Noticias RSS
    RSS
  • Todos los articulos
  • Todos los comentarios
Artículos Populares
Categorías
Enlaces

El “Argentino de Oro”, una moneda cargada de historia

mai 3rd, 2011

Su escasez es inversamente proporcional a la cantidad de historia que encierra, algo que la convierte en un objeto de deseo por parte de los numismáticos que se lanzan a su búsqueda, algo, por cierto, nada sencillo. El “Argentino de Oro” es el nombre de una emisión monetaria de oro acuñada por la Casa de la Moneda de la Nación Argentina durante el período 1881-1886, y que tiene un mérito que la distingue hasta estos días: es la única moneda de oro de la Argentina que se ha acuñado dentro de ese país, ya que nació con una ley que creó al Peso Moneda Nacional.

La Constitución argentina del año 1853 –la misma que, con modificaciones parciales, rige hoy en día- dispuso que la acuñación de monedas estuviera a cargo de la Nación Argentina, dejando a un lado las casas de monedas provinciales, y procediendo a la emisión de monedas de oro, plata y cobre. En lo que respecta al Argentino de oro, el diseño original pertenece al orfebre italiano Údine, y su circulación fue muy limitada, ya que apenas se acuñaron 6.343.022 piezas en 14 emisiones. Su utilización principal consistía en que era aceptada como medio de pago para las transacciones internacionales con otros países, por lo que su circulación para los pagos entre la población fue, durante el período que estuvo en vigencia, sumamente escasa.

El Argentino de oro (1881)

En lo que respecta a las especificaciones de esta moneda de colección, se trata de una aleación con cobre y tiene un peso bruto de 8,0645 g y una pureza de 0,900, con un diámetro de 22 mm. Durante el período 1881-1889, esta moneda tuvo 2 valores: 1 Argentino, el equivalente a 5 m$n (Peso Moneda Nacional) y 1/2 Argentino, equivalente a 2,5 m$n. A diferencia de la primera, está última moneda de 1/2 Argentino es extremadamente difícil de obtener, ya que solo se acuñaron 421 unidades, por tratarse de una moneda de complicada elaboración, lo que la convierte en todo un desafío para los apasionados coleccionistas que se lancen a su búsqueda.