Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

Monedas con errores: cuando la imperfección vale Oro

juin 14th, 2011

25 Pesetas de Alfonso XII con fallos debido al Cospel defectuoso y ondulado longitudinalmente

Error de acuñación, problema técnico, inexperiencia, falta de cuidado…En la acuñación de las monedas, muchas veces, ocurren pequeños accidentes y es cuando las piezas con errores se producen.  Lejos de ser desechadas y de considerarlas como inservibles, estas monedas raras, son muy buscadas por coleccionistas, y su valor puede alcanzar unos miles de euros.  Es cuando la imperfección vale Oro.

Que se considera una moneda con errores?

En el libro “La acuñación y las monedas con errores” de Jean-Claude Chort, el autor define una pieza imperfecta como: < Toda moneda que no es fiel al diseño original o que no cumple con las especificaciones puede ser calificada como imperfecta, esta  diferencia se debe a un error o un problema técnico, y por lo tanto no se desea.  El defecto puede ser muy visible o discreto, sin carecer de interés para el coleccionista>.

Por que existen las monedas con errores?

Las monedas se producen por millones de ejemplares: a este ritmo tan intenso de trabajo, es imposible no dejar pasar algunas piezas con defectos.  Al final con el volumen impresionante de monedas producidas, la parte correspondiente a las defectuosas es mínima.  De este modo encontramos en circulación piezas que contienen ciertos fallos, muchas de ellas muy apetecidas debido a su rareza y singularidad.

Qué defectos encontramos en una moneda imperfecta?

Moneda de 8 Escudos de Carlos IV con defecto en el canto


Los errores se producen a raíz de cuatro causas:

–       El canto  y la Virola

–       Los espacios en blanco

–       Los montajes y ajustes

–       La prensa y acuñación

Podemos encontrar las siguientes anomalías:

– Sobre el canto y la virola: leyenda, milésima, signo distintivo u otro punzón erróneos, canto doblado, canto roto (agrietado, quebrantado, hundido, etc.), c alterado, virola errónea o rota.

– Sobre los espacios en blanco: error de laminación, recorte, ensamblaje, cobre defectuoso, problemas de aleación, etc.

– Concerniente al montaje y los ajustes: error de montaje o de abastecimiento en la presa, error de ajustes (esquinas no alineadas, acuñación suave).

– Sobre la prensa y acuñación: acuñación descentrada, reverso y anverso iguales (múltiples, incusos), esquina torneada, cortes defectuosos, etc.

Como notar la diferencia  entre una moneda “falsa” y una con “errores”?

Las monedas con errores son simplemente el producto de un proceso legal de fabricación de piezas, que en su camino encontró anomalías, independientes a la voluntad del taller que las produjo.

Las monedas falsas, intencionalmente son alteradas o modificadas, ciertos falsificadores por ejemplo, no dudan en dejar la pieza en una solución ácida, o en agua salada para corroer el material y modificar su aspecto. Otras manipulaciones, como mellar la esquina, alterar el color de la moneda, estrecharla, también existen.

Para diagnosticar las piezas, y establecer las diferencias entre una falsa y una verdadera con errores, las siguientes herramientas son indispensables:

–       La lupa

–       El microscopio, que permite detectar los plagios artesanales o híbridos fraudulentos.

–       La balanza electrónica

–       El imán, que permite detectar acuñaciones magnéticas

–       Calibrador para monedas.

Cuál es el valor de las monedas con errores?

No existe una cotización oficial para estas piezas: su valor está establecido en base a la ley de la oferta y la demanda.  La oferta es particularmente  más reducida, al ser muy raras estas piezas en circulación. La demanda es confidencial, pero existe. Por ejemplo en Francia la tendencia a adquirir estas monedas aumenta, aunque se queda un poco al margen si la comparamos con Estados Unidos, donde estas piezas tienen mucho éxito desde hace varios años, y la gama de precios inmensa.

Una moneda con un borde roto, por ejemplo, puede costar 1€, un Napoleón de 40 Francos de Oro hasta 12.000€.  En cuanto a las piezas encontradas con errores en Estados Unidos, algunas se negocian entre los 30.000 y 350.000 dólares, unos precios exorbitantes.

En conclusión, si alguna  vez encontramos una pieza autentica con errores, vale la pena no dejarla pasar de largo.

Articulo traducido y adaptado del Blog: loretlargent.info

Por: Lizette Paternina