por la propia composición del material. Lingotes y monedas. Visibles, concretos, tangibles. Pero ese es otro capítulo. En todo caso, cuando las aguas financieras están agitadas –y vaya que lo están en los últimos años- el análisis de esta nueva opción de inversión vale para fortalecer la posición del oro como refugio estable.