Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

La crisis y el oro como reserva

juillet 5th, 2011

El mundo permanece expectante a la espera de la resolución de la crisis griega. Aunque parezca exagerado, la forma en que se resuelva puede afectar a regiones impensadas del planeta. Mientras todo esto se dirime, avanza y retrocede, en el medio hay vidas que deben seguir su curso. Y la incertidumbre puede ser muy tentadora para los inversores de riesgo, pero no para quien ahorra lo poco que tiene, y desea salvaguardarlo de la depreciación.

Esto es lo que pasa con los ahorristas que no saben cuál es el camino más seguro para mantener su inversión en crecimiento, o al menos inalterable.

Como una parte del mismo conjunto, a mayor incertidumbre, mayor cantidad de economistas que opinan y recomiendan distintas opciones para invertir el dinero. Uno de ellos, Jorge Sepúlveda, opina que el papel moneda (dólar, euro, libra esterlina) continúa siendo la opción más elegida, y claro está, la que se encuentra más a la mano del pequeño inversor. Luego siguen en la lista la bolsa (exclusivamente para quienes tienen algún tipo de conocimiento, de lo contrario se vuelve una opción muy insegura debido a su alta volatilidad). Detrás de la bolsa, están las commodities, entre la que se destaca el oro.

El listado precedente se repite en la mayoría de los países del continente, pero en otras latitudes, como las naciones del Lejano Oriente (recordemos que China es una de las economías que se muestra más fuerte a pesar de todo), el oro ha trepado ya al segundo lugar de preferencia de los inversores.

Con respecto a las perspectivas para esta segunda mitad del año, el componente político sumó un ingrediente a la volatilidad de los mercados. La convulsionada situación en los países del Oriente Medio mantiene expectante al mercado en lo que hace al petróleo.

Lógicamente, como sucede con toda crisis económica, el mundo deja de invertir, pero esta situación no puede mantenerse a largo plazo, pues el dinero debe estar en movimiento, por lo cual los mercados comenzaron a posicionarse de otra manera, pero posicionarse al fin.

Muchos expertos sostienen en este momento que cuando no se sabe qué hacer con el dinero, “el lugar más natural es invertir en oro. La gente lo compra, y su precio no sube porque haya poco oro, sino porque todos quieren comprarlo”.

Obviamente, también están quienes sostienen que el alza sostenida en el valor del oro ha llegado a su techo. Sin embargo, lo mismo habían dicho los “expertos” hace algunos años, para justificar la venta del oro de reservas que tenía el gobierno español. Escudado en la frase de que el metal precioso “ya no es una inversión rentable”, el entonces vicepresidente económico, Pedro Solbes, justificaba en 2007 la venta de más del 32% de las reservas que el Banco de España había realizado en ese mismo ejercicio. Y no era la primera vez que lo hacía, pues un año antes ya se había deshecho de poco más de un 7%. Vale recordar que en ese momento, la onza de oro cotizaba a 669 dólares, mientras que ahora ronda los 1.525. Los 4,3 millones de onzas de oro que se vendieron 2007 a 2.108,6 millones de euros al cambio de ese momento, vale hoy casi un 125% más. En sólo cuatro años, España perdió más de 2.350 millones de euros por no confiar en el oro.

Otra de las razones de la venta que el Gobierno arguyó hace cinco años fue la misma que la del resto de bancos centrales europeos, que tras la entrada del euro habían acordado prescindir paulatinamente de sus reservas de oro en favor de otros activos más rentables y fáciles de custodiar. No obstante, rápidas de reflejos, las entidades centrales europeas han dejado de deshacer sus posiciones en oro y, adicionalmente, las autoridades monetarias de los países asiáticos se han lanzado a comprar oro para diversificar sus reservas rebosantes de dólares.

Evidentemente, algo tiene el oro que genera seguridad en todos los niveles de inversión.

El escenario de incertidumbre que hará subir el precio del oro en 2011

juin 2nd, 2011

“A comprar oro que se acaba el mundo”, bien podría ser la tapa de algún periódico sensacionalista por estos días. Sin llegar a ese extremo, la realidad muestra un escenario global donde los inversores en todo el mundo finalizarán el mes de mayo con algunas preocupaciones adicionales a las que arrastran desde comienzos de año. ¿Cuál es este escenario de incertidumbre económica que mantiene en el alza la demanda de oro como refugio de valor?

En primer lugar está Europa. Como si la situación en el viejo continente no fuera lo suficientemente inestable, Italia le agregó esta semana alguna dificultad adicional: la agencia calificadora de riesgo Standard & Poor’s sorprendió a todos al rebajar la calificación de la deuda italiana al pasarla de estable a negativa. ¿Todo ello por las fiestas salvajes de Berlusconi? No exactamente. Los pronósticos de lento crecimiento del país y las inquietudes sobre la capacidad del gobierno para reducir la deuda pública fueron los principales argumentos esgrimidos por los analistas de S&P.
Luego, el influyente economista y premio Nobel Paul Krugman advirtió ayer desde las páginas del New York Times que Europa ha fallado en reestablecer la confianza, y señaló la necesidad de que Grecia, Irlanda y Portugal reestructuren su deuda, ante las fallidas medidas de austeridad aprobadas por los gobiernos de estos países. Para el laureado académico, “ahora está claro que Grecia, Irlanda y Portugal no podrán y no pagarán sus deudas”. A España no le va mucho mejor, el gobierno encabezado por Rodríguez Zapatero quedó en una situación de debilidad para llevar a cabo reformas económicas, luego de las derrotas sufridas en las elecciones municipales celebradas el fin de semana pasado, en medio de incesantes protestas sociales.

Pero las malas noticias para los inversores no son exclusividad europea. La ralentización en el crecimiento económico de China preocupa al resto del globo, debido a la enorme participación que tiene el gigante asiático como consumidor mundial. Según un reciente análisis de Goldman Sachs, el crecimiento de China se desaceleraría cerca de un 8% en el segundo semestre de 2011, agregando que los datos económicos y la baja en las materias primas llevarían a las autoridades a finalizar con su ciclo de endurecimiento monetario en algún momento de este año. La producción de manufacturas de China creció mucho menos de lo esperado en abril, generando temor a un enfriamiento de la segunda economía del mundo, pese a que la inflación marcha cerca de sus niveles máximos de 32 meses.
¿Y Estados Unidos? El dólar se está debilitando y la semana pasada el endeudamiento público alcanzó el límite permitido en el presupuesto, en medio de tironeos entre la administración de Barack Obama y el Congreso para lograr una ampliación. El Parlamento americano cuenta con 10 semanas de plazo para elevar el límite o de lo contrario arriesgarse al pánico financiero o a otra recesión.
Como si fuera poco el titular el Fondo Monetario Internacional (FMI), una entidad que actúa como salvavidas de las economías en problemas, Dominique Strauss-Kahn fue encarcelado en Nueva York acusado de abuso sexual, poniendo un signo de interrogación a su sucesión al mando del organismo multilateral de crédito.
¿Cuál es la conclusión? En los momentos actuales, caracterizados por la desconfianza en los mercados bursátiles, con un panorama financiero de falta de liquidez, con la inseguridad visible de si mis ahorros están en un lugar seguro, de debilidad en las monedas, de recesión económica, de tasas de desempleo que espantan, lo mejor es buscar refugio en activos que no pierdan su valorización. Y que mejor entonces que apuntar la mirada hacia el único dinero que no pierde su valor: el oro.

Fernando

El caso Strauss-Kahn y sus efectos colaterales

mai 18th, 2011

Como si no tuviera suficientes problemas la economía mundial, se suma ahora el escándalo de uno de sus cabecillas, Dominique Strauss Kahn, presidente del FMI, y que este fin de semana protagonizó uno de los mayores altercados de su vida profesional y personal.  Cansados de los inmorales espectáculos de Berlusconi, ahora se tiñe una nueva mancha sobre un dirigente europeo, lo que deja a la vista la calidad, la ética y la moral de esos que dicen llevar las riendas de nuestro futuro.  Será Europa demasiado permisiva con este tipo de hechos?.

Y la pregunta inevitable es, si repercutirá este desafortunado y bochornoso incidente en el futuro económico, político y financiero mundial?.

Para empezar, el cambio de presidente es inminente, con los rescates a tres países europeos en la mesa, el segundo para uno de ellos <Grecia>, y la recia crisis que atraviesa el continente, no da lugar a que el puesto quede vacante por mucho tiempo más.   Reuniones importantes se avecinaban, por ejemplo con Angela Merkel, que tendría lugar el pasado domingo 15 de mayo, como antesala a la de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro  efectuada el lunes 16.

Dominique Strauss-Kahn

Para Grecia como país más afectado por la crisis económica, la situación de Strauus Kahn le repercute totalmente.  Significa un retraso en el segundo proceso de rescate, ya que DSK era quien mejor conocía la condición de este país y las medidas que debían llevar a cabo para hacer frente a ese nuevo préstamo.

Si nos trasladamos a territorio francés, el partido socialista ha perdido a su representante, quien hasta hace pocos días se postulaba como claro contrincante y sucesor de Nicolás Sarkozy.  De momento estas intenciones han quedado truncadas, lo que ha obligado al PS Francés a reunirse y tomar decisiones con respecto al futuro de su campaña.  Tienen claro que sea cual sea el dictamen del juicio contra Strauss Kahn,  la campaña debe continuar, y desean desmarcarse del escándalo de su candidato, atribuyendo este infortunio a su vida privada, que nada tiene que ver con las bases de su partido.  Adelantándose a las posibles represalias que pueda tomar la derecha, y aprovecharse de este torbellino para hacer proselitismo y sumar votantes.

Lo que concierne al Euro, ha registrado una caída en los mercados asiáticos a principios de esta semana al conocerse la noticia de la detención, situación preocupante para los inversionistas, quienes temen que los esfuerzos hechos para ajustar la crisis económica se vean empañados por este asunto.  El euro pasa por horas sombrías, y el Oro repunta sobre él y ante estos momentos de inestabilidad financiera y política sigue actuando como fortaleza que protege los intereses de los inversores.

Actualmente se barajan varios nombres sobre el posible sucesor de Strauss-Kahn, americanos y mexicanos, deseosos de reformas en el fondo de esta institución, y que la tradición de que su líder sea europeo termine, se atreven a apostar por representantes como: Ernesto Zedillo expresidente de México, o el actual dirigente del Banco de México Agustín Carstens.

En España, la ministra de economía Elena Salgado es una de las que se ha promulgado en cuanto a este suceso, expresando que “Hay que confiar en que en este caso al menos Strauss-Kahn utilice su mejor criterio. En otros no parece que lo haya hecho”, refiriéndose así a la inminente renuncia de DSK.

Sea cual sea la decisión final, y si el sucesor es europeo o de cualquier otra nacionalidad, esperamos que sea un dirigente digno del cargo que se le otorga, porque al ser un personaje público hace parte de un todo, y este incluye tanto su vida profesional como personal, que debe ser intachable.  No nos vale con desligar una cosa de otra como quiere hacer el PS Francés.  Los habitantes de estas naciones, ya estamos cansados de tantos actos vergonzosos y denigrantes, y aunque todavía no se ha dictaminado el fallo del jurado, y se recurre a la presunción de inocencia, lo que es incuestionable es que un dirigente de esta talla no debe estar envuelto en tan indecorosa realidad.

Por: Lizette Paternina