Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Portugal en el ojo de la tormenta y España en la mira

janvier 14th, 2011

El inicio de 2011 para Portugal no ha sido mucho mejor que el cierre de 2010. A los desequilibrios presupuestarios que se han ido acumulando, se suman nuevas luces de alerta que, indefectiblemente, impactan negativamente en la imagen de la economía española.

En los primeros días del año, los títulos públicos portugueses cayeron notablemente. El Banco Central de Portugal (BCP) ha perdido en una semana un promedio de 16 millones de dólares diarios.

Sumado a ello, cuando Portugal decidió colocar 500 millones de euros en letras a seis meses, debió ofrecer muy alta rentabilidad respecto de los que se pagaron en septiembre, fecha de la última operación similar. El Tesoro se vio obligado a brindar una rentabilidad del 3,686 %, más de un 80% por encima de lo pagado en septiembre (2,04%).

Con la mirada de los mercados internacionales puesta en la economía lusa, aumentan los rumores de que el país estaría siendo presionado para recurrir a ayuda externa. Según informes de Spiegel y la agencia Reuters, Alemania y Francia querrían empujar a Portugal a solicitar un rescate del fondo de la Unión Europea para evitar que la crisis de su deuda se extienda a España o Bélgica. Las autoridades lusas han salido a desmentir las versiones pero, sin embargo, el euro sigue cayendo debido a los temores de contagio.

Mientras tanto, las desavenencias entre autoridades monetarias avivan la llama. Teodora Cardoso, economista y administradora del Banco de Portugal, ha señalado que el país necesita de la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el corto plazo. De esta forma, contradijo las afirmaciones del gobernador de esa entidad, quien pocos minutos antes había afirmado que Portugal está capacitado para resolver sus problemas solo.

En los mercados bursátiles el temor a que la desconfianza sobre Portugal se extienda a España ha provocado la caída de la bolsa, y los bancos fueron los más castigados ya que a las dudas sobre las economías periféricas se ha sumado la desconfianza que provocó la nueva legislación internacional que propone controlar la actividad de los bancos “demasiado grandes para caer”, para que no se repita un fenómeno como el de Lehman Brothers.

Por su parte, Joseph Stiglitz, el premio Nobel de economía, ha destacado que por su incapacidad para crear empleo y para reducir con eficacia su déficit público, España podría atravesar una crisis similar a la que afectó a la Argentina en 2001.

“Las respuestas ingenuas, como recortar el gasto o subir los impuestos, sólo empeorarán las cosas, como ha quedado dramáticamente de manifiesto con la reacción del mercado al recorte impulsado”, dijo Stiglitz.