Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

China lidera la producción mundial de oro

février 11th, 2011

La vigorosa expansión de la economía china, que desde hace una década crece a tasas cercanas a los dos dígitos, ha confirmado durante el año pasado el nuevo status de segunda potencia económica mundial para el gigante asiático, superando a otras naciones industrializadas como Japón. El crecimiento de la economía se refleja tanto en los sectores de la actividad económica con mayor nivel de tecnología como en las actividades primarias y de extracción. Prueba de esto último es que, según un reciente informe de la consultora internacional GFMS, especializada en metales preciosos, durante 2010 China se ha vuelto a erigir como el mayor productor mundial de oro, tras seis años consecutivos de incremento en sus niveles de producción.

Según datos oficiales del gobierno chino, la expectativa es que al cierre de 2010 se haya establecido una nuevo récord de alrededor de 340 toneladas de oro extraídas, lo que equivale a un aumento de más del 8% en comparación con 2009, período en que fueron extraídas 319.980 toneladas. En los primeros 11 meses del año pasado, la producción de oro fue de 308,39 toneladas, un 9,2% más alta que la correspondiente al mismo período de 2009.

Después de China, el segundo productor mundial de oro es Australia, seguido de cerca por EE.UU., Sudáfrica y Rusia.

La mayor importancia que tiene el consumo de oro en China no sólo se refleja en su mayor nivel de producción, sino también en la importancia creciente de la importación: en los primeros 10 meses de 2010, China importó 209,7 toneladas de oro, frente a las 45 toneladas importadas durante el mismo período en 2009. A este paso, se espera que en dos años China supere a la India como el mayor importador mundial de oro. De este modo, sumando la producción nacional con las importaciones, el consumo de oro en China podría llegar a 600 toneladas anuales, el equivalente a un cuarto de la producción mundial.

Menos oro reciclado: más gente espera que el precio suba

janvier 25th, 2011

Una de las facetas en que se ha mostrado toda la magnitud de la crisis financiera internacional que se desató en 2008, y que tuvo su centro en Estados Unidos y los países de la eurozona, ha sido el incremento de la oferta de oro procedente del reciclado. Es decir, para hacer frente al impacto de la caída en la actividad económica mundial, muchas familias durante los últimos años han optado por vender “las joyas de la abuela”, y se han desprendido de alhajas compuestas por el metal precioso, con el fin de aumentar su propia disponibilidad de liquidez. De este modo, la oferta de oro procedente del reciclado de joyas ha mostrado una tendencia de tres años consecutivos de crecimiento desde 2007.

Sin embargo, de forma gradual, la actividad económica ha dado signos de recuperación durante 2010, lo que se tradujo en que una mayor cantidad de gente ha desistido de deshacerse de bienes de oro, poniendo un freno a la oferta disponible proveniente del reciclado. Así lo demuestra un reciente informe de la consultora londinense GFMS, especializada en metales preciosos, la cual ha señalado que la oferta de oro procedente del reciclado disminuyó más de un 1% durante el año pasado. La razón de este descenso es simple: ante la sostenida tendencia al alza del precio en el oro, una mayor cantidad de gente está esperando que el valor se incremente aún más en los próximos meses.

Este descenso de la oferta de oro procedente del reciclado tuvo lugar en un contexto en el que, como contrapartida, el precio del oro aumentó más de 30%. “Un número de vendedores potenciales probablemente esté esperando que el precio del oro alcance al menos 1.500 dólares la onza antes de poner el metal en el mercado”, ha indicado Philip Klapwijk, presidente de GFMS. Lo cierto es que el valor de la onza de oro se ha disparado desde los 600 dólares de 2007 hasta los 1.400 actuales, al verse como uno de los refugios más seguros para los inversores, ante la inestabilidad de los mercados financieros y la debilidad del dólar.