Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Los gobiernos se suman a la fiebre del oro

juillet 8th, 2011

En líneas generales, la economía de los países se maneja como la economía de un particular. Se observa el mercado, se piensa dónde conviene invertir, y se actúa, esperando que la opción elegida sea la mejor. La gran diferencia entre la economía de una nación y la de un inversor, es que en el caso de la primera, si sale mal, perdemos todos. Una verdad incontrastable es que invertir en oro es siempre atractivo cuando se atraviesa una crisis, pero también es cierto que no ha surgido hasta el momento otra opción de inversión capaz de destronar al oro del lugar de preferencia del que goza.

El Consejo Mundial del Oro (WGC) ha publicado recientemente algunos datos que indican que las reservas auríferas de los bancos centrales del mundo crecieron en más de 276 toneladas en el primer trimestre de este año, y que llegan hasta casi las 30.500 toneladas.

Ya no solo los privados miran al oro como inversión y refugio

Liderando esta tendencia se ubica Arabia Saudita, que resulta ser el país que más ha elevado sus compras de oro. En concreto, el reino gobernado por Su Majestad Abdala bin Abdelaziz hizo crecer sus reservas hasta casi 329 toneladas, desde apenas 143 toneladas. Rusia es otro de los países que adicionó 26,6 toneladas de oro a sus reservas, las cuales ya alcanzan las 669 toneladas. España, por su parte, se viene deshaciendo de sus reservas en oro, por haber considerado hace unos cinco años que el metal había llegado a su techo de cotización (cuando aún estaba en apenas un poco más de 600 dólares la onza).

Otro dato significativo es que el mayor vendedor en lo que va del año es el Fondo Monetario Internacional, que desde principios de 2011 ha puesto en marcha un programa de venta de sus reservas. La cantidad de oro del organismo que ahora tiene como presidente a Christine Lagarde, lleva vendido es de 38 toneladas, pues ha disminuido sus reservas de 3.005 toneladas a las 2.967, lo que, según estimaciones del mercado, habría generado ganancias extraordinarias de aproximadamente 1.969 millones de euros.

El metal precioso va a cumplir once años consecutivos de alza, con una rentabilidad acumulada en términos nominales del 450%. La onza franqueó la barrera de los 1.500 dólares, y se está ubicando en 1.526,25. Si queda alguna duda de cómo seguirá el desarrollo de esta historia, los expertos en inversiones creen que “aún hay recorrido para rato, aunque a un ritmo más pausado y con alguna que otra corrección por el camino”.

Siempre juega a favor del oro las condiciones adversas, como pueden ser el tipo de interés desfavorable y las crecientes preocupaciones por la inflación. En cuanto a las dificultades que atraviesa la industria minera para mantener los ritmos de producción que exige la demanda, hay que destacar los hallazgos de nuevos yacimientos que se vienen produciendo en América Latina. El oro sigue presente en la mente de los inversores, y mientras esto siga así, seguirá subiendo en las gráficas económicas.